CARGANDO

Escribe para buscar

La Cámara Noticias

El sector privado ofrece su ayuda para la vacunación contra el COVID-19

Compartir

La Cámara de Comercio de Quito propone una iniciativa, con la ayuda del sector privado, para ayudar a inmunizar a la población ecuatoriana.

Foto: Boris Romoleroux – API

La mañana de ayer, en Radio Única, el presidente de la Cámara de Comercio de Quito (CCQ), Patricio Alarcón, habló sobre la iniciativa del sector privado para ayudar en la vacunación y sobre el pedido al Ministerio de Salud para que permita la importación de vacunas. Este pedido también se realizó por parte de organismos seccionales, como la Alcaldía de Guayaquil y el Municipio de Quito.

El problema actual sobre la falta de vacunas, comentó el líder gremial, es que los laboratorios tardan en despachar los pedidos de los países que adquirieron la vacuna posteriormente a aquellos con una mayor inversión y compra anticipada. Según informes del Ministerio de Salud Pública, el Ecuador cerró apenas los acuerdos y contratos de compra de vacunas en octubre y diciembre de 2020; mientras que, según BBC, Chile, país que destaca por su avance en el manejo de la vacunación, realizó la gestión de compra mucho antes y, para el 24 de diciembre de 2020, empezó su campaña de inoculación al personal médico de primera línea.

Patricio Alarcón explicó que el primer paso para concretar la inciativa es conseguir la autorización para los municipios para la importación de vacunas. El presidente Lenín Moreno, el pasado martes 23 de febrero, declaró que se permitirá a los municipios y sector privado esta acción, siempre y cuando se cumpla con los parámetros y control del Arcsa: “nosotros vamos a recomendar a Arcsa que se haga este proceso lo más rápidamente posible, pero verificaremos que se asegure la trazabilidad y cadena de frío”, aseguró el Mandatario.

El segundo paso, comentó Patricio Alarcón en su entrevista a Radio Única, sería analizar si existe la logística adecuada que permitan al Ecuador gestionar la entrega de vacunas.

Finalmente, un tercer paso sería buscar una vía legal que permita al sector privado donar el dinero, y así pueda acceder a la vacuna para su personal y para quién quiera comprarla.

El líder del sector privado afirmó que cuando se autorice desde el gobierno central la importación de las vacunas, la Cámara de Comercio de Quito y el Sector Privado, utilizando una adecuada vía legal, “quizá un fideicomiso”, coordinará con diferentes empresas para trabajar en la logística y en la infraestructura operativa para la distribución de la vacuna a la mayor cantidad de personas.

Alarcón también se mostró preocupado por la corrupción y que esta pueda darse en los casos como la adquisición de pruebas rápidas, kits alimenticios, e insumos médicos de la campaña de vacunación . “El gran reto es vacunar a la población en el momento en que se despachen las millones de vacunas ya adquiridas por el gobierno central, y en ese sentido ya existen alianzas con actores importantes que permitirán que se vacune a la ciudadanía lo más pronto posible”, finalizó.

El director Ejecutivo de la CCQ, Carlos Zaldumbide, también se refirió, en NotiMundo, a la iniciativa privada. “Es una propuesta de la Cámara de Comercio Internacional, que trabaja desde hace ocho meses de la mano con la iniciativa COVAX y la OMS, para crear un gran fondo, con países y empresas, para llegar a la población mundial que no podrá tener acceso a las vacunas en países pobres o en vías de desarrollo, y que puedan vacunarse. Eso tratamos de traerlo acá para hacer un fideicomiso para dar vacunas al personal de las empresas y a sus familiares”, dijo.

Rechazo a una vacuna contra el Covid-19 en países europeos

Según información del informativo británico The Guardian, un hospital de Francia, solicitó en una carta abierta que la vacuna AstraZeneca se reemplazará con las dosis de Moderna y BioNTech después de que entre el 50% y el 70% del personal inyectado sufrió varios efectos secundarios similares a gripe y escalofríos.

Este particular coincide con el amplio rechazo que ha tomado la campaña de vacunación en algunos países europeos. Una encuesta realizada por la agencia de investigación de datos Kantar, en siete naciones, Francia, Alemania, Países Bajos, Gran Bretaña, Italia, India y Estados Unidos, arrojó que el 37% de los ciudadanos franceses definitivamente o probablemente no desean acceder a una vacuna COVID-19, en Gran Bretaña 14% y en Italia el 12% coinciden también con esta declaración.

Adicionalmente, la encuesta afirma que más de la mitad de los franceses, de 25 a 34 años, dijeron que definitivamente o probablemente no se vacunarían.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *