CARGANDO

Escribe para buscar

Debate Noticias

Gran responsabilidad en las urnas

Compartir

Ni remotamente el Ecuador desea vivir agobios ni penurias como Venezuela; para redimir al país, el voto debe concordar con la reactivación nacional y no con el imperio de dádivas y la sistemática corrupción.

Foto: Gianna Benalcázar – CCQ

A menos de una semana para las elecciones presidenciales y legislativas ecuatorianas, se producen cambios profundos en votantes inicialmente contrarios a Guillermo Lasso. Grupos enteros de redes sociales que se inclinaban por exportadores de agua y representantes de partidos y movimientos de “alquiler”, reiteran que las diferencias ideologías no priman en estos comicios, sino salvar al Ecuador, desechando la lista 1, reconociendo que “el Socialismo del Siglo XXI, es hambre y miseria” y relatan la sistemática corrupción experimentada desde el 2007 para llevar al país al actual estado de crisis económica, política y social.

O votas por tratar de restablecer la economía, el empleo y procesos de bienestar, o votas por el sinuoso estado de cosas instalado el 2007 y que pretende prolongarse por 50 años más, sobre la base de estilos políticos que agobian a Venezuela, Nicaragua, Argentina, agregan.

El domingo 7 de febrero de 2021 el voto debe rechazar el desenfreno por el poder de advenedizos y experimentados en acciones ilícitas con el erario público y que buscan garantizarse de esos despojos, tratando de abortar procesos judiciales instaurados y que se investigan.

El domingo 7 de febrero de 2021, no es momento de anular el voto, porque hacerlo beneficia al candidato que representa el continuismo político, jurídico, económico y social instaurado el 2007, caracterizado por la justicia de dispendiar recursos públicos en farras, construir elefantes blancos y haber forjado grandes fortunas a través de coimas, sobreprecios, cohechos, y otros ilícitos, vulnerando la contratación pública.

El domingo 7 de febrero de 2021, los electores están llamados a repudiar, efectivamente, a quienes han construido y mantienen grupos humanos sobre la base de dádivas y favores que les han generado nuevos estatus económicos y sociales, en detrimento de la obra y del servicio honesto a la sociedad.

El domingo 7 de febrero de 2021, los ciudadanos están llamados a restablecer la efectiva libertad de expresión y de opinión, a desterrar del país las auto lisonjas semanales a través de radio y televisión. Tu voto hará desaparecer la perniciosa Ley Orgánica de Comunicación y los Arts. del 512 al 518 del Código Integral Penal, los que criminalizan al trabajo periodístico.

Ecuador productivo

El domingo 7 de febrero de 2021, los electores están llamados a impulsar un Ecuador con trabajo productivo, con sostenida inversión de capital, o arruinar al país engrosando burocracias gubernamentales que solo generan gastos de dinero proveniente de impuestos y otras contribuciones que realiza el activo trabajador para obras y servicios.

El domingo 7 de febrero de 2021, cada ecuatoriano decidirá si desea llevar alimentos a su familia con dinero bien habido, fruto del empleo y del trabajo productivo, o regodearse de una mesa llenada por tráficos de influencias, coimas, sobreprecios y otros tipos penales.

El domingo 7 de febrero del 2021, el voto del vendedor ambulante está llamado a decidir si continúa en tal condición o se integra a un aparato productivo, a partir de asociaciones con entes afines en destrezas para impulsar emprendimientos con crédito productivo y de bajo costo.

El domingo 7 de febrero de 2021, el agricultor, está llamado a decidir si continúa trabajando sin condiciones técnicas adecuadas, sin crédito oportuno y conveniente, sin servicios básicos, si vota por programas agropecuarios que plasmen encadenamientos de producción para que los bienes que produce lleguen a los mercados a precios adecuados para sí y el consumidor final.

El domingo 7 de febrero de 2021, el inversionista, las personas jurídicas de capital, los micro, pequeños, medianos y grandes empresarios, están llamados a decidir con su voto que son amplia mayoría del desarrollo económico y social ecuatoriano con ética y transparencia, y son marginales los que crecen sobre la base de tráficos de influencias, coimas, sobornos, sobreprecios y otros tipos penales.

El domingo 7 de febrero, el votante profesional debe pronunciarse sobre si desea continuar bajo el yugo de requisitos impositivos y con competencia desleal gubernamental, o prefiere restablecer el sistema de libre ejercicio profesional con costos competitivos en mercados de su especialidad.

El domingo 7 de febrero de 2021, el votante jubilado está llamado a rechazar la dilapidación del IESS, su extinción, manteniéndolo como caja chica del gobierno, y a votar por la modernización y eficiencia en las prestaciones de salud, pensiones y otros beneficios que están deprimidos por la demagogia de universalizar servicios sin financiamiento.

El domingo 7 de febrero de 2021, los ciudadanos están llamados a decidir con su voto si mantienen y perfeccionan las bandas delincuenciales en el sistema de salud, u optan por un servicio público técnico, eficiente de cobertura nacional con ética y transparente. 

Educción y arte

El domingo 7 de febrero de 2021, cada elector juvenil decide si desea mantener un sistema educativo sin bases técnicas ni orientadoras para una futura sobrevivencia digna, que determine y refuerce su vocación de servicio a la Patria, a su familia, a sí mismo, o prefiere un sistema con determinación extraña a su ser, que solo alienta el burocratismo.

El domingo 7 de febrero de 2021, el estudiante universitario debe decidir, con su voto, si mantiene su formación libresca ajena a su vocación, o se decide por la formación preprofesional con actividades prácticas que, efectivamente, proyecten su vocación profesional.

El domingo 7 de febrero del 2021, el ecuatoriano votante está llamado a pronunciarse por el desarrollo del arte y la cultura, ejes vinculantes a toda actividad económica y social.

Por el Ecuador

No hace falta referirse al auténtico representante de lo negativo, porque se identifica a sí mismo por estar en la carrera electoral sin cumplir requisitos legales, realizar campaña con “infracciones graves” que lo descalifican como candidato, pero se impulsa con propuestas demagógicas, como pretender regalar dinero de cuenta ahorristas, cuentacorrentistas, gobiernos seccionales, depositado en Viena, señas de asociar peculado (regalador y beneficiarios), delito en el cual el grupo que le auspicia acumula experiencia desde el 2007. 

El Ecuador del 2021, demanda un administrador con experiencia, un administrador disciplinado, firme y que proyecte bienestar nacional, no necesariamente de coincidencias ideológicas, pero que tenga como gran horizonte el bienestar del Ecuador.De toda la gama de candidatos hay solo uno con historia y experiencia administrativa y de gestión, dispuesto a apartar al Ecuador de la corrupción, de la depresión económica y social y redimirlo. Manolo Escobar Zurita, reconocido periodista radiodifusor, expresó en su cuenta de Facebook: “Despierta Ecuador: No le des tu voto a delincuentes que están en campaña para salvarse de la pena judicial”. Juan, usuario de WhatsApp, escribió: “Lo diré fuerte y claro: admiro a esa gente que este 7F va a votar por Lasso aunque no les guste. Les admiro porque entienden que hoy sus gustos personales e ideologías pasan a segundo plano cuando tenemos enfrente un narcogobierno que busca instalarse en el poder y joder el país”.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *