CARGANDO

Escribe para buscar

Ciudad Portada

Quito Honesto descubre más irregularidades en contratos

Compartir

Un informe, al que accedió Criterios, detalla lo que pasó en los contratos municipales durante la emergencia. El texto ya está en manos del Alcalde y los concejales. 

Foto: Daniel Molineros – API

El Concejo Metropolitano de Quito recibió el segundo informe sobre los contratos de distintas depedencias municipales durante la pandemia. En el primero se hallaron irregularidades. Ahora se confirman y se hallaron otras.

El informe, al que accedió Criterios, muestra 107 procesos de emergencia. De estos, se analizaron 41 procesos entre el 17 de marzo y 20 de junio de 2020. Y, hasta el 12 de agosto pasado, se reportaron otros 25, analizados entre el 21 de junio y el 24 de julio. Es decir, Quito Honesto analizó 66. Y avanzan en los otros. Incluso el monitoreo y vigilancia de los procedimientos bajo régimen común o especial que han realizado las entidades del Municipio.

En total, el Municipio ha gastado casi USD 14 millones en contratos durante la emergencia sanitaria. Las 100 000 pruebas para COVID-19, que son objeto de investigación penal, costaron USD 3,7 millones.

En el informe, que ya está en manos del alcalde Jorge Yunda y de los concejales metropolitanos, Quito Honesto determinó que los hallazgos encontrados en la revisión son similares a los primeros que fueron analizados… Estos son: recurrencia de contrataciones con los mismos proveedores; no se establecieron de forma clara las características y especificaciones técnicas de los productos, insumos y bienes adquirirse; hubo autoridades actuaron sin contar con la competencia en cuanto a su delegación y montos autorizados; hay falta de una debida motivación de los actos administrativos con los cuales las máximas autoridades declaran la emergencia; entre otras. 

Pero hay algo nuevo. En las conclusiones se indica que la entidad de vigilancia municipal ha podido evidenciar que ciertas entidades, sin especificar cuáles, han aplicado el procedimiento de emergencia sin que en efecto concurran, de forma simultánea, los criterios necesarios y legales. 

Además, Quito Honesto descubrió que varias contrataciones fueron parte del Plan Anual de Contrataciones, y debían aplicar procedimientos establecidos en el régimen común. Pero lo hicieron como emergencia. Y esto sirvió para saltar pasos previos, como licitaciones. 

Finalmente, la mayoría de las contrataciones han sido recibidas a satisfacción por parte de las entidades contratantes; sin embargo, si bien se elaboraron actas de entrega-recepción de las obras, bienes y servicios contratados, “en su gran mayoría no se ha conformado una Comisión para la suscripción de estos instrumentos legales”.

Quito Honesto recomendó en su informe que, para el futuro, el Municipio abandone los procedimientos contractuales por emergencia y vuelvan al regimen común, para precautelar el dinero de los quiteños. Incluso, que los futuros contratos estén debidamente justificados.

El informe detallado está en manos del Concejo. Ellos deberán sesionar para conocer y decidir qué hacer con los hallazgos. 

No obstante, Quito Honesto es una entidad que ha recibido serios cuestionamientos en el Consejo Metropolitano. Lo acusan de falta de trabajo, poca capacidad de gestión, incluso de jugar a favor de Yunda. Pero los cierto es que tiene limitaciones legales evidentes. Michel Rowland, presidente de Quito Honesto, aceptó una entrevista con este portal sobre el presente y el futuro de esa organización. Además, de los casos reportados. Aquí un extracto del diálogo. 

Nos ocultaron información: Michel Rowland

Quito está escandalizada con la corrupción en el Municipio. ¿Cómo ha respondido en esta coyuntura tan dura para el Cabildo?
Quito Honesto está realizando un trabajo técnico. Soy delegado del Alcalde. Yo conocí al señor Alcalde el 14 mayo del año pasado. El día que se posesionó. Él confió en mi perfil profesional por recomendación de Ruth Hidalgo, de Participación Ciudadana, quien fue la persona que refirió mi nombre. Y desde entonces yo he trabajado de manera independiente y sin condiciones, prohibición o direccionamiento. Sobre los debates políticos que se dan en el Consejo, yo entiendo que es una dinámica entre distintos grupos que tienen una visión de cómo debe manejarse la ciudad y, claro, el señor Alcalde y el grupo de concejales que trabaja con él, tienen una visión. Los concejales de otros grupos tal vez tengan otra dinámica. Eso es respetable y entendemos, desde Quito Honesto, que puede haber distintos intereses. Pero lo que queremos garantizar a todos, al señor Alcalde, a los concejales que trabajan con él, a los concejales de la oposición, es entregarles información objetiva sobre lo que sucedió y lo que está sucediendo durante los procesos de contratación bajo emergencia. 


Foto: Cortesía Quito Honesto

¿Descubrió irregularidades?
Sí, han habido irregularidades en algunos contratos. Por ejemplo, el tema del contrato de la Epmaps sobre la desinfección de sus instalaciones. Encontramos que el valor que se contrató para la desinfección estaba muy por encima en comparación con los datos que encontramos en el portal de datos abiertos. Tenemos también otro que estamos reportando este momento sobre el Cuerpo de Agentes Metropolitanos en donde el costo de los insumos de seguridad también está por encima del valor promedio del mercado. Y, además, el proveedor no entregó a tiempo los productos y, a pesar de esto, no dieron por finalizado el contrato de manera unilateral. 

¿Sobre las pruebas para COVID-19?
Hicimos un informe inicial y un informe ampliatorio. Hasta la fecha, no encontramos una serie de anomalías o algún tipo de problemas. Pero la justicia ya lo tiene en sus manos. La Fiscalía lo está investigando. Me han pedido que facilite los informes que presentamos. Estamos esperando los resultados. También laContraloría emitió un informe hacia hacia Fiscalía, en donde decía que había indicios de responsabilidad penal y administrativa, pero no hemos tenido acceso a ese texto porque está en proceso y, por lo tanto, es de información reservada. Habrá que ver cuando se vuelva público esto, si realmente hay indicios de responsabilidad penal o administrativa. Porque siento que puede haberse utilizado como un tema político, un tema para afectar ciertos intereses y promover otros intereses. Desde Quito Honesto trato de hacer el trabajo de la manera más objetiva posible. 

Hay otros escándalos que han surgido en este último tiempo. Por ejemplo, el caso Geinco.
Hablemos de los contratos del régimen especial que se han dado en el Municipio. Ahí tenemos el caso que menciona de Geinco, de Inmosolución, porque aparentemente Geinco fue una subcontratista de Inmosolución, que es una entidad pública. El régimen de contratación especial, vigente en el Ecuador, permite contratar entre empresas públicas y, en teoría, esto es para fortalecer al Estado. Esta fue una decisión del régimen anterior. Como usted recordará, la Ley de Contratación Pública fue emitida durante la época del mandato del expresidente Rafael Correa. Entonces hay una lógica detrás de eso. Pero esto ha generado cierto tipo de espacios ocultos, espacios discrecionales, en donde se han dado a este tipo de contratos. A nosotros nos informaron. En el tema de los contratos de repavimentación… desde septiembre pasado, trabajando con la Comisión Nacional Anticorrupción, pedimos al gerente de la Epmmop de ese entonces, Mauricio Rosales, que nos facilite los contratos de repavimentación. Nos mandó cuatro de los cinco contratos. Nos mandó los contratos con Herdoiza Crespo, entre otros, que sumaban unos USD 16 millones. Pero no envió el contrato de USD 31 millones, que era el más grande. Y, por supuesto, si lo hubiéramos recibido, nos hubiera llamado la atención un contrato tan grande con un solo proveedor. Hubiéramos pedido una explicación. Pero nos ocultaron información. En el caso de la Epmaps, un contrato de USD 20 millones de dólares para la construcción de aceras, bordillos, adoquinado, etcétera. USD 20 millones de dólares con Inmosolucion… tampoco nos reportaron ese contrato. Entonces, hubo ocultamiento de información a Quito Honesto, a los concejales y a la ciudadanía. Paralelamente, el Colegio Ingenieros Civiles y la Camicon ya nos habían transmitido ciertas inquietudes, pero no las habían puesto por escrito, sobre los contratos con cero adelanto, que eran precisamente estos de régimen especial. En donde las empresas que tenían el brazo financiero adecuado podían participar, porque no les daban un adelanto. Usted sabe que en muchos contratos, si no da un adelanto, el contratista no tiene la capacidad para poder iniciar las obras. Entonces, el régimen especial se convirtió en un elemento perverso para ocultar este tipo de procesos que ya saltaron a la luz pública.

¿Qué han hecho desde Quito Honesto?
Enviamos un pedido al Alcalde para que, desde el despacho el máxima autoridad, se emita un exhorto, una resolución, prohibiendo o  solicitando que se restrinja el régimen especial. Entonces, desde el despacho del Alcalde se emitió una resolución que dispone que cualquier tipo de contrato de régimen especial debe pasar por nuestra revisión previa y, nosotros, en el plazo de 72 horas, emitimos un pronunciamiento sobre la pertinencia o no del régimen especial. Este momento acompañamos a la Epmmop en una contratación de régimen especial, precisamente para evitar que se repitan hechos como estos, y visibilizar y conocer qué es lo que están haciendo bajo la modalidad régimen especial.

¿Qué ha hecho Quito Honesto sobre el caso de los agentes metropolitanos de tránsito involucrados en la entrega de credenciales falsas de la DEA?
No puedo opinar mucho sobre el tema de la Agencia Metropolitana de Tránsito. Acabo de terminar una conferencia con el director de la AMT sobre lucha contra la corrupción. Él tiene creado un Comité de Asuntos Internos, donde gestiona estas situaciones. Lo poco que sé, es lo que he leído en la prensa. Pero entiendo que estos dos funcionarios han actuado de una manera particular. Habrá que esperar las investigaciones de la Fiscalía. Veo que el Director de la AMT tiene toda la voluntad por mejorar la gestión de esta institución. Mire, hay instituciones dentro del Municipio que están más o menos expuestas a riesgos presuntos actos de corrupción. Donde hay un contacto entre el funcionario y el ciudadano, por un permiso de funcionamiento o un permiso de construcción, siempre hay riesgos. Por esto,y por resolución del Concejo, del 23 de junio pasado, el Concejo nos pidió que diseñemos un Plan Anticorrupción. Este plan que queremos construir tiene tres ejes: formación y capacitación, prevención de corrupción, e investigaciones de las denuncias que recibimos. 

¿Luego de tres administraciones llegamos a un Municipio con un sistema de corrupción bien aceitado y con gente que se aprovecha de los vacíos?
Mire, no hablemos del Municipio, hablemos del Ecuador. Los problemas de corrupción no son solo del Municipio. Pasemos más bien al lado cultural. ¿Hay un problema institucional? Sí. ¿De normas? Sí. Pero yo creo que en nuestra sociedad, en el Ecuador, en Quito, nos hemos vuelto o somos bastante tolerantes al tema de la corrupción. Nos escandalizamos en el momento que ocurre algo, pero después de ese pico baja, hasta que vuelve a aparecer otra cosa. Una cosa es darse golpes en el pecho, decir no podemos aguantar esto… y otra cosa es actuar. La sociedad debe entender que hay una corresponsabilidad y que hay que trabajar tanto desde el lado público como desde el lado privado. 

¿Usted cree que en el Municipio están conscientes de eso? ¿Parece que solo quieren cambiar o eliminar Quito Honesto? 
Primero, bienvenida la reforma de Quito Honesto. Yo creo que esta institución, que ya tiene 18 años y que nació bajo la alcaldía de Paco Moncayo, ha cumplido un rol. Pero los tiempos han cambiado, las normas han cambiado, la dinámica del Municipio ha cambiado. Y creo que Quito Honesto, que sigue con la misma normativa, desde el 2004, tiene que cambiar. Debería tener mayor capacidad sancionatoria a nivel administrativo. Los mismos concejales lo han reconocido, Quito Honesto es un tigre de papel. Un tigre de papel que puede emitir informes, recomendar algún tipo de acción, pero no tiene capacidad sancionatoria. Es una entidad municipal, y aquí sí debe existir un representante del Alcalde, de los concejales y los representantes de la sociedad civil que en este momento están presentes. O tal vez nuevos actores nuevos, gremios. Hay que reformar también las tareas que realizan en este momento. Por ejemplo, hay temas nuevos en acceso a la información pública y de gobierno abierto. Si bien nosotros no somos ente rector, pero nos interesa promover la transparencia. Quisiéramos tener mayor capacidad de monitoreo, de contratación pública. En este momento tenemos pocos funcionarios dedicados a eso y quisiéramos hacerlo desde la etapa preparatoria de todos los proyectos. 

¿Cuál es el presupuesto anual? 
El presupuesto que fue aprobado para este año fue un USD 1,4 millones. Somos 35 funcionarios en total, incluyéndome. Pero con la epidemia vamos a tener un recorte. 

¿Y esta reforma que plantea va a necesitar más recursos?
Yo no creo. Claro, si somos imaginativos, si somos responsables, si pensamos bien la reforma. Lo que se puede hacer es entablar alianzas con agencias de cooperación internacional. 

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *