CARGANDO

Escribe para buscar

Empresa Noticias

Un liderazgo más humano, para el presente y futuro

Compartir

La pandemia cambió la forma de dirigir las empresas. Una especialista habla de un nuevo liderazgo.

Foto: @Tumisu – Pixabay

La Revolución Industrial marca un punto de inflexión en la historia, modificando e influenciando todos los aspectos de la vida cotidiana, de una u otra manera. En el mundo empresarial, la producción, tanto agrícola como de la naciente industria, se multiplicó a la vez que disminuían los tiempos de esa producción.  

Con la primera Revolución Industrial vino el proceso de transformación económica, social y tecnológica; con la segunda revolución industrial y, la llamada primera globalización, es donde se comenzaron a ver de forma más evidente los cambios organizacionales, nacen nuevas formas de comunicación que se convierten en el medio de organización y gestión.  

La conjunción en el Siglo XXI del avance de las tecnologías de la comunicación, junto al gran desarrollo y uso de Internet y de las energías renovables, han potenciado la gestión empresarial, generando nuevas maneras de comunicarse dentro de las organizaciones. 

Todo este análisis evolutivo nos permite reconocer varias competencias que permitieron y permiten que un líder direccione los procesos de desarrollo humano y organizacional encaminados al aumento de la productividad y competitividad de su organización, para lograr las acciones necesarias que permitan potencializarlas para facilitar así el mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad. 

El año pasado, en una encuesta realizada, el 75% de las empresas habían tomado medidas para fabricar productos o servicios —o cambiarlos— teniendo en cuenta el impacto social, lo que hace décadas estaba debajo del tapete organizacional. 

Esto nos lleva a entender por donde va la gestión del liderazgo, desde uno más autocrático centrado en los procesos repetitivos, hasta un liderazgo cada vez más consciente, creativo y centrado en los entornos; entendiendo un todo, como base para el logro de sus resultados, hoy son los humanos, no las máquinas. 

Hoy hablamos del liderazgo 4.0 quién está mas enfocado a su equipo, buscando el bienestar como una de sus caracteristicas, y con un alta adaptacion al cambio.  

Hoy los líderes se destacan por su capacidad de tener éxito haciendo el bien, buscando el equilibrio entre hacer el bien y generar utilidades. 

El líder de hoy debe ser conciente de sus capacidades permanentes, innatas o adquiridas para interactuar con un sinnúmero de situaciones con el medio y las personas en procesos de evolución organizacional.  

Ahora, muchos preguntan y cuáles son esas competencias que debe tener el “nuevo líder”, hacia donde debe dirigirse el esfuerzo de inspiración y crecimiento. ¿Qué debe adquirir el líder más “humano”? 

En primer lugar, entender acerca de la Inteligencia Emocional. Hasta hace unos años, se pretendía que una persona con un IQ alto puede tener éxito en la vida, ahora de manera más holística, no necesariamente es así, ya que intervienen otro tipo de condiciones, entre ellas, la importancia de influir, de un modo adaptativo e inteligente, tanto sobre nuestras emociones, como en nuestra interpretación de los estados emocionales de los demás. Hoy es necesario un líder más humano. 

Otra cualidad necesaria es la Empatía, al mirar que las organizaciones son más sociales, están siendo más empáticos. Cada vez existe una apertura para una mejor comprensión de los entornos internos como externos; con la llegada de una pandemia los seres humanos nos hemos vuelto más conscientes de nuestra alimentación, de nuestra salud, nuestro cuerpo, nuestras relaciones, del ambiente, del impacto social, de los animales, entendiendo que todo y todos forman parte del ecosistema, esto nos vuelve como líderes más empáticos ante una realidad latente. 

Otra cualidad es la Confianza. Cada vez escuchamos que las palabras pesan más que el papel, cuando el líder entiende que genera mayor confianza el cumplir sus acuerdos o compromisos cotidianos que la firma de contratos grandes para convertirse en ese líder más “creíble”. La confianza se la construye día a día, por tanto su entorno será más confortable volviéndolo más humano y empoderado.  

Cada vez vemos más líderes de jeans y menos corbatas. Vemos un cambio de generación organizacional, donde es importante entender los famosos “mindset”, donde todo cada vez es más ágil y menos rígido, que hoy ya no estamos en la revolución tecnológica, si no, en la cuarta revolución industrial. Esta es una revolución que habla de la IA (Inteligencia Artificial), máquinas, robots serán más protagonistas en nuestras vidas y organizaciones; sin embargo, lo “humano” no podrá construirse; que la creatividad, el pensamiento crítico, la toma de decisiones, la empatía, la intuición no podrá replicarse con un software, al ser así, esto es lo que nos mantendrá vivos como especie, por tanto los líderes debemos empezar a navegar en nuestro interior siendo más conscientes y humanos, manera de ser imprescindible dentro de las organizaciones y la sociedad.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *