Escribe para buscar

Debate Noticias

Sueños que se deben hacer realidades

Compartir

Imperativa es la unidad nacional para la reactivación económica y social. El portafolio de inversiones presentado por el gobierno provoca sueños que el Ecuador anhela sean realidad.

Foto: Carlos Silva – Flickr Presidencia de la República.

La semana que concluyó mostró que la mayoría de la Asamblea Nacional se empeña en nadar contracorriente, contra los grandes intereses y proyectos nacionales de seguridad, para reactivar y activar la dinamia económica y social, el bienestar nacional.

Los actos de esa mayoría son contradictorios, antípodas. Mientras reducen y bloquean proyectos de ingresos determinados por el gobierno en la Proforma de Presupuesto 2022 y proyectos de leyes urgentes, le reclaman obligaciones, muestran limitaciones en saberes elementales de matemáticas para determinar los presupuestos de salud y educación en relación al PIB, pero hacen coro para que inicie el aumento del salario básico a USD 500.

Su probable distanciamiento de actividades productivas, les daría seguridad que el dinero cae del firmamento (cielo dicen algunos) sin protagonismo de inversión y trabajo, por lo que les fue indiferente la presencia de más de 800 representantes de empresas nacionales e internacionales, corporaciones, bancos de inversión, organismos multilaterales reunidos en el Ecuador Open for Business 2021, a quienes el gobierno presentó 50 proyectos para intentar captar USD 30 833 millones que podrían generar 2 millones de empleos.

El silencio podría interpretarse como aversión a las intenciones gubernamentales, pero más a la población que clama trabajo, imposible hacerlo sin inversiones y marcos legales apropiados.

También se entiende esa indiferencia, porque en esa mayoría existe gente identificada con acumulaciones no convencionales de dinero, a quienes les sería difícil entender que los proyectos de inversiones generan réditos, empleo, impuestos, beneficios sociales conforme los plazos de ejecución de cada uno de ellos, generalmente mayores a un período presidencial.

Las propuestas de inversiones concentran el 72,60% en las áreas hidrocarburífera, energética y minera, para cuya materialización el país carece de capacidad financiera y tecnológica. No olvidar que la población carece de cultura inversionista en proyectos de riesgo, menos fomentar fideicomisos, pero puede ser momento de iniciar procesos formativos para que, en cualquier momento, ciudadanos compren acciones en esas y otras áreas, como ocurre en países con apreciables índices de desarrollo.

Esa “democratización” de inversiones daría al traste con el estribillo político de “entreguismo de la riqueza nacional al imperialismo”, porque, por ejemplo, comunidades campesinas, individual y colectivamente, podrían invertir en proyectos a través de fideicomisos, convirtiéndoles, también, en actores directos de preservación ambiental.

Los proyectos ofertados están en línea con los compromisos internacionales de reducir las emisiones de CO2 hasta el 2035, porque incluyen agricultura orgánica, construcción de una refinería de alta conversión que produciría combustibles Euro 5, plantas hidroeléctricas para generar energía limpia, minería, base creciente para el radical cambio de matriz energética nacional e internacional.

Extender la producción en tiempo y volumen del petrolero campo Sacha requiere legislación específica que debe motivar a la Asamblea hacer las reformas pertinentes, cuya eventual concesión también serviría para conocer la forma cómo operó Venezuela en él, cuyo magro antecedente fue la participación de PDVSA en  la “construcción” de la Refinería del Pacífico, para lo cual se hizo con el 49% de acciones, en contraparte con el 51% de Petroecuador, pero no participó, en igual proporción, en la multimillonaria “inversión” para aplanar el Aromo, pese a lo cual reclama cientos de millones de dólares para liquidar la “empresa binacional”, pomposamente certificada por Rafael Correa y Hugo Chávez.

Respecto a la minería, importante es que los actores políticos y sociales realicen lecturas apropiadas, porque sin ella sería imposible estar en los niveles tecnológicos actuales; los metales son fundamentales para evitar el progreso del cambio climático que amenaza la existencia humana.

Investigaciones preliminares expresan que el Ecuador es rico en metales, de los cuales dos son de alta proporción, como el oro, cuyas reservas, en valor nominal, fácilmente superarían los USD 42 000 millones, mientras del cobre se mencionan cifras superiores.

Los dos productos son vitales para el cambio de matriz energética internacional, en el que el Ecuador debe tener protagonismo no solo contribuyendo con materia prima, sino instalando plantas siderúrgicas específicas.

Sin mencionar los otros sectores del portafolio de inversiones, el aprovechamiento de los citados, serían vitales en remediar la crónica deficitaria caja fiscal, en la atosigante deuda pública de más de USD 70 000 millones que se deben pagar hasta mediados de siglo, como en la cobertura de asistencia social.

Las expectativas de ingresos por minería son importantes. Al cerrar 2021 se esperan ingresos por USD 1 600 millones y al concluir el período presidencial el aporte sería 4% del PIB, o sea más de USD 4 000 millones y, mucho más en el futuro.

Imposible dejar de mencionar el proyecto para modernizar el sistema de transporte ferroviario, actualmente reducido a pequeños tramos para atención turística, pero el clamor nacional es el restablecimiento del servicio para pasajeros, carga y turismo, lo que obligará a los actuales servicios convencionales a mejorar y ser competitivos en sus servicios.

La modernización del sistema ferroviario restablecerá dinamia económica y social a innúmeras poblaciones por donde atraviesa el mismo, integrando más y mejor a las culturas nacionales, para quienes, el portafolio expuesto en el “Ecuador Open for Business 2021” abriga sueños, de los que desea despertar y verlos convertidos en realidades, con transparencia.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *