CARGANDO

Escribe para buscar

Contexto Noticias

Empezar de nuevo

Compartir

El Año Nuevo impulsa a muchos a hacer cambios o empezar de nuevo. Pero, sin conciencia no es posible el cambio. Lea ésta reflexión.

Foto: Pixabay

Solo el ser humano es capaz de empezar de nuevo. Puede cambiar de apariencia, de nombre, de profesión y, ahora, hasta de sexo. El animal es lo que es y no puede ser otra cosa porque vive atrapado en el instinto y carece de conciencia. La capacidad de saber qué es y quién es, le hace al ser humano susceptible de cambio. 

El Año Nuevo que ha empezado impulsará a muchos a hacer cambios y empezar de nuevo. Algunos lo tendrán que hacer obligados por lo imprevisto, con la pandemia. Los que perdieron su empleo tendrán que buscar un nuevo empleo y volver a empezar, los que perdieron su negocio volverán con el mismo o con un nuevo proyecto. Quienes sufrieron la pandemia y sus secuelas verán en la recuperación una nueva oportunidad. Algunos amigos que pasaron por el coronavirus me han dicho que creyeron morirse, pensaron que les sobrevino lo peor y que, simplemente, serían parte de las estadísticas. Las víctimas de la pandemia no solo tienen secuelas físicas, el desplome espiritual es uno de los peores y más duraderos efectos y hay que ser resilientes para empezar de nuevo.

Habitamos un cuerpo, pero no es lo más importante. Hay personas que habitan un cuerpo relativamente sano, pero sin conciencia, viven una vida vegetal; y hay personas que tienen conciencia, pero no tienen actividad corporal. El misterio de la conciencia es uno de los asuntos que más ha intrigado a todos, desde los primeros filósofos hasta los actuales neurocirujanos.

Sin conciencia no es posible el cambio. La conciencia es la que nos permite saber quiénes hemos sido, quiénes somos, quiénes queremos ser. Dicen expertos que el estudio científico de la conciencia es imposible porque la ciencia, por su naturaleza, es objetiva; la conciencia es subjetiva. Los sicólogos estudian objetivamente la conducta humana y los neurocirujanos estudian objetivamente el cerebro, han llegado a establecer correlaciones entre distintas áreas del cerebro y las emociones, la memoria, el dolor o el placer, pero no ofrecen explicaciones convincentes.

Vivir conscientemente, parece una proposición banal porque no se puede vivir de otra manera, sin embargo, no siempre afirmamos nuestra individualidad, sino que adoptamos pensamientos ajenos y creemos sentir emociones ajenas; la neurociencia aplicada al marketing y a la política pretende manipular nuestro cerebro y nublar nuestra conciencia. Un buen propósito para el 2021 podría ser vivir a plenitud nuestra conciencia porque vamos a necesitar este modo de vivir para mejorar nuestra calidad de vida, para elegir correctamente en las elecciones y para hacer los cambios que queremos hacer.

Vivir conscientemente, según el biólogo y sicólogo Andrés Martin, mejora nuestro bienestar, preserva la salud y reduce el estrés; mejora la calidad de nuestro trabajo porque nos concentramos más y cometemos menos errores; y mejora nuestras relaciones con los demás porque se reduce la agresividad y crece la empatía.

Tomar conciencia de nosotros, de los demás y del mundo, nos hará ver que la elección de presidente es la decisión fundamental para el presente y para el futuro; no se trata de elegir a quién someternos sino de someter al elegido a la Constitución, a sus propias promesas y a nuestras aspiraciones colectivas de ciudadanos. Arturo Pérez Reverte decía en uno de sus artículos: “Primero nos dominaron los ricos, después los resentidos y ahora los estúpidos”. Lo decía por España, pero advertí que a nosotros nos había ocurrido lo mismo. No es ofensivo exigir que los candidatos a presidente de una nación al menos no sean estúpidos.

Por último, si queremos cambiar este año, tenemos que hacerlo a conciencia; con la lucidez de seres que se reconocen a sí mismos, que tienen conciencia de su pasado y la certeza de concebir un proyecto posible, no una quimera que jamás se convertirá en realidad.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *