Escribe para buscar

Ciudad Sub Portada

El Metro: las fotos de la transformación subterránea

Compartir

En esta galería fotográfica usted puede ver el avance de la construcción del Metro de Quito. Esta obra empezó a planificarse hace 12 años. Está a poco tiempo de inaugurarse.

La obra lleva 12 años desde su planificación. Los quiteños veían con ilusión como inició la construción de la primera etapa del Metro. Se convirtió en un sueño ver  a “La Carita de Dios” convertida en una metrópoli con un sistema de transporte moderno, rápido y digno. 

Las tres tuneladoras que llegaron a la capital fueron, por mucho tiempo, las protagonistas en los medios. Estas fueron bautizadas por los quiteños como “La Guaragua”, “Luz de América” y “La Carolina”. Avanzaban medio kilómetro diario, llegando a romper récord de productividad en excavación, con 3,6 millones de m3.

La construcción del Metro, lejos de los problemas de presunta corrupción y de las demoras por la demagogia, es una obra monumental. Un proyecto de ingeniería sin precedentes que tiene la capital y el Ecuador. Durante su construcción ha generado más de 5 000 empleos directos y, aproximadamente, 20 000 empleos indirectos. A lo largo de los 22,5 Km de longitud se han utilizado 93 000 toneladas de acero, 545 000 m3 de hormigón, 92 000 dovelas con las que se han revestido 19,5 Km del tunel. 

En las 15 estaciones se utilizaron 21 500 m2 de acero vitrificado (vitrex), que son láminas de colores que guardan la luz a una profundidad de entre 1 000 y 1 800 metros. Los 18 trenes podrán transportar 377 000 pasajeros por día, facilitando la movilidad de norte a sur en una ciudad que espera con ansias una solución al problema de trasporte público.

Criterios ingresó por primera vez a la construcción del Metro en octubre del año 2014, era un mundo desconocido. Abajo, la actividad de cientos de trabajadores se asemejaba a un panal de abejas en total movimiento, aunque en un espacio gris, húmedo, con luces direccionales amarillas que apuntaban a los enormes pasillos. 

Con el pasar de los años esta revista fue testigo del avance. Los pasillos dejaron de ser oscuros para llenarse de luz, el gran tunel vestía cada vez con más dovelas y las estaciones tomaban forma. Ya se ubicaban perfectamente las entradas y las salidas por donde transitarán los pasajeros. 

Este año pudimos constatar que el Metro de Quito está casi listo, los vagones, las estaciones, los pasillos, todo luce reluciente. El aire es limpio, la luz se cuela cuidadosamente desde el exterior para dejarnos ver que ya tenemos lo que las grandes ciudades siempre muestran: un Sistema de Metro. Cortito… pero nuestro.

Las autoridades municipales esperan que los quiteños podamos utilizar el Metro a finales de este año.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *