Escribe para buscar

Debate Noticias

El tiempo histórico y los anacrónicos…

Compartir
Dialogo Lasso CONAIE

La izquierda radical del país deja ver su estrategia… El tiempo histórico del Ecuador entra a discusión.

Dialogo Lasso CONAIE
Foto: Jonathan Miranda – Flickr Presidencia de la República

Pablo Dávalos, un reconocido Doctor en Economía, gurú de la izquierda radical, lanzó una frase lapidaria en contra del presidente Guillermo Lasso. Dijo que Lasso está por fuera del tiempo histórico del Ecuador. Fue en Wambra Radio.

Esa frase, cargada de ideología sesentera, mostraría que el Presidente del Ecuador es una persona que está por fuera de los procesos políticos que deben apuntar a recuperar la confianza en la política y en su arte para solucionar los problemas de la gran mayoría de ecuatorianos. 

No hay espacio de discusión en esa sentencia. Lasso, para el economista Dávalos, está perdido en el cargo, en los procesos post pandemia, post correísmo, post persecución. Lastima a sus votantes, la mayoría, que encontraron en Guillermo Lasso una esperanza para salir de la debacle luego del totalitarismo.   

Buscar un crecimiento en el consumo, en las inversiones privadas, buscar mejores oportunidades de exportación para los lastimados sectores de la economía ecuatoriana, no sería suficiente para Dávalos. Tampoco el hecho de que se empiece a elaborar un ambicioso plan para combatir la corrupción. O librarnos del secuestro correísta, que ha provocado la polarización. 

Tampoco importa que, en el ejercicio de una democracia, el Presidente dialogue con sectores que no han sido escuchados, incluso perseguidos, como el propio movimiento indígena. 

De hecho, el encuentro entre Guillermo Lasso y Leonidas Iza, defensor del comunismo indoamericano, no lo haría merecedor de un puesto en la historia actual del país. Ni siquiera las 11 coincidencias que tienen luego de la primera sesión.

Foto: Eduardo Santillán – Flickr Presidencia de la República

Pero hay que poner atención. Pablo Dávalos no es un personaje menor en la extrema izquierda. Es alguien a quien prestan oídos los líderes de esa tendencia. Fue protagonista en la crisis de Octubre del 2019 y en la posterior elaboración de la propuesta del Parlamento de los Pueblos, cargada de separatismo. 

Quizás el Doctor Dávalos no ha reflexionado que Lasso sí es consecuencia de Octubre del 2019. Que sus protagonistas, quienes provocaron el caos, están por fuera de lo que requiere el país para salir del proceso correísta y enfrentar la pandemia. 

La historia de América Latina ya no reclama líderes políticos que apoyen a la persecución orteguista en Nicaragua, castrista en Cuba o chavista en Venezuela. Tampoco que sostenga a los Fernández en Argentina. O a Gustavo Petro en Colombia. 

El país sí necesita de diálogo. Real y con resultados. Pero eso no significa que persistan personajes que creen que el encuentro es una sentada en la mesa y que los otros acepten, inmediatamente, lo que proponen. Ellos caen en las malas prácticas de los socialistas del siglo XXI, totalitarios que precisamente no escuchan a su gente. Que tienen a los suyos arrinconados con la fuerza militar y paramilitar.   

Por eso, juntarse con el correísmo corrupto, defender sus tesis populistas y que llevan a la pobreza, sonar a revolución ciudadana, defender el mamotreto de Constitución que está vigente y coquetear con su equipo de espías que siguen libres y operativos… es el error histórico.

Ir a un proceso de resistencia y movilización, colocando en riesgo a Quito, es estar por fuera del tiempo histórico. 

La presidencia de Guillermo Lasso es una consecuencia histórica, con los votos de quienes quieren avanzar y no retroceder. Él no es el motivo para empujar el caos.

Por eso, el error histórico es ir contra el país que lo eligió y que cree en él, en golpear sin razón toda iniciativa que salga de Carondelet. Eso sí es totalmente anacrónico. 

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *