CARGANDO

Escribe para buscar

Empresa Noticias

¿El poder para qué?

Compartir

El poder de influir en los colaboradores tiene consecuencias. Conozca lo que dice un especialista.

Foto: @ThisIsEngineering – Pexels

En Bogotá, el 9 de abril de 1948, a raíz del asesinato del caudillo Jorge Eliécer Gaitán, quien era considerado como el seguro y próximo presidente de Colombia, la ciudad fue incendiada y el país sufrió un brutal acrecentamiento de la violencia que lo sumergió en una crisis política, económica y social en la que Darío Echandía, un prestigioso político de la época, pronunció la famosa frase: ¿El poder para qué? De esta frase, se hicieron toda clase de interpretaciones, artículos, libros y debates.

Aunque actualmente en el Ecuador y en algunos otros países estamos en plena efervescencia política, no es mi propósito entrar en los complejos caminos de las doctrinas para dirigir a un pueblo —Doctores tiene la Santa Madre Iglesia—.

Mi intención sí está relacionada con el análisis del poder, sus diferentes estilos y las probables consecuencias en lo que tiene que ver con el área empresarial, tema que sí es de mi resorte y en el que me siento a gusto dando a conocer mi opinión personal y la de estudiosos en la materia, con el fin de que usted, estimado lector, saque sus propias conclusiones.

Entonces, empecemos por el principio. ¿Qué es el poder? (en la empresa). Aunque esta pregunta también nos lleva a diferentes escenarios, usaré la siguiente respuesta: “El poder es la capacidad de un líder para influir sobre otras personas para cumplir determinados objetivos, de acuerdo a sus propios intereses o los de la Organización o el área que represente”. Si de la anterior definición se concluye que el poder es el dominio que ese líder utiliza para imponer su autoridad, podría afirmarse, que efectivamente así es.

En consecuencia, la dinámica del poder es una consecuencia de la capacidad de convencimiento que tenga ese líder en sus subordinados, la cual, sin duda se reflejará en el comportamiento de los mismos. Ahora bien, aunque por supuesto el poder tiene directa relación con los estilos de liderazgo (este tema ya lo abordamos en esta misma revista el 09-07-2020) es definitivo hacer otros análisis:

  • El Poder Constructivo:

Se evidencia cuando los líderes guían, influyen informando características y beneficios de lo que se lograría haciendo lo que comunican y persuaden proactivamente.

  • El Poder Coercitivo:

Se lleva a la práctica cuando los líderes hacen preguntas críticas (¿o no somos capaces de lograrlo?). Cuando se busca profundizar en los sentimientos de los subordinados para provocarlos y prácticamente obligarlos a hacer lo que el líder quiere imponer.

  • El Poder Formal:

Es el que ejerce un líder respaldado por su posición jerárquica (Gerente General; Director de Ventas; Jefe de Bodega, etc.). Naturalmente, en este caso, entre mayor sea la posición dentro de la empresa, habrá más amplio poder de decisión.

  • El Poder informal:

Depende en alto grado de varios factores: la personalidad, la experiencia, el conocimiento, la empatía y en general, de la manera como cada persona se relacione y se comunique con los demás. Dicho de otra manera, es algo así como el carisma que se tiene para convencer a los demás, sin que necesariamente exista algún grado de autoridad para hacerlo. ¿Le ha ocurrido que en ocasiones se hace lo que “alguien muy experto” sugiere, y no lo que el jefe ordena?, si su respuesta fue afirmativa, este es el típico ejemplo de informalidad del poder.

De lo anterior podemos deducir que el tipo de poder, su utilización y su influencia dependen de una buena cantidad de factores en cada empresa; no obstante, la siguiente relación nos da una orientación sobre las diferentes fuentes de poder empresarial y cuando es apropiada su utilización:

  • El Poder por Recompensa: 

Cuando es usual que los líderes den algo adicional al cumplimiento del objetivo propuesto. Un ejemplo de esto son las motivaciones, las mayores comisiones por resultados de ventas, los paseos empresariales, etc.

  • El Poder Negativo: 

Se presenta en términos generales en casos críticos, en “motivación inversa”, en quitar estímulos que se habían pactado, porque se estima que no hay trabajo en equipo, que no existe pasión por el trabajo, que hay “quemimportismo”, etc.

  • El Poder por Autoridad:

Es el típico poder empresarial y al que se recurre para la realización de diversas acciones empresariales, las cuales están contempladas generalmente dentro del reglamento y/o el listado de funciones y responsabilidades que tiene cada cargo dentro de la Organización.

  • El Poder por Conocimiento:

Coloquialmente hablando, es el resultado de la frase “cuando yo se lo diga, es porque es así”. Es el resultado de la experiencia, de la tradición y de la repetición de situaciones que se realizan cotidianamente.

  • El Poder por Referencia:

Se lleva a cabo, por la admiración que se siente por el líder, quien en este caso es un símbolo de gran importancia y derivado de ello, no hay objeciones de ninguna índole para cumplir sus órdenes.

Es importante considerar que independientemente del estilo de poder, de la personalidad del líder y en general sin importar el tamaño de la empresa, el tipo de mercado, o consideraciones similares, el poder debe cumplir características que le son propias, dentro de las empresas que quieran funcionar en forma estructurada:

  • Para que sea ético, el poder debe ser beneficioso para todos los implicados en el objetivo buscado.
  • El poder debe subordinarse a los Derechos Humanos, de tal forma que exista respeto por la persona, su libertad y los derechos de expresión.
  • Con la práctica del poder debe conseguirse el ser equitativos, la consecución de lo justo para todos, sin que hayan grupos afectados por el ejercicio del mismo.
  • El autor es Docente invitado en talleres de Gerencia Estratégica, Inteligencia Emocional y Sostenibilidad y Sustentabilidad en la UIDE y en la Cámara de Comercio de Quito-. Además, es Consultor Empresarial en los temas relacionados y Autor de tres libros de temas empresariales.
Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *