CARGANDO

Escribe para buscar

Debate Lo Destacado Noticias

Las alegrías del Ecuador

Compartir

Aprendamos a enaltecer a quienes realmente valen la pena y quienes puedan servir como ejemplos por sus buenas acciones. Ese cambio es necesario para nuestro país.

Foto: Cortesía Luis Salgado Albán

Ecuador es un país que se contenta con poco. Por eso decía Humboldt que nos alegramos con música triste y es que quizás desde la colonia, o incluso antes, hemos estado acostumbrados a conformarnos con poco, a tener miedo de reconocer lo que valemos. 

Durante la pandemia hemos visto el vacío que tenemos los ecuatorianos; que mientras muchos morían, otros denunciaban actos de corrupción, abusos del uso de carnets de discapacidad, entre otras. Lo que más nos llamaba la atención y lo que más queríamos es que los partidos de fútbol comiencen. Entendemos que hay muchos negocios que dependen del fútbol, pero el pedido de la gente era para tener una alegría, un desahogo, bastante fugaz, pero alegría al fin. 

Todos, durante los momentos difíciles, necesitamos un refugio para desahogarnos, para encontrar un empujón para salir adelante, pero hay otras cosas que nos pueden alegrar y que no nos fijamos. Debemos dejar de conformarnos con alegrías pasajeras y concentrarnos y enorgullecernos de figuras que valgan la pena. 

Ahora que hemos aprendido lo complicado que es tener oportunidades para emprender, para conseguir y mantener un empleo, para poder mantenerse honesto en un país hundido en la corrupción; necesitamos reforzar nuestros referentes. Dejar de asociar el éxito a un solo partido de fútbol, a un bono momentáneo a una caridad. 

Debemos enfocar nuestra atención y dejarnos inspirar por gente que aporte de verdad, con valores como la perseverancia, la honestidad, la disciplina, la humildad. La gente que de verdad nos hacen quedar bien pasan desapercibidos o su gloria en nuestro medio dura poco. Ejemplo de esto es Inty Gronnenberg, quien ganó un premio como Inventor del 2018 por descubrir cómo reducir la basura de los océanos. Estos personajes no se roban más de una semana en las noticias en pequeñas entrevistas, pero son ellos quienes son los únicos que deben servir de ejemplo. Porque si comparamos a un jugador de fútbol que no ha pagado su pensión alimenticia y que no puede viajar con el equipo, tiene el mismo tiempo de noticia; pero el mensaje que se da a la sociedad es totalmente equivocado. Engrandecemos los fracasos pero disminuimos los triunfos. Así es la mentalidad que generalmente tenemos, por eso nos cuesta exigir nuestro lugar y no logramos reclamar a la potencia asiática para que deje de dañar el ecosistema de Galápagos, entre otras cosas. 

El noticiero, la radio y las redes sociales se pasan hablando de la corrupción. Es cierto que no debemos dejar que la impunidad premie a tonto corrupto; pero gastemos más energía y recursos en realmente educar a la población. Las noticias siempre serán noticias pero no nos dejemos saturar de información y dar tanto protagonismo a quienes solo nos perjudican. 

Dediquémonos en usar ejemplos de personas que se esfuerzan para que sea ese mensaje lo que recuerden los niños y jóvenes. Es realmente injusto cómo pasan una semana engrandeciendo a una selección de fútbol que aún no consigue ni siquiera clasificar al mundial, para que nos conformemos con jugar como nunca y perder como siempre. Mientras que hay deportistas como Richard Carapaz que simultáneamente nos estaban representando con victorias dentro del Tour de Francia y ahora La Vuelta a España. Sin embargo, sus éxitos siguen siendo más fugaces que la ilusión del fútbol. 

Estoy de acuerdo que la pasión del fútbol es indescriptible y que somos un país futbolero, pero, pese a darle la espalda en sus inicios, Richard solo nos ha demostrado que con perseverancia, con convicción y con disciplina los sueños se cumplen. Aferrémonos a estos éxitos que demuestran un gran trabajo diario. Seguro todos tenemos un Carapaz dentro de nuestras familias a quienes no les estamos reconociendo. 

Son este tipo de personas quienes deben servir de ejemplos de muchos valores que hemos perdido como sociedad. Ahora que todo es reemplazable y de fácil acceso el ver la tenacidad de este ciclista debe ser el motor para poder replantearnos nuestros sueños y dejar de pensar que somos muy pequeños, muy inexpertos o muy débiles para alcanzarlos. Así como el Jhonatan Narváez también nos deja ver esas cualidades. 

El ciclismo es un deporte de mucha disciplina, de trabajo en equipo y donde la importancia del tiempo es determinante. Reivindiquemos a quienes de verdad nos dan alegría y hagamos que su legado sea cimiento para los niños y jóvenes del país. Que las lecciones de vida de Carapaz o de Narváez nos sirvan como motivación para no darnos por vencido. Es verdad que estamos en un país complicado. Tenemos crisis sanitaria, crisis económica, elecciones, corrupción, etc. Pero seamos resilientes como lo han sido ellos y a muchos a quienes no he mencionado pero que solo han dejado el nombre de nuestro país en alto. Saquemos de nuestro vocabulario diario a la corrupción, a la deslealtad, a la trampa. Porque enseñando con ética, con amor y con concordancia entre lo que pensamos y decimos estamos dejando de lado estas acciones que tanto daño nos han hecho. 

Recordemos que lo que vemos de quienes nos rodean son los mejores maestros para definir qué valores definen nuestra personalidad. Empecemos dejando de felicitar al niño que copia, a la persona que paga a un tramitador para agilizar un trámite o a quien evade impuestos poniendo sus bienes a nombre de otros; solo por citar algunas situaciones. 

Siempre como ecuatorianos nos ha sobrado sacrificio pero nos ha faltado confianza, nos hemos vuelto talentosos pero llenos de complejos, nos han inyectado tenacidad pero con impaciencia. Aprendamos a enaltecer a quienes realmente valen la pena y quienes puedan servir como ejemplos por sus buenas acciones para así renovar las perspectivas de nuestra sociedad y no dejar de ser personas luchadoras y comprometidas. 

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *