Escribe para buscar

Datos Portada Sub Portada

La rebaja arancelaria impulsa a tres sectores

Compartir

Los sectores: agrícola, pesca y acuacultura se benefician de la última rebaja arancelaria. Aquí las cifras.

El término “arancel”, en el mundo globalizado, cabe citarlo en tres ámbitos claramente definidos: primero, dentro de su uso más extendido, como un impuesto o tributo indirecto denominado derechos de aduana que grava los bienes objetos del comercio exterior (compra venta internacional); segundo, como la nomenclatura oficial para todas las mercancías existentes en el mundo, ordenadas y clasificadas sistemáticamente (partidas y subpartidas), y que incluye la determinación de los gravámenes o derechos de aduana que causarán por efecto de su importación o exportación; y, tercero, como el texto completo donde se encuentran relacionados todos los derechos de aduanas y que han sido convertidos generalmente en una Ley.

¿Cómo puede aplicarse el arancel? No se trata solo de una barrera arancelaria que busca proteger un sector o industria nacional -cuando sus tarifas son mayores al 0%-; sino que también puede implementarse como instrumento de fomento a estos mismos sectores e industrias a través de diferimientos o reducciones de las tarifas arancelarias. Es así, que a vísperas del cambio de Gobierno (20 de mayo) el Comité de Comercio Exterior (COMEX) promulgó la Resolución No. 007-2021, cuerpo legal que en su parte esencial resuelve reducir la tarifa arancelaria de 128 subpartidas -que representan el 1.56% del universo arancelario- para que puedan importarse estos productos con 0% de arancel a partir de los primeros días de junio.

Según información del Ministerio de la Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca (MPCEIP), la medida está dirigida a los sectores de la agricultura, pesca y acuacultura, y comprende cuatro categorías de bienes que, ordenadas por el monto en dólares totales importados en 2020, comprenden: Materias Primas que representan USD 172 millones, seguidas de Bienes de Capital con USD 122 millones, Equipo de Transporte y Bienes de Consumo con USD 37 y USD 29 millones respectivamente, y finalmente insumos categorizados como Material de Construcción con un monto de USD 0.24 millones.

En porcentajes. Sin embargo, los USD 360 millones totales importados representan solamente el 2,51% del monto total en dólares de 2020, rubro cuya participación se ha mantenido constante en el período 2017-2020 (tanto en dólares como en participación), siendo 2019 el año en que se importó el mayor valor dolarizado de los productos ahora beneficiados. Cabe destacar también que, las 128 subpartidas detalladas en la Resolución 007-2021, se encuentran gravadas con tarifas arancelarias que van del 5% al 30%, y en su momento, también pagaron adicionalmente la sobretasa arancelaria de 2015, desmontada en junio de 2017.

La Organización Mundial de Comercio, respecto de los aranceles, indica que estos “proporcionan a las mercancías producidas en el país una ventaja en materia de precios con respecto a las mercancías similares importadas, y constituyen una fuente de ingresos para los gobiernos”, por lo que el Arancel del Ecuador debe utilizarse como un instrumento de política económica, que busque promover el desarrollo de las actividades productivas en el país, de conformidad con la política gubernamental de incremento de la competitividad de los sectores productivos, mas no intrínseca y únicamente como medio para controlar las importaciones.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *