CARGANDO

Escribe para buscar

La Cámara Portada

La CCQ cumple 114 años de apoyo y defensa a sus socios

Compartir

La Cámara de Comercio de Quito no ha cambiado su esencia: la defensa de los emprendedores y empresarios. En estos últimos tiempos se adaptó para continuar con sus servicios.

Fotos: Gianna Benalcázar – CCQ

El gremio empresarial más importante del país cumple 114 años. En este tiempo ha velado por las dinámicas económicas que empujan al país a su desarrollo comercial y empresarial. Hoy en Criterios traemos una reminiscencia de la historia de la Cámara de Comercio de Quito, que aunque lleva más de un siglo, no deja de ser un ejemplo de la complejidad del escenario empresarial de nuestro país. Así lo relata la edición de la Historia de la Cámara de Comercio de Quito, testimonio del arduo camino de este gremio.

La Cámara de Comercio de Quito se levantó como una institución necesaria de apoyo y refugio de los comerciantes; velador de las acciones y políticas públicas que afectaban al comercio de la capital de inicios del siglo XX. Además, se instauró como un representante del sector privado, que engloba en sí mismo la fuerza laboral del país, las dinámicas económicas y  la productividad.

1906 fue un año de grandes cambios para el Ecuador, de inauguraciones, de golpes de estado y hasta de milagros. Fue el inicio de grandes proyectos, de firmas e ideas. El año de 1906, vio el nacimiento del Banco Pichincha, del periódico El Comercio, del Milagro de la Dolorosa y sobre todo de la creación de la CCQ.

Un 16 de octubre de 1906, 60 comerciantes, industriales y hacendados se reunieron en las flamantes instalaciones del nuevo Banco del Pichincha para analizar el contexto económico y organizarse como gremio, creando así la Cámara de Comercio, Agricultura, e Industrias; con Manuel Jijón Larrea, quien pocos meses antes fue uno de los fundadores del antes mencionado banco, como su presidente. Buscaban defender la libertad económica, el comercio quiteño, con objetivos a corto, mediano y largo plazo. La capital por fin tendría un ente de representación de sus intereses comerciales.

Entre sus más antiguos socios se encuentran los históricos comercios como: CasaBaca, Botica Alemana y Heladería San Agustín, ejemplos vivos de los inicios comerciales y del camino de evolución del aparato comercial de la capital.

La Cámara de Comercio de Quito inició con un local en una pequeña habitación de la calle Chile, número 26 y Flores. Desde su fundación, fueron necesarios 11 años de trabajo y esfuerzos de sus socios para lograr que, en 1928, la CCQ goce de una afianzada situación material y económica. Diez años más tarde en 1938 se obtiene el decreto por lo cual la afiliación a la Cámara de Comercio de Quito es obligatoria para todos los comerciantes de la ciudad, lo que permitió su crecimiento institucional. Desde entonces su  presencia se volvería precisa y necesaria en el Consejo Nacional de Economía, en la Junta Monetaria, en el Consejo de Administración de la Caja del seguro, entre otras entidades públicas.

El papel de la Cámara de Quito a lo largo de los años ha ido más allá de ser el vocero y guardián del desarrollo del comercio en la capital, no solo para sus afiliados sino para el tejido empresarial quiteño. Su esencial interés por el desarrollo de su infraestructura, el crecimiento cultural, la integración a la economía de las mujeres, la juventud y los servicios sociales, la convierten en un celador y un infatigable servidor del desarrollo integral de la ciudad capital y del país. Estos resultados son el fruto de un comprometido trabajo en equipo y de su dirigencia, que desde sus inicios hasta la actualidad, es manejada con una experiencia e innovación, propios de los comerciantes quiteños.

Actualmente, la Cámara de Quito navega en las inhóspitas aguas de un desarrollo tecnológico dinámico y apresurado que demanda un ejercicio constante de resiliencia, invención y cambio. Así, la CCQ cumple con un portafolio amplio de servicios como, la Escuela de Negocios, un centro de educación continua con una amplia y actualizada oferta académica; su Centro de Arbitraje y Mediación, el más importante del país, único con Certificación de calidad ISO 9001; sus planes de Protección, Seguridad Ocupacional y Salud para sus socios; su proyecto emblemático AWE, la Academia de Mujeres Emprendedoras, que buscando el desarrollo económico de mujeres ha impulsado a más de 500 emprendedoras en el ámbito nacional.

Estos y muchos más son los proyectos que encabezan su plan estratégico de impulso económico y comercial para la Capital y el país. Fortalecidos con la inserción de las nuevas herramientas digitales y el impulso tecnológico que brindan, hoy más que nunca, en la época del COVID-19, es para la Cámara de Comercio de Quito existe un compromiso ineludible de continuar con su vocación al servicio del Ecuador.

Etiquetas:

1 Comentario

  1. Gaby Forster 26/10/2020

    114 años de incesante actividad cumple nuestra Cámara de Comercio de Quito – CCQ –
    para el comercio, el comerciante y la COMUNIDAD quiteña y ecuatoriana.

    Felicitaciones y gracias a todos quienes la dirigen y conforman!

    Con orgullo,

    Gaby Forster

    Responder

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *