Escribe para buscar

Empresa Sub Portada

McKinsey & Company amplía su presencia en Latinoamérica

Compartir

Criterios mantuvo una entrevista con Carlos Buitrago, Socio y Location Manager de McKinsey & Company que inauguró sus oficinas en Ecuador.

Foto: Cortesía McKinsey & Company

Carlos Buitriago, socio y location manager de McKinsey & Company destacó la importancia de la llegada de esta importante firma global de consultoría de gestión al país, pues apuestan en el potencial de crecimiento que pueden generar desde una firma global como McKinsey.

Los brasileños decidirán en segunda vuelta si Lula vuelve

¿Qué es McKinsey & Company?

McKinsey es una firma global de consultoría de gestión dedicada a ayudar a los clientes a acelerar el crecimiento sostenible e inclusivo. Trabajamos con clientes de los sectores privado, público y social para resolver problemas complejos y crear valor. Nuestro objetivo es crear un cambio positivo y duradero en el mundo. Hacemos esto ayudando a las organizaciones a innovar de manera más sostenible, lograr mejoras de rendimiento duraderas y crear equipos de trabajo que prosperen para esta generación y la próxima.

¿Dónde nace McKinsey & Company?

La firma fue fundada en 1926 en Chicago por James O. McKinsey (profesor de contabilidad de University of Chicago Booth School of Business). Más tarde contrató a Marvin Bower (considerado el «padre» de la contabilidad de gestión) y estableció la oficina de Nueva York, que ahora es una de las sedes principales. Con casi 100 años de experiencia, operamos en más de 70 países, 130 ciudades, con clientes en todas las industrias. Nuestra creciente presencia en Latinoamérica está representada en más de 10 países, y este año ampliamos nuestra presencia en Ecuador también, Uruguay y Guatemala. Hemos aumentado el número de colegas en la región de 500 en 2.000 a aproximadamente 2.500 en 2020.

¿Cuál es la esencia de Mckinsey?

Ayudar a nuestros clientes a lograr mejoras distintivas, duraderas y sustanciales en su desempeño y construir una gran empresa que atraiga, desarrolle, emocione y retenga a personas excepcionales.

En McKinsey estamos comprometidos con ayudar a nuestros clientes a lograr y mantener un crecimiento sostenible e inclusivo. Por medio de la combinación de estrategias audaces, tecnologías transformadoras y el mejor talento, buscamos resolver los desafíos de clientes en variados sectores e industrias.

¿Cuáles son las áreas fuertes de Mckinsey?

Nosotros combinamos nuestra profunda experiencia en estrategia con la implementación, es decir que acompañamos a nuestros clientes a implementar y accionar esas estrategias. También nos hemos convertido en una firma de tecnología, una consultora que aplica analítica avanzada y trabaja con científicos de datos para ofrecer soluciones de vanguardia.

Estamos orgullosos de trabajar junto a las empresas más establecidas del mundo, así como junto a las más disruptivas.

Carlos Buitrago

Hoy en día, por una confluencia de fuerzas externas (recuperación global de la pandemia, revolución tecnológica, cambio climático, presión inflacionaria, cambios en las cadenas globales de valor – nearshoring), el crecimiento está en la agenda de todos los CEOs. Estamos convencidos que sin crecimiento económico no lograremos mejorar la calidad de vida de las personas ni financiar la transición hacia un futuro sostenible; pero a su vez que sin sostenibilidad no lograremos que ese crecimiento pueda ser heredado por las próximas generaciones; y por último que sin inclusión el crecimiento no sería estable ni duradero. Si bien a menudo se considera que esto requiere decisiones insostenibles, el crecimiento económico, la sostenibilidad y la inclusión pueden reforzarse mutuamente.

En Ecuador hemos sido muy exitosos implementando transformaciones holísticas de desempeño de jugadores locales con componentes de crecimientos sustentable, digitalización, analítica avanzada y mayor productividad.  De igual manera a través de nuestra practica de estrategia hemos apoyado a instituciones ecuatorianas en reflexiones profundas sobre su crecimiento sustentable e inclusivo incluyendo la construcción de nuevos negocios digitales o su diversificación en adyacencias de alto potencial

Podría contarnos más sobre “think tank” ¿de qué se trata y cuál es su principal objetivo?

Contamos con el McKinsey Global Institute (MGI), nuestro think-tank  independiente y especializado en investigaciones empresariales, económicas y de sociedad, a través del cual ayudamos a nuestros clientes a desarrollar una comprensión más profunda de la evolución de la economía global y las principales tendencias de negocios. El MGI proporciona insights que contribuyen a la toma de decisiones sobre aspectos críticos con perspectivas globales, regionales y nacionales (p.ej.: La transición hacia la neutralidad de carbono; El futuro del trabajo post pandemia; La recuperación de la demanda del consumidor; Riesgo, resiliencia y requilibrio en las cadenas de valor mundiales; La clase media en América Latina).

En el contexto nacional

McKinsey & Company abrió una nueva oficina en Ecuador, con lo que amplía su presencia en Latinoamérica.

¿Por qué apostar en el mercado ecuatoriano?

La apertura de la oficina representa nuestro compromiso con todos los actores del país, y cómo buscamos ayudar a nuestros clientes a través de cercanía y conocimiento profundo tanto de las tendencias globales como de las realidades locales.

¿Cómo su ingreso al país contribuirá al desarrollo público, privado y social?

Porque creemos en Ecuador y en el potencial de crecimiento que podemos generar desde una firma global como McKinsey, al apoyar en la transformación del sector público, privado y social del país, y en la creación de nuevos sectores económicos y oportunidades de negocios.   En particular creemos que podríamos aportar en i) la modernización y la mejora en la gestión de las principales empresas del país, ii) la aceleración de la digitalización de procesos y servicios, iii) la generación de nuevas industrias alrededor del desarrollo sostenible y la biodiversidad (p.ej.: renovables, hidrógeno verde, agricultura y ganadería sustentable, turismo sostenible), iv) el incremento de la competitividad de productos y servicios para ampliar y diversificar las exportaciones, atrayendo a su vez inversión productiva, v) el aumento del empleo formal, el fomento del talento y del ecosistema emprendedor.

¿A qué se refieren con un crecimiento sostenible e inclusivo?

Necesitamos por un lado sentar las bases para que el ciclo de recuperación económica luego del impacto de la pandemia se mantenga de forma robusta, y que a su vez este nuevo ciclo se dé de forma sostenible e inclusiva.

La sostenibilidad en esta nueva etapa de crecimiento es un factor fundamental. Ecuador es uno de los países de la región más expuestos al cambio climático, pero a su vez con gran potencial para beneficiarse del proceso de transición hacia la neutralidad de carbono, con vastos recursos naturales y biodiversidad. Por otro lado, la inclusión del crecimiento es un objetivo que debemos aspirar como sociedad. Factores como la creación de empleo formal, la reducción de la brecha digital, la educación para el empleo, el apoyo al aprendizaje de nuevas habilidades, la inserción laboral, y el fomento al mundo emprendedor, son factores importantes para que el crecimiento sea más inclusivo.

¿Cómo lo van a lograr?

Creemos que Ecuador es un país con múltiples oportunidades, y para desarrollarlas todos los actores tendremos que trabajar en forma mancomunada, para transformar su economía y tejido empresarial, incrementando la productividad y competitividad, y creando oportunidades de empleo de calidad que genere mayor prosperidad para los ecuatorianos.

Ecuador es rico en recursos naturales (renovables y no renovables), es uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo, un sector agrícola que ha demostrado capacidad exportadora, un sector de servicios cada vez más pujante, una población joven, dinámica y emprendedora, y gran riqueza cultural, además de alta actividad económica en sus regiones con fortalezas y sectores distintivos (Quito, Guayaquil, Cuenca, Manta, etc.).

¿Cuáles son las principales estrategias y campos de acción que Mckinsey aplicará en el mercado ecuatoriano?

Somos una firma across the board, y buscamos ayudar a nuestros clientes a resolver sus desafíos en múltiples niveles como acelerar la digitalización, transformar las operaciones, reducir emisiones de manera rentable, e incrementar la productividad y la competitividad para insertarse en los mercados globales, incorporando soluciones innovadoras y tecnología de vanguardia.

Y colaboramos con un amplio espectro de industrias: banca, turismo, minería, petrolera, servicios, alimentos, consumo, telecomunicaciones, tanto con empresas ya bien posicionadas, que necesitan repensar estrategias, incrementar eficiencias o lanzar nuevos negocios, como con startups que busquen encausar ideas de forma rentable, crear estructuras o ganar escala.

Buscamos generar con los clientes relaciones de largo plazo, que nos permitan hacer crecer rápidamente la oficina de Ecuador y posicionarla como una de las principales de McKinsey en América Latina. Además de ser un actor relevante para la atracción y el desarrollo de talento ecuatoriano.

¿Cuáles son las principales oportunidades que han encontrado o esperan encontrar en el país?

La pandemia del COVID-19 y sus secuelas pusieron en evidencia algunas debilidades estructurales que comparte el país con varios otros países latinoamericanos, como la falta de amortiguadores macroeconómicos, el alto nivel de informalidad laboral y los espacios de mejora del sistema de salud. Sin embargo, el plan de vacunación y los esfuerzos de reactivación económica ha permitido la recuperación de los sectores más golpeados como el comercio, el turismo y el transporte. Es así como evidenciamos en 2021 una recuperación económica, y los pronósticos muestran tendencia de crecimiento para este año y el siguiente, de las más importantes en la región.

Gobierno e indígenas llegan a 33 acuerdos en Seguridad

Será necesario poder superar rápidamente las secuelas de la crisis y sentar bases para una recuperación que sea sostenible e inclusiva. Para ello, es fundamental que todos los actores del país trabajen bajo el mismo objetivo de crecimiento económico y creación de empleo.

Encontramos un sector empresarial emprendedor y resiliente con alto apetito de integrar mejores prácticas globales y de continuar en sus aspiraciones de crecimiento sustentable e inclusivo.   Múltiples negocios familiares, muchos de ellos en proceso de cambios de liderazgo generacional, con altísimas aspiraciones para sus próximos años y con altísimo compromiso con el Ecuador y su sociedad.

Conoce a Carlos Enrique Buitrago

Contenido sugerido

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *