Escribe para buscar

Debate Noticias

El presidente de la Conaie plantea como estrategia un ‘Estallido’ mariateguista

Compartir

Octubre de este año es un mes que no pasará desapercibido en el calendario político del país. Conozca lo que advierte este analista de seguridad e Inteligencia.

Cortesía: Bonil

Los escenarios de confrontación han iniciado su aproximación estratégica. Los discursos de amenazas y de presiones son parte de la retórica de confrontación, mientras por otro lado los escudos y las lanzas se comienzan a desempolvar, la guardia indígena o el ejército del presidente de la Conaie se reagrupa ante su nuevo líder. El objetivo es iniciar la revolución indoamericana como lo señala Leonidas Iza en su libro Estallido.

La concentración del 11 de junio, convocada por el presidente del Movimiento Indígena y Campesino del Cotopaxi (MICC), para entregar un mandato de las organizaciones indígenas, constituyó una maniobra de distracción y aprovechó la confusión gubernamental, la incertidumbre ciudadana y pudo posicionarse como el caudillo de confrontación del movimiento indígena, previo a las elecciones de la Conaie.

Todos cayeron en la celada y contribuyeron a su posicionamiento y levantamiento de la imagen bastante afectada luego de la confrontación con Yaku Pérez.

La visión de país de Iza gira en torno al contexto mariateguista, que buscó en octubre de 2019, que surja un nuevo poder popular. En esa ocasión no llevó a un proceso revolucionario, en donde el indigenado sea su protagonista y los medios alternativos su sistema de comunicación social.

Las elecciones al interior del movimiento indígena proclamaron a Leónidas Iza como su presidente, quien tiene ya una agenda político-revolucionaria preestablecida. En donde determina como primer paso para su reorganización, unificar al brazo político del indigenismo Pachakutik y la estructura de base, que lo conforman las organizaciones y nacionalidades pertenecientes a la Conaie. Consolidado su aspiración de unificación, su liderazgo se incrementaría para poder disputar desde el contrapoder la gobernabilidad del Estado. 

Octubre 2021 será el campo de batalla de la desestabilización nacional, los detonantes están ya en el escenario de confrontación y las autoridades gubernamentales, sin mucha experiencia política, verán como el control del Estado de les va de las manos rápidamente. En el país se escucha un susurro revolucionario, que, si no lo controlan a tiempo, se convertirá en un estallido como lo titula Leónidas Iza a su libro. 

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *