Escribe para buscar

Empresa Noticias

¿Cómo será el trabajo en el futuro?

Compartir

Un experto analiza las fuerzas del cambio y por qué el futuro del trabajo estará marcado por las redes de talento abiertas.

Foto: @Rawpixel – Freepik

El mercado de trabajo se encuentra en un punto de inflexión por la convergencia de dos factores: la Inteligencia Artificial (AI) y el cambio de expectativas de los trabajadores.  En este artículo evaluaremos datos relevantes sobre cada uno de ellos, y llegaremos a la conclusión de que la flexibilidad, la búsqueda de valores y propósitos compartidos y la formación permanente de habilidades serán las características de un futuro sostenible del mercado del trabajo, tanto para las organizaciones como para las personas.

En primer lugar, es importante resaltar que, al contrario de lo que muchos afirman, la IA o la automatización es una oportunidad enorme para la generación de empleo. Si bien las herramientas tecnológicas dejarán de un lado los procesos mecánicos, no cabe ninguna duda que habrá más espacio para la creatividad y para el desarrollo de capacidades relacionadas con la resolución de problemas desde diferentes perspectivas.

Diversión en el trabajo: Beneficios y cómo fomentarla

El estudio de Deloitte Insights “Las fuerzas del cambio: El Futuro del Trabajo” destaca quemás del 30 % de los mejores empleos del futuro serán sociales y de naturaleza humana, recalcando la fusión de la ciencia y tecnología con la empatía humana y la capacidad de relacionarse y comunicarse con otro ser humano. La publicación determina también que las personas y las organizaciones que dominen el conjunto de habilidades tanto técnicas como sociales, podrían liderar el camino hacia el futuro del trabajo, pero para ello la formación continua de trabajadores es fundamental.

Siguiendo esta misma línea, según Randstad flexibility@work 2021, el 32 % de todos los trabajos requerirá tareas y conocimientos sustancialmente diferentes a los actuales en los próximos 15 a 20 años. En otras palabras, las empresas y organizaciones tendrán que rediseñar el trabajo enfocándolo a la tecnología y al aprendizaje para cumplir con el propósito de encontrar maneras en las que la IA y la inteligencia humana colaboren juntas para la resolución de problemas. Además, deberán asegurarse que las posibilidades tecnológicas respondan a las necesidades de los clientes y empleados.

El segundo elemento clave para el futuro del mercado laboral es el cambio de actitud de los trabajadores frente al trabajo después de la pandemia, con la aparición del teletrabajo y la modalidad híbrida. Los últimos estudios confirman que cuatro de cada diez trabajadores hoy no aceptarían un puesto que no le ofrezca flexibilidad en el manejo de su tiempo. De hecho, el 27 % afirma que renunció a su trabajo porque no contaba con esta posibilidad. Asimismo, el 56 % de los jóvenes en el mundo dicen que renunciarían si no pueden disfrutar de la vida, mientras que el 42 % señala que no le importaría ganar menos si su trabajo contribuyera algo a la sociedad.

La iniciativa por la Seguridad de Quito se fortalece con el trabajo coordinado

Un hecho relevante es que esas nuevas actitudes están dando lugar a que las empresas amplíen su visión de responsabilidad social y a que incorporen nuevas formas de trabajo. Por un lado, se abrirá un camino para que la fuerza laboral anteriormente inactiva o informal encuentre un trabajo. Por otro, se configura la necesidad de que se amplíe una visión inclusiva del mercado en términos de edad, género y etnia.

Ahora bien, mientras se transita sobre los dos elementos mencionados, el mercado laboral está afrontando altos costes de contratación y profundas deficiencias en la cualificación de trabajadores, lo que supone una gran paradoja. Según datos de la EPA del primer trimestre de este año, España tiene la tasa de desempleo (13,1 %) más alta de la Unión Europea, pero, a su vez, cuenta con una escasez de más de 100 mil trabajadores que afecta afecta especialmente a las pequeñas y medianas empresas, según CEPYME.

¿Cómo navegar en este escenario?

Los gobiernos deben centrarse en promover la colaboración pública y privada, impulsar la creación de empleos en función del análisis de datos del mercado laboral, facilitar una transición fluida de industrias en declive a industrias en crecimiento y priorizar el desarrollo eficiente de sistemas de educación y formación ágiles que respondan a los cambios en el mundo del trabajo.

Para las empresas, los caminos señalan la necesidad de crear un enfoque holístico de adquisición de talento y una correcta estrategia de capital humano, incluida la inversión en capacitación, actualización y mejora de las habilidades. Asimismo, ampliar la reserva de talento incluyendo a aquellos que necesitan apoyo para acceder al mercado laboral, invertir en infraestructuras digitales, acelerar la innovación y la productividad asegurando un buen equilibrio entre el bienestar y las nuevas formas de trabajo.

La necesidad de transformar el modelo energético en Latinoamérica

Finalmente, la inclusión de personas dentro y fuera del horario laboral establecido que permitan combinar competencias y experiencias, práctica conocida como Redes de Talento Abiertas, podrían ser un planteamiento muy interesante en la medida en que descartan la idea del trabajo presencial permanente y los horarios fijos, y a su vez, plantean espacios de tareas cognitivas que se verán reforzadas por la tecnología.

El futuro de las relaciones laborales y profesionales nos trae cambios muy relevantes. La naturaleza cambiante del trabajo nos propone desafíos y oportunidades únicas que se encontrarán en el camino de los trabajadores y de los líderes empresariales; hay que aceptar el reto y aprovecharlo. 

  • Luis Jesus Pérez López, docente de la Facultad de Empresa y Comunicación de la Universidad Internacional de La Rioja.

Te podría interesar  

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *