Escribe para buscar

Datos Lo Destacado Sub Portada

Un estudio señala que la crisis de los fletes marítimos afectará a los precios al consumidor en todo el mundo

Compartir

El incremento de los fletes marítimos golpea la exportación e importación. Esto podría desembocar en un incremento significativo para los consumidores. Aquí las cifras.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), advierte que los precios al consumidor a nivel mundial aumentarán significativamente en el próximo año hasta que se desbloqueen las interrupciones de la cadena de suministro del transporte marítimo y se solucionen las limitaciones de los puertos y la ineficiencia de las terminales, lo que ha ocasionado un incremento en los precios nunca antes registrados.

El análisis de la UNCTAD muestra que el actual aumento de los fletes de los contenedores, de mantenerse, podría incrementar los niveles de precios de las importaciones mundiales en un 11% y los niveles de precios al consumidor en un 1,5% de aquí a 2023.

El incremento de los precios de los fletes marítimos ha crecido, de manera exponencial, afectando tanto a importadores como exportadores de todo el mundo. Por ejemplo, la tarifa al contado del Índice de Carga Contenerizada de Shanghái (SCFI), en la ruta Shanghái-Europa, era inferior a USD 1 000 dólares por TEU en junio de 2020; ahora, aumentó a unos USD 4 000 dólares por TEU a finales de 2020, y a USD 7 395 dólares a finales de julio de 2021.

Por si fuera poco, los propietarios de la carga se enfrentaron a retrasos, recargos y otros costes, y siguieron encontrando dificultades para garantizar el rápido traslado de sus contenedores.

Las cadenas de suministro se verán afectadas por el aumento de los costes del comercio marítimo. Los artículos de bajo valor añadido producidos en las economías más pequeñas, en particular, podrían sufrir una grave erosión de sus ventajas comparativas.

Según el informe, las elevadas tarifas sostenidas ya están afectando a las cadenas de suministro mundiales, y señala que Europa, por ejemplo, se ha enfrentado a la escasez de bienes de consumo importados de Asia, como muebles para el hogar, bicicletas, artículos deportivos y juguetes.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *