CARGANDO

Escribe para buscar

Empresa Noticias

¿Cómo liderar equipos remotos en teletrabajo?

Compartir

En este tiempo, donde no se ve a todo el equipo en la oficina, se deben desarrollar equipos autoconducidos. Aquí las recomendaciones de una especialista.

Foto: @GerdAltmann – Pixabay

La pandemia nos ha puesto frente a un escenario de innovación y generación de cambio. Sabemos que las transformaciones en las organizaciones y en el mundo moderno parten también de desarrollar nuestras capacidades, nuestras competencias y generar nuevos procesos de aprendizaje. Estos aspectos también son fundamentales para desarrollar competencias de liderazgo para trabajar con equipos remotos.

Hay una rápida transición de las organizaciones hacia una cultura digital mediante un cambio de tecnología, de infraestructura y el uso de nuevas herramientas, etc. Sin embargo, un aspecto fundamental es cambiar nuestra forma de ser y de ver (mindset) para lograr una rápida adaptación a los diferentes entornos que vivimos, aprovechar la tecnología y sobre todo tener una respuesta muy ágil ante un mundo “VUCA” (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo).

En suma, la transición a este modelo cultural también va a depender de esta capacidad de ir desarrollando nuevas competencias, nuevos comportamientos, ir trabajando en equipo y el liderazgo que cada uno de nosotros tenga, es crucial. 

Liderar al talento humano en teletrabajo, parte de la capacidad de conducir a los equipos, de manera remota, hacia un enfoque de eficiencia y productividad, pero también con una visión de propósitos, de cercanía y de confianza. 

Este liderazgo del teletrabajo debe establecer algunas prioridades, con el fin de desarrollar equipos autoconducidos a la consecución de resultados. 

Al analizar el tema y algunos escritos al respecto, junto con Hugo Ojeda, especialista en talento humano, concluímos que en esta nueva normalidad, las prioridades del liderazgo son:

  1. Inspirar e impartir propósito: En momentos de ambigüedad y emociones, esto permitirá conectar con ese motivador que llamamos “propósito”. Esa gran visión que tenemos como organizaciones y que va mucho más allá de comercializar productos y servicios o generar rentabilidades, sino que parte de la identificación del “para qué”. Sobre esa base, el líder inspira e imparte propósito a sus equipos de trabajo.  
  2. Autenticidad: Como consecuencia de la pandemia, nuestros espacios de trabajo se han trasladado al hogar y ahora, también es nuestra oficina. Y el ejercicio consiste en aceptar esta nueva realidad, desde estos espacios auténticos, siendo conscientes de que tenemos una vida con diferentes frentes, donde el tema laboral es esencial y es importante planificar nuestras actividades de trabajo para combinarlas con las actividades personales y familiares. En este contexto, el líder debe mostrarse desde la autenticidad de esos espacios y desde allí generar confianza.  
  3. Adaptarse y comunicar: En este mundo del liderazgo remoto de equipos, a través de teletrabajo, es clave la capacidad de adaptación al entorno. Pensemos en el camaleón y representémoslo como figura de esta competencia. Al enfrentarse a diferentes escenarios va cambiando de color; adaptándose, mientras va conviviendo con el entorno que tiene y acoplándose a nuevas realidades. Esta capacidad del camaleón, sumada a una adicional, que es la de comunicar de manera efectiva, fortalecen las competencias de un líder. Tenemos múltiples herramientas para comunicarnos. La tecnología, por ejemplo, ha hecho posible una conexión de manera directa a pesar de la distancia y ahí, el reto del líder es ver cómo generar un enlace comunicacional en donde sea específico y esté pendiente del sentir de las personas.
Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *