Escribe para buscar

Cultura Noticias

El Festival de Música Sacra celebra su vigésima edición

Compartir

Fabiola Pazmiño lleva 13 años en el Teatro Nacional Sucre, desde entonces ha estado involucrada en la organización del Festival de Música Sacra que se lleva a cabo por Semana Santa.

Foto: Gianna Benalcázar – CCQ

Fabiola, consciente de que el rubro de cultura es el primero en ser sacrificado cuando algo sucede -como una pandemia- tiene la premisa de trabajar sin parar, junto al equipo que conforma la Fundación Teatro Nacional Sucre.

“La cultura no se detiene, es importante. Es duro entrar en un modo guerrilla para defender la cultura. Hablar de por qué es importante, cuando resulta tan obvio”, recalca Pazmiño.

Es así que, el Teatro Nacional Sucre retoma con fuerza y mucha ilusión la vigésima edición del Festival de Música Sacra que se desarrolla en el marco de Semana Santa.

20 años del Festival de Música Sacra

Yo llevo 13 años aquí, he visto crecer y mutar de muchas formas. Cuando empezamos -desde la administración- este festival era barroco que se llevaba a cabo en las Iglesias del Centro Histórico y tenía una mirada más europea de la música sacra. Poco a poco fuimos transformando eso -gracias a la participación de agrupaciones nacionales – que se sumaron al festival después de que implementamos la convocatoria nacional, con la cual permitíamos que estas agrupaciones generen repertorios especialmente para este evento”, cuenta Fabiola.

‘De Vuelta al Centro’ inició con el concierto Requiem 20, en la Iglesia de San Francisco

Foto: Cristina Moreno – Fundación Teatro Nacional Sucre

El objetivo, además de incentivar la cultura y que estos eventos tradicionales sigan formando parte de la cultura quiteña, “el festival empezó a presentar propuestas mucho más diversas de lo que, para los artistas que participaban, nacionales e internacionales, era lo Sacro. Entonces, ya no solamente se concentraba en la reproducción de repertorios barrocos que es hermosa, pero ahora es mucho más contemporáneo, de expresiones variadas y diversas donde pueden encontrar repertorios compuestos recientemente alrededor de las diferentes espiritualidades universales”, comentó Pazmiño.

Pandemia

Ciertamente la pandemia sigue siendo un factor determinante a la hora de acudir a un evento; sin embargo, la ciudad y el país retoma cierta normalidad, tras dos años de incertidumbre, sufrimiento y dolor. Es así que el Festival de Música Sacra se convierte en el ‘escape’ perfecto, más aún durante una semana que se caracteriza por ser reflexiva.

“El festival tiene la suerte de tener características que lo vuelven único y eso hace que la ciudad se haya apropiado de este evento. Para empezar, es gratuito, se celebra en espacios patrimoniales y -ahora también- en espacios no convencionales como museos lo que también lo vuelve turístico. Se enmarca mucho en la programación de la Semana Mayor que se lleva a cabo desde la Secretaría de Cultura del Municipio de Quito, lo que la potencia y le da una proyección más grande”.

Los quiteños ya lo conocen

“Este Festival se ha vuelto muy esperado y reconocido, porque cualquier quiteño o quiteña sabe que existe este evento durante la Semana Santa y, de una u otra forma, han participado en él”, dice Pazmiño.

¿Recuerdan la importancia del Festival de Música Sacra?

El festival pretende visibilizar diversidades de creencias, culturales, entre otras. Este evento genera un encuentro y un aprendizaje, pues las agrupaciones nacionales vienen de todas partes del país y, con sus conciertos, podemos conocer más a la cultura andina, afro, etc y eso hace que nos conozcamos mejor y valoremos el patrimonio que tenemos”, dice Pazmiño.

La idea es tener un espacio de encuentro seguro. “Hemos visto como, después del concierto, la gente camina tranquila por el centro y se van a distintos lugares aquí lo que genera que la ciudad esté habitada y sea segura”, a la par de que este tipo de eventos contribuyen con la reactivación económica en la ciudad.

Nota relacionada

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *