Escribe para buscar

Datos Portada

Las empresas de América usan más las plataformas de comercio electrónico para sus ventas

Compartir
COMERCIO ELECTRONICO EMPRESAS

El comercio electrónico o e-commerce se ha convertido en una herramienta que facilita a las grandes, medianas y pequeñas empresas a comercializar sus productos a nivel nacional e internacional. Conozca las últimas cifras.

En la actualidad, la interconexión digital mundial que brinda la internet, permite que cualquier empresa pequeña, mediana o grande, pueda exportar sus productos a otros países, utilizando diversas plataformas de comercio electrónico o, desarrollando sus propios canales digitales de venta internacional.

A la vista de esta realidad, es evidente que para la mayoría de empresas que cuentan con oferta exportable, internacionalizar su e-commerce es una de las formas más eficientes y rentables de abrir mercados, fortalecerse en otros, y así llegar al máximo número de compradores potenciales.

Los resultados de la última encuesta del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a firmas exportadoras de América Latina y el Caribe, demuestran la importancia que tiene la utilización del comercio electrónico para exportar. Si previo a la pandemia alrededor del 25% de empresas ya utilizaba este canal de venta, en lo que va del año 2021, un 38% de las empresas lo utiliza, destacando que, entre los usuarios, el 66% declaró haber tenido una buena o muy buena experiencia exportando por ese canal.

Otras empresas indican que lo implementaron en 2021 (7%) y otro importante porcentaje (31%) lo comenzó a utilizar en 2020 dentro del contexto de pandemia.

En el otro extremo en cambio, el 58% de las empresas encuestadas no utilizó plataformas de comercio electrónico para exportar, aduciendo -entre las varias razones por las cuales no utilizaron plataformas digitales-, que los canales tradicionales funcionan correctamente (47%) y un 11% considera que aún no puede superar barreras para su implementación (donde destacan por ejemplo problemas de logística y medios de pagos, e inclusive diferencias regulatorias con los países de destino).

Además, un 18% declaró no utilizar ese canal, aunque planea hacerlo pronto.

A pesar de estas alentadoras cifras, del 58,3% del total de las empresas encuestadas de todos los tamaños que no han utilizado plataformas electrónicas para exportar, las de tamaño mediano son las que lideran la no utilización (66,3%), mientras a las micro y grandes empresas solamente las separa 1 punto porcentual.

Esto da debida cuenta de que independientemente del tamaño empresarial, las micro empresas definen estrategias digitales al igual que las grandes.

Es necesario recordar también que, no todos los productos son exportables por canales online, por la existencia de algunos factores que hacen difícil o inviable su exportación: requerimientos legales en cada país de destino, preferencias y gusto de los consumidores, o la necesidad de realizar adaptaciones de todo tipo para satisfacer el gusto local como el diseño o la traducción de textos. 

Las ventas online no requieren de una red de vendedores ni de locales comerciales con puerta a la calle; pero en contrapartida el servicio post-venta y la atención al cliente (telefónica, por chats, emails, etc.), junto a todo el proceso de logística (transporte, almacenaje, envío de pedidos, recepción de devoluciones, entre otros) deben funcionar en términos de excelencia.

De lo contrario, se corre también el riesgo de labrarse una mala reputación online por el efecto viral de los clientes insatisfechos o ignorados. Por eso, para saber si una empresa está preparada para el e-commerce internacional, éstas deben analizar detalladamente su situación interna, con espíritu crítico y con la mentalidad y el convencimiento de que en el camino tendrán que reforzar las áreas y aspectos necesarios, para encarar con las mayores garantías un proceso de internacionalización digital.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *