Escribe para buscar

Empresa Noticias

Diversión en el trabajo: Beneficios y cómo fomentarla

Compartir

La integración del concepto de diversión a las oficinas tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los trabajadores, a través del fomento de un buen ambiente, que además de aportar beneficios a su salud, genera un vínculo más cercano con las empresas a las que pertenecen.

Fotos: Cortesía Adecco

En la actualidad resulta cada vez más común en las empresas la concesión de permisos o licencias a causa de agotamiento o incluso enfermedades por exceso de trabajo, presión o estrés laboral y falta de relaciones interpersonales. Estos, sin duda, son factores que ponen en riesgo la estabilidad de la vida personal, así como la productividad de los trabajadores, por lo que es necesario que se integren actividades que contribuyan a su relajación.

Según Julián Sopó, Director de Consultoría de Adecco, las empresas que consiguen romper con la rutina diaria, y combinan la diversión con el trabajo aseguran la satisfacción de sus trabajadores e influyen de forma positiva en su rendimiento laboral. “A pesar de que muchas empresas ven los espacios de esparcimiento como una distracción o una pérdida de tiempo, a corto y mediano plazo, resulta una inversión, pues contarán con empleados más productivos, motivados y, sobre todo, más leales a su marca.”, señala el experto.

En este contexto, el especialista de Adecco brinda algunas pautas para fomentar la diversión en el trabajo, que va mucho más allá de los espacios de ocio o recreación, sino que abarca un concepto integral de motivación, sentido de pertenencia y mayor productividad. 

  1. Clarificar el propósito de la organización y crear un programa acorde a su realidad: Antes de planificar estos espacios, es indispensable tener claro qué quiere conseguir la empresa a través de esta iniciativa. Para esto, el experto de Adecco sugiere reunir a las cabezas de la organización para definir las necesidades y apoyarse en una encuesta aplicada a todos los colaboradores para identificar retos, oportunidades o molestias.
  2. Promover el optimismo y comunicación en los equipos de trabajo: Los líderes deben promover un espíritu optimista para inspirar y reforzar el autoestima de los miembros del equipo. Para iniciar la jornada laboral, por ejemplo, se pueden realizar pequeñas reuniones motivacionales, incluir a los empleados en la toma de decisiones, delegar responsabilidades, reconocer los esfuerzos y ser indulgente con los errores.
  3. Implementar actividades o espacios de diversión: La recreación y el esparcimiento en un equipo de trabajo resultan ser elementos útiles y necesarios a la hora de mantener buenas relaciones, mejorar la concentración, incrementar el bienestar y la salud, entre otros; siendo así, el experto de Adecco, señala que “es necesario implementar actividades de ocio y saber manejarlo estratégicamente, para incorporarlas de forma natural y que no se sienta que es una obligación de la empresa participar de estos espacios”. 

Áreas de juego:Cada vez es más frecuente que las compañías incorporen este tipo de zonas o espacios. Estos pueden ser creados por los líderes de cada área o se puede ir delegando periódicamente para involucrar a todo el equipo. Algunas sugerencias son practicar deportes un día a la semana, realizar media hora de karaoke los viernes o una vez al mes, realizar una salida después del trabajo.

Incluso, se pueden jugar algunos juegos sencillos en la oficina o virtualmente. Ya sea una búsqueda del tesoro, un bingo, adivinanzas, dominó, entre otros. Lo cierto es que se romperá la monotonía del trabajo de una manera divertida. Un juego de misterio, por ejemplo, podría ayudar a que el equipo trabaje en conjunto para resolver el caso.

Áreas de descanso: Los espacios de trabajo también pueden convertirse en lugares de descanso y éstos son idóneos para que el empleado pase tiempo conversando con sus compañeros. Actualmente, algunas empresas han implementado dentro de la jornada, espacios de 15-20 minutos, una o dos veces al día, en los que los empleados puedan distenderse.

Beneficios al fomentar estos espacios de trabajo  

  • Se crean lazos interpersonales.
  • Contribuye a relajar tensiones generadas por la carga laboral.
  • Aumenta el nivel de identificación de los trabajadores con  la empresa.
  • Se reduce la tasa de ausentismo en las compañías, ya que disminuyen los problemas de salud de los colaboradores.
  • Permite a los trabajadores recargar sus energías para continuar la jornada con entusiasmo.
  • Incrementa los niveles de productividad y fomenta una mayor creatividad.

Contenido relacionado

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *