CARGANDO

Escribe para buscar

Datos Noticias

Las mujeres periodistas sufren de violencia en línea, dice la Unesco

Compartir

Un informe de la Unesco muestra los desafíos que enfrentan las mujeres periodistas frente a la creciente ola de amenazas y expresiones de violencia en línea. Mire las cifras.

Una iniciativa que mostró una realidad. En el año 2006, el diario británico The Guardian abrió muchos de sus artículos para que sus lectores puedan hacer comentarios, y así fomentar una “conversación” entre periodistas y sus lectores; transcurridos 10 años, lectores entusiasmados por la apertura, respondieron hasta llegar a 70 millones de comentarios en el sitio web. Sin embargo, desde el principio, destacó que el tono y la calidad de los comentarios fueron motivo de queja por parte de periodistas, particularmente mujeres negras, asiáticas y de minorías étnicas. Ellas denunciaron que eran objeto de más abusos que sus homólogos masculinos, y blancos.

La violencia en línea va en ascenso. Desde entonces, se ha revelado que la exposición desproporcionadamente elevada a la violencia en línea de las mujeres periodistas, así como la correlación entre ciertos temas y el aumento de ataques, va en peligroso crecimiento. Al respecto, el informe publicado en marzo 2021 por la Unesco, titulado “Violencia en línea contra las mujeres periodistas: Instantánea mundial de la incidencia y las repercusiones”, da a conocer a través de 13 infografías y 31 conclusiones principales, los desafíos a los que se enfrentan las mujeres que ejercen el periodismo, soportando agresiones prolíficas y constantes en línea; así como la identificación de responsables, que van desde “multitudes misóginas que pretenden silenciar a las mujeres, hasta redes de desinformación vinculadas al Estado que pretenden socavar la libertad de prensa y acallar el periodismo crítico con ataques organizados”, según cita el documento.

Expresiones de violencia y ataques digitales a periodistas. Las periodistas encuestadas indicaron haber sido objeto de gran variedad de actos de violencia en línea, que son lideradas por expresiones insultantes (49%), mensajes privados de acoso (48%), amenazas de dañar su reputación personal (42%) o profesional (23%), llegando inclusive a recibir amenazas de agresión sexual (18%) y violencia física (25%). De éstas dos últimas, destaca también que las amenazas no se limitaron solamente a las propias mujeres, ya que el 13% de las encuestadas dijo recibir amenazas dirigidas a sus allegados. En este ámbito sin duda, la seguridad digital se ha convertido en un frente importante de la seguridad periodística, considerando las cifras que indican que los ataques a la seguridad digital contra las mujeres encuestadas incluyeron la vigilancia (18%), el hackeo / pirateo (14%), el doxing (8%) que consiste en la publicación de la información privada de otra persona como por ejemplo: la dirección de su domicilio o su número de teléfono; y el spoofing (7%), que es una práctica que utilizan impostores que se apropian y falsean la identidad de otra persona en línea.

La impunidad socava la libertad del ejercicio periodístico. Considerando que el 73% de las encuestadas dijo haber sufrido violencia en línea, que el 57% de los agresores son anónimos o desconocidos, y tras redactar las 31 conclusiones del documento; los autores recomiendan efectuar un estudio más a fondo sobre todas estas cuestiones, que, al tratarse actualmente de un fenómeno de alcance mundial, causa graves daños psicológicos, particularmente cuando esta violencia es prolífica y continuada. El informe destaca también el clima existente de impunidad al respecto, ya que este factor “envalentona a los autores, desmoraliza a la víctima, menoscaba los cimientos del periodismo, aumenta las amenazas a la seguridad del periodismo y socava la libertad de expresión.” El principal llamado es a los Estados, para que las leyes y los derechos diseñados para proteger a las periodistas en los entornos fuera de línea se apliquen igualmente en línea, tal y como se insta en las resoluciones de las Naciones Unidas.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *