CARGANDO

Escribe para buscar

Empresa Noticias

La influencia del nuevo liderazgo en ecosistemas digitales

Compartir

El nuevo tiempo requiere de nuevas habilidades. Y están relacionadas íntimamente con los cambios en las estructuras de las organizaciones. Conozca cómo adaptarse.

Foto: @pressfoto – Freepik.es

Nuestro país atraviesa una de las crisis más duras en la última década. El COVID-19 nos está dando una lección de sobrevivencia a todo nivel, en lo económico, político, social y, sobre todo, familiar.

Cada vez son más evidentes las situaciones que nos hacen reflexionar acerca del valor de las personas por sobre las cosas. Pues al final del día una empresa depende aún del talento y voluntad de sus colaboradores, ya que pocas son las organizaciones que han logrado implementar la inteligencia artificial para producir.

Hoy hablamos de potenciar habilidades que nos diferencian de las máquinas, como el ejercer liderazgo con equipos remotos, multidisciplinarios e intergeneracionales, para la toma de decisiones trascendentales de la que dependerá el futuro; además, de ser responsables de generar una comunicación asertiva y emocional para obtener compromisos y acuerdos en las negociaciones con sus colaboradores.

Debemos estar presentes comunicando por todos los medios posibles lo que hacemos como protagonistas. Ser coherentes mediante acciones y proyectos claves para salir de la crisis, y generar confianza para que haya inversión en alianza público-privada nacional e internacional con el único fin de salvar la sociedad.

El aprendizaje andragógico (enseñanza para adultos) es fundamental para la transformación digital en todo tipo de empresas. Desde el CEO de una empresa familiar que pase de los 40 años para que domine las plataformas de teletrabajo para continuar evolucionando, hasta el personal de guardianía, mantenimiento y limpieza.

Está comprobado que el teletrabajo vino para quedarse no solo por las bondades que ofrece las aplicaciones y sistemas telemáticos, sino por la optimización de tiempo y recursos que hoy en todo el mundo se ha hecho consciente de estos beneficios, y si le añadimos el respiro que tiene el planeta por menos movilización de vehículos, una recuperación de las familias porque pueden pasar más tiempo juntos y reconocerse.

Es muy gratificante tener la oportunidad de ver crecer a los hijos y tener pausas activas para ayudar en los quehaceres del hogar, el reto es mantener el equilibrio entre el espacio de trabajo y la vida personal.

La capacitación es la llave para abrir nuevas oportunidades empresariales, tener profesionales que se desarrollen en la innovación, incrementen sus habilidades con herramientas informáticas, descubran que pueden tener facilidades a medida que van dominando la tecnología. Esto sin duda aporta al crecimiento de las empresas. 

Hoy cualquier tipo de profesional debe aprender a desarrollar su marca personal, marketing digital, inteligencia emocional, gestión de conflictos y “venderse” de la mejor manera demostrando nuevas habilidades sociales. Hoy no podemos darnos el lujo de estar incomunicados. El tiempo de las profesiones estigmatizadas de ser individualistas ha pasado, estamos en la era de intercambiar conocimientos y experiencias que nos permitan seguir en la carrera.

Las estrategias empresariales deben revisarse cada mes y es muy probable que deban cambiarse detalles del plan de acción, pues el mundo se mueve tan rápido que lo que hoy pensamos que es vigente, mañana resulta que existe una nueva tendencia de mercado, o algún invento nuevo.

Por lo tanto, los líderes deben estar alertas de estos cambios y ser muy perceptibles a través de la identificación de fuentes de información confiables e investigación seria para mantenerse a la vanguardia. Todos estos factores deben estar combinados con una organización coherente con valores que no caigan en la tentación de la corrupción.

Hoy hablamos de ecosistemas de emprendimiento; sin embargo, este ecosistema debe estar directamente conectado con las empresas con mayor experiencia, y de ahí el rol fundamental de tener líderes que promuevan con el ejemplo, con las nuevas realidades e impulsen un objetivo común para alcanzar el gran objetivo de país; salir de la dependencia tradicional a motivar el talento, la investigación y la innovación como pilares de la nueva sociedad.

  • El autor es Jefe de la Escuela de Negocios Cámara de Comercio de Quito.
Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *