CARGANDO

Escribe para buscar

Cultura Noticias

El amor adulto

Compartir

El ofrecer afectos sanos hace que la vida tenga más equilibrio. Una reflexión.

Foto: Freepik

El mejor regalo que podemos ofrecernos a nosotros y al otro es tomar nuestro lugar de adulto. Vivir desde el adulto nos facilita tomar la vida, tomar nuestras desiciones sin culpar a otros por nuestros aciertos y desaciertos.


Cuando decidimos crecer y tomar la vida, estar en nuestro adulto, podemos mirar al otro tal y como es, como un simple ser humano que también proviene de una historia, con dolores y carencias, con su luz y su sombra. Tomar lo bueno y aceptarlo con sus dificultades sin pretender cambiarlo.

El amor adulto nos ahorra mucha energía, nos permite vivir más libres, nos da la oportunidad de vivir sin victimizaciones y sin querer el otro llene todas mis carencias de infancia, a menudo sucede que confundimos el tener una pareja con el querer que ese otro nos cuide, nos proteja, nos cumpla nuestros sueños, con una serie de pedidos infinitos, las listas y exigencias son largas e interminables.

Como podemos querer a otro desde nuestro adulto? Primero tomando las cosas positivas que ese otro puede ofrecernos, sin pretender construirloa nuestra imagen y semejanza y ofrecer también nuestro afecto, presencia, talentos, de manera desinteresada. Un corazón libre de exigencias y expectativas, el amor adulto puede dar al otro sin miedo, a compartir sin temer salir herido.

Cuando me permito dar amor al otro sin miedo a salir herido, puedo mirar que el amor consiste en dar sin reservas. El adulto puede dar sin miedo a perder, sin deseo de posesion, control o dominio sobre la pareja, el adulto está en la posición de ofrecer al otro amarlo sin condiciones.

Amar desde el adulto nos permite vivir relaciones más reales, con acuerdos que sean buenos para los dos. El amor adulto no necesita controlar al otro o dominarlo, puede permitirle ser.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *