CARGANDO

Escribe para buscar

Contexto Noticias

El Presidente Moreno puede tomar el teléfono y llamar al Presidente de China: Inés Manzano

Compartir

La crisis por la presencia de buques chinos todavía no tiene solución. La ambientalista Inés Manzano ofrece algunas salidas para impedir el ocultamiento de lo que esas naves pescan cerca de Ecuador.

Foto: Jonathan Green – Flickr Parque Nacional Galápagos

La presencia de más de 200 buques de pesca chinos ha levantado las alarmas en el gobierno, en gremios de pesca y en los defensores del medio ambiente. Entre las 40 millas de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Galápagos y las 200 millas de ZEE del Ecuador continental están esas naves, desde hace un par de semanas, sin ningún tipo de control. 

El gobierno ha dicho que esos barcos, cuya marca en el mapa es del mismo tamaño que toda Guayas, no han traspasado los límites de la ZEE. Sin embargo, hay alertas por la falta de control sobre lo que están pescando, ya que pudieran capturar especies protegidas y causar un daño al ecosistema marino que afecte a las Islas Galápagos, que es reserva marina y Patrimonio Natural de la Humanidad.   

Inés Manzano, abogada especializada en Derecho Ambiental, habló con este portal sobre las acciones que ha emprendido el Gobierno para intentar controlar la presencia de buques chinos. La especialista ofrece salidas a la crisis. Una de ellas inmediata. 

¿Cuál es el riesgo de la presencia de esta flota de más de 250 buques chinos para el Ecuador continental y el insular? 
La preocupación es saber qué están pescando. Si son peces migratorios, de consumo mundial, tipo atún. O están pescando especies protegidas. Eso nadie sabe, y es la preocupación más grande. Por otro lado, el riesgo de todo el ecosistema marino. Inclusive esas grandes manchas de peces migratorios, contribuyen a estabilizar lo que pasa al interior del ecosistema marino, y pueden ser capturadas. La biodiversidad tiene su papel y su rol. En este caso, tanto los tiburones, los cetáceos, que son migratorios, el atún tropical, todos guardan un balance para que siga existiendo alimentos para la humanidad. Organismos internacionales alertan que están utilizando una malla con la que capturan a juveniles y esto hace que exista la necesidad de restricciones. Porque tenemos que conservar los recursos para que nos alcance a todos. Pueden causar mucho daño.

¿Cuál es su evaluación sobre la respuesta política que ha tenido el Ecuador frente a la presencia de estos buques chinos en el corredor marítimo?
Tibia o nula. Porque no es tanto lo que sucede casa adentro, sino que cuando son temas de política internacionales implica lo que se expresa hacia afuera. Y como no se ha visto ninguna acción, pues es nula. Ahora sí debo de rescatar es al Ministro de Defensa que tuvo la bondad de decirle a los ecuatorianos: Yo estoy aquí para defender en el momento en que traspasen, ahí actúo yo. Y también puso a la pesca como una de las cuotas de tu estrategia marítima. Habló de narcotráfico, de la piratería, de las otras actividades, de cable submarino, etcétera. Pero también habló de pesca ilegal, como una más. Le agradezco porque me parece que es muy bueno que haya salido a hablar. Hubiera sido increíble que nos diga algo similar la Cancillería, que es el espejo del Presidente, es como un presidente viajero. Pero no. Nulo. El Presidente ha dicho que va a crear una comisión de ilustres. Me parece bien que haya participación de la ciudadanía; pero, por el otro lado, el mensaje que me dice es: no soy apto para dar una propuesta adecuada. Hubiera esperado que haga una propuesta. 

¿El presidente Lenín Moreno tiene en sus manos mecanismos para reclamar, para advertir, para pedir que se retiren los buques?
Claro. La semana pasada envié a la Presidencia, Vicepresidencia, al Ministerio de Relaciones Exteriores, de Ambiente, que es casi un fantasma porque nadie lo conoce; y al Presidente de la Asamblea, una carta para que empujen una respuesta. Porque toda la carga la tiene, por competencia exclusiva, la Función Ejecutiva, lo dice la Constitución por temas de Defensa, que es lo que dijo el Ministro. Ellos son los que debieron detener todo. En la carta están detalladas algunas de las tareas. Pero lo principal es hablar, conversar, decir: Oye, me molesta lo que estás haciendo, porque todas las convenciones, tratados y acuerdos dan la posibilidad de reflejar la genuina preocupación del principio precautelatorio. Es decir, a falta de evidencia científica yo puedo pedir que tomen ciertas medidas de restricción. Y, por ejemplo, sin ir más lejos, el Acuerdo de Nueva York del año 95, que es para peces transzonales y peces migratorios. Dice que tiene que haber medición de las capturas, cuotas de captura. Tienen que ponerse de acuerdo. Tienen una zona adyacente a la zona económica exclusiva, que es el caso, y se puede pedir que abran una investigación. Uno de los problemas que hemos tenido en el Ecuador es, como no tenemos el dinero y nunca se invierte en investigación en temas científicos, la falta de información. Pero están estos organismos regionales de pesca que establecen cuotas.

Esta flota china se queda hasta cuatro semanas. ¿El Gobierno alcanzará a revisar o ya es un asunto perdido?
¿Usted ha visto alguna vez las convenciones de Naciones Unidas y de los diplomáticos? Dicen promoverán, mirarán, fomentarán, ahí no existe acción rápida. Sin embargo, el Presidente puede hacerlo de inmediato, tomar el teléfono y que llame al presidente de China. Le diga: nos sentamos, vamos a poner un pausa y vamos a conversarlo. Eso lo puede hacer hoy mismo. Ya no necesita hacer nada más que utilizar su canal directo. ¿Y lo otro? Comenzar a mandar oficios a todos, por ejemplo, al Organismo Regional de Pesca del Pacífico Sur. Inclusive a la Convemar, con el Acuerdo 95. Hay cosas que puede hacerlas en las próximas dos semanas sin problema y, obviamente, de aquí hasta fin de año lograr otras. Por ejemplo, que se cierre la convención sobre biodiversidad marina en altamar, que vendría a solucionar lo que estamos hablando. Que ya debería estar para estar concretarse o agilitar su firma. Hay acciones a cortísimo plazo y a largo plazo.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *