CARGANDO

Escribe para buscar

Empresa Lo Destacado Noticias

Las compras responsables para Navidad y Fin de Año

Compartir

Un factor de decisión para comprar es la “cercanía”. No solo geográfica, sino con nuestros valores. Conozca cómo un consumidor puede ayudar con sus compras.

Foto: @HumphreyMuleba – Pexels

Parte de la responsabilidad al consumir tiene que ver con la repartición de ingresos y utilidades entre la mayor cantidad de actores, de ahí que se recomiende profundizar el análisis del concepto de ‘cadena de valor’.

Podría parecer de difícil, sin embargo, si el consumidor es responsable debería estar suficientemente informado de la relación entre la empresa – emprendimiento con sus proveedores, clientes, sociedad, entre otros relacionados. Por lo que, como consumidores, deberíamos premiar las relaciones fuertes y establecidas con nuestras compras. 

Un factor de decisión para comprar es la “cercanía”. No solo geográfica, sino con nuestros valores. Mediante este análisis se considera que, si existen relaciones fuertes y estables con los proveedores, parte de los ingresos de las ventas llegan al eslabón de proveeduría, cuando más numeroso, amplia cobertura geográfica y nivel socio económico al que pertenezcan, el impacto podría ser más benéfico. Y sería ideal que este eslabón fuese compuesto por micro y pequeños productores.

La cercanía también se evidencia en los valores corporativos que practica la empresa. No está por demás decir que más allá del discurso, hay que observar la coherencia entre la comunicación y las prácticas efectivas. Por ejemplo, hay empresas que en su estrategia de comunicación hablan de relacionamiento con proveedores, mujeres y que brindan apoyo al empoderamiento, generación de ingresos permanentes y mejoramiento de la calidad de vida (la relación comercial permanente, de largo plazo y con precios superiores al mercado convencional apoya a este discurso); sin embargo, será ideal que la empresa vaya más allá creando formas de comprometerse, premiar y establecer vínculos más fuertes, en ciertas ocasiones se requiere inversión, pero en otras hace falta gestión y decisión.

Un factor adicional a considerar una compra es la ubicación geográfica, es decir, empresas y emprendimientos ubicados en las cercanías. Esto se asocia a que los ingresos que reciben de las ventas pueden involucrarse en la cadena de valor de forma directa o indirecta, y los beneficios se quedan en este espacio geográfico. Por ejemplo, una empresa tiene colaboradores y estos consumen almuerzos en restaurantes u otro tipo de bienes en tiendas de abarrotes, por lo que estar ubicado en las cercanías permitirá aprovechar de la ubicación para potenciar los negocios de la comunidad.Hacia el futuro, los consumidores responsables son indispensables para el círculo virtuoso de la economía.

En la decisión de compra, el cliente tiene el poder para beneficiar a las empresas que mejor actúen en los ámbitos comerciales, sociales, ambientales, entre otros. Por lo que estas decisiones, en esta Navidad deben tener más información y análisis, porque seguro van a influir en el futuro de cada comunidad.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *