Escribe para buscar

Criterios Debate

Nos enseñan a obedecer

Compartir

Cada 28 horas, en Ecuador, una mujer es asesinada… El caso de María Belén Bernal puso sobre la palestra el trabajo escueto que se ha llevado a cabo para erradicar la violencia contra la mujer.

Foto: Gianna Benalcázar – CCQ

El femicidio de María Belén Bernal ha sido la cara visible de tantas mujeres que mueren cada 28 horas en nuestro país. Es una cifra alarmante y más aun sabiendo que murió en una Escuela de Formación Policial.

Las declaraciones de los cadetes confirman que María Belén pidió auxilio y nadie la ayudó. Aquellos que están formándose para ayudar a una sociedad no fueron capaces de poner en práctica el principio básico porque el que quisieron convertirse en policías. Espero no tener que ser yo la que alguna vez en la calle necesite ser socorrida por alguno de estos 12 cadetes porque seguramente no harán nada.

Esto me lleva a pensar sobre el tipo de formación que están recibiendo. Hasta donde la jerarquía y la sumisión deben prevalecer sobre el dolor y la lógica. Nos enseñan a obedecer más no a pensar. Hubo tantos involucrados que pudieron hacer algo por esta abogado mientras estuvo viva y hasta de muerta pero por “ respetar” su jerarquía no lo hicieron. Ellos también son culpables, pero por su condición hasta la fecha no se han concretado acciones contra ellos.

Creo que estamos llenos de borregos y de gente capaz de obedecer, lo que necesitamos son autoridades con pensamiento crítico, con lógica, con empatía. ¿Ninguno de ellos pensó que mañana pueden ser sus hijas, sus hermanas o sus madres quienes pasen por situaciones similares?

Nos preocupamos por la violencia en las calles, los asaltos, los asesinatos y los robos. Pero qué estamos haciendo por erradicar la violencia intrafamiliar. Esa violencia que muy pocos hablan y que únicamente toma fuerza en situaciones que se vuelven mediáticas como el caso de María Belén.  Sin embargo, ocurren este tipo de muertes casi a diario y la justicia es la mayor cómplice.

¿Qué pasó con el policía que mató a su hija de meses de nacida por no pagarle la pensión alimenticia? ¿Qué pasó con el policía que agredió a su esposa en pleno centro de Vinces? Mientras para estos casos la justicia sigue procesos y se toma todo el tiempo para investigar y hay otro caso en especial de menor magnitud por retrasos en el pago de deudas con bancos, tarjetas o Instituciones del Estado que la justicia actúa de una manera sorprendentemente rápida pero cuando son vidas las que están en juego uno no entiende la lentitud de los procesos.

El patriarcado se sigue viendo en la justicia. En especial en esos procesos de revictimizar a la agredida para que su denuncia sea válida y quede registrada. También en esos casos donde los más cercanos aconsejan callar, aguantar y no hacer de lo ocurrido un hecho público. Todo lo contrario, debemos empapelar al agresor y contar la historia una y mil veces para que no vuelva a ocurrir, para que las niñas sepan que eso puede ocurrir y que uno debe levantar la voz para defender sus derechos y no dejar que nos pasen por encima.

Ojalá la presión mediática de este caso ayude no solo a esclarecer lo ocurrido con María Belén Bernal sino con todas las víctimas de femicidio. Pensemos en la inteligencia emocional que les estamos inculcando a nuestros niños no solo para que sepan alejarse de relaciones o situaciones violentas sino para que no sean agresores de ningún tipo.  Que sepan manejar sus emociones y que dejemos de tener una sociedad tan violenta como la que estamos teniendo ahorita.

Etiquetas:
Siguiente artículo

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *