CARGANDO

Escribe para buscar

Cultura Noticias

3 mascarillas mejores que un filtro de fotos

Compartir
mascarillas pie

Conozca cómo hacer tres tipos de mascarillas para que su piel luzca más cuidada, con un tono uniforme y libre de granos.

Foto: @wayhomestudio – Freepik

Los filtros de fotos son más que una moda, son el intento constante por lucir bien, por lucir un rostro sin imperfecciones, lozano, luminoso, brillante. Pero al final del día, quienes miran una foto con esto saben perfectamente que se trata de un filtro o varios de ellos para lograr un cutis espectacular.

El problema está cuando se abusa de ellos y se pierde la naturalidad. El exceso de instrumentos artificiales se convierte en una venda, pues en este aspecto se busca ocultar los problemas que regularmente presentan todas las pieles: acné, secuelas del acné, manchas, pecas, exceso de grasa, resequedad, líneas de expresión, arrugas…

Razones bastan para suplir esta moda con un real cambio de apariencia. Y es que usualmente los problemas de la piel se vuelven persistentes cuando hay descuido. Según los especialistas en dermatología, una piel bien cuidada diariamente, con exfoliación y nutrición intensa semanalmente, corrigen la mayoría de las imperfecciones y previenen el envejecimiento prematuro. Además de generar una imagen saludable y un cutis terso.

El uso de las mascarillas entra en este campo semanal. Es necesario comprender que la piel necesita de nutrición profunda para estar perfecta. Es como cuando tomamos vitaminas, la función de la mascarilla es colocar un combo de vitaminas por fuera de la piel para que ingrese en sus distintas capas, dependiendo de los ingredientes que se utilicen.

Muchas de ellas se destinan para las manchas, para aclarar la piel, para regular la aparición de granitos, para dar luminosidad y vida. Hay ingredientes que se utilizan para todas las pieles y otros que son de uso exclusivo para ciertos tipos, como, por ejemplo: piel grasa y piel seca.

Aquí te mostramos tres mascarillas multivitamínicas para todo tipo de pieles y que a más de eso ayudarán a que las usuales manchas que se suele tener se atenúen, la piel luzca más cuidada, con un tono uniforme y libre de granos.

Lo importante es conocer que las mascarillas se utilizan mínimo una vez a la semana y máximo tres dependiendo del tipo de piel; de piel mixta a seca una a dos veces, de piel mixta a grasa hasta tres. La constancia es la mejor arma para lograr ver resultados y estar consciente de que por lo menos esta debe ser de tres meses. Es importante también colocarse la mascarilla que más se afine a nuestra piel y ser constante con ella los 3 primeros meses. Posteriormente, se puede alternar de mascarillas, pues es esencial ver resultados con una sola y luego pasar a otra. 

Mascarilla mejor que filtro #1

1 cucharada de harina de almendra
1 cucharada de miel
5 gotas de limón

Mascarilla mejor que filtro #2

1 cucharada de harina de avena
1 cucharada de miel
1 cucharada de leche
5 gotas de vinagre de manzana

Mascarilla mejor que filtro #3

1 cucharada de zanahoria rallada
1 cucharada de yogur natural
1 cucharada de miel
5 gotas de jugo de tomate riñón

Preparación:Se mezclan todos los ingredientes y se coloca la pasta que se forma en el rostro por 25 minutos. Posteriormente se enjuaga con agua tibia y se termina en fría.

  • La autora periodista, especialista en Cosmética Natural, Fitness y Bienestar en Shalmai Beauty.
Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *