CARGANDO

Escribe para buscar

Empresa Noticias

La cultura corporativa, el eje de la transformación digital

Compartir

El talento humano es esencial cuando hablamos de transformación digital en las organizaciones. La consolidación de una cultura se vuelve esencial a la hora de implementar la estrategia de digitalización. 

Foto: Gerd Altmann – Pixabay

Si analizamos la gestión del talento humano del presente y hacia dónde debería dirigirse en el futuro, lo primero que debemos tomar en cuenta es la premisa de que, antes de la pandemia ya se avizoraban algunos cambios. El más importante de ellos era la digitalización de los servicios, que empresas, como los bancos, ya habían puesto en marcha y con ello, arrancaron oficialmente, el proceso de transformación digital. 

Sin embargo, no se trata solo de aplicar tecnología a las operaciones, sino de generar una cultura corporativa que sustente esta transformación dentro de las empresas. 

Por eso, será primordial alinear con éxito la estrategia de digitalización del negocio a un nuevo mindset que deberán adquirir nuestros colaboradores. Así, en relación al talento humano, esto se traduce en dos conceptos: reskilling upskilling, o en otras palabras, brindar formación y capacitación a nuestros equipos de trabajo para poder responder a las exigencias de la transformación digital.

Si volvemos atrás, observaremos con claridad que la pandemia nos obligó a todos a pensar y a actuar de manera distinta, porque no había otra salida. Entonces se aceleraron los procesos de digitalización de servicios y los cambios de cultura con ingredientes digitales y de innovación. 

Eso, para el talento humano significó diseñar y llevar a cabo procesos de mejoramiento de esas capacidades de innovación y de digitalización, ante lo cual los colaboradores, en general, han respondido de manera positiva, aunque el cambio haya sido acelerado e incluso doloroso en ciertos casos. 

Del lado de las empresas, la transformación digital seguramente ya forma parte de su estrategia, sin embargo y, simultáneamente, deben diseñar la cultura que necesitan para cumplir con sus planes de negocio en el mediano plazo. Mi percepción es que está creciendo el número de organizaciones que colocan a la cultura como una prioridad, identificando y desarrollando los atributos culturales que se necesitan para poder cumplir con los objetivos. 

Pienso que, en las empresas ya se dieron cuenta que no es una variable que puedan dejar suelta para que “pase lo que tenga que pasar”, sino que han tomado consciencia de lo esencial que es el hecho de diseñar deliberadamente esa cultura.

En ese mismo sentido, estoy convenida que la alta dirección ya tiene visualizado este tema y lo ha tomado muy en serio porque no existe alternativa. Estamos viviendo una época en la cual, un CEO no puede decir: “mi empresa no necesita digitalizarse”, ya que eso representaría su desaparición en el mediano plazo. Tendría que ser un directivo muy miope para no ver que es una exigencia del mundo en el que vivimos.

Por eso, la invitación es a aprovechar el buen momento de cambio que vivimos, con el fin de hacer de la cultura, la principal palanca, a partir de la cual sea posible crear, de forma continua, experiencias sobresalientes para nuestros clientes.

  • La autora es Docente de la Maestría en Administración y Gerencia Organizacional de la UDLA.
Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *