Escribe para buscar

Datos Noticias

Los países y sus enormes esfuerzos por cumplir los ODS de la Agenda 2030

Compartir

La comunidad global alcanzó un progreso significativo en los ODS; sin embargo, ningún país se proyecta a cumplirlo totalmente.

¿Qué son los ODS?. El Informe de Desarrollo Sostenible que incluye un ranking de rendimiento denominado Índice ODS, es una evaluación global del progreso de los países hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El índice tiene como base los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que conforman la Agenda 2030, aprobada en 2015 por los 193 estados miembros de las Naciones Unidas. Lograr los objetivos permitirá mejorar la vida de las personas, sin dejar a nadie atrás, abordando un desarrollo sostenible que tome en cuenta la interconexión entre el crecimiento económico, la inclusión social y la protección del medioambiente.

El ranking mundial. Al igual que años anteriores, el Índice ODS 2020 lo encabezan tres países nórdicos: Suecia, Dinamarca y Finlandia; la puntuación de cada país corresponde al porcentaje de logro de los ODS: una puntuación de 100 indicaría que se han alcanzado todos los ODS. En el informe 2020 elaborado por la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN, por sus siglas en inglés) y Cambridge University Press, el Índice ODS sitúa a Ecuador tercero en Sudamérica en términos de desarrollo sostenible, detrás de Chile y Uruguay, aunque delante de Argentina y Brasil, e incluso Colombia; y en la posición 46 de un total de 193 países. Destaca también, que la puntuación de Ecuador (74,3), supera la puntuación media regional de Latinoamérica y el Caribe (70,4), así como el promedio sudamericano (71,3).

El desarrollo de ODS en pandemia. Entre 2015 y 2019, la comunidad global alcanzó un progreso significativo en los ODS, aunque el avance varía según cada ODS, las regiones y los países; sin embargo, ningún país está en camino de alcanzar todos los ODS. El informe constata que es probable que la pandemia tenga graves impactos negativos a corto plazo en la mayoría de los ODS. La crisis sanitaria amplificó seriamente las desigualdades de ingresos económicos y otras formas de desigualdad, especialmente en temas de género. Este es un revés significativo para la ambición mundial en alcanzar los ODS, particularmente para los países pobres y algunos grupos de población vulnerable. El único aspecto positivo de este panorama es la reducción de los impactos ambientales derivados de la disminución de la actividad económica: un factor clave será restaurar la actividad económica evitando los viejos patrones de degradación ambiental.

El ODS 3: Salud y Bienestar. Según el tercer objetivo de desarrollo sostenible todos los países deben «Fortalecer la capacidad de alerta temprana, reducción de riesgos y gestión de los riesgos para la salud nacionales y mundiales». Pero, a nivel global, la pandemia ha arrojado luces sobre la vulnerabilidad de los sistemas de salud, especialmente en los países de ingresos altos que se pensaba que estaban mejor preparados para enfrentar epidemias. El informe concluye que a medida que la comunidad internacional, las organizaciones regionales y los países planifiquen la recuperación posterior a la pandemia, será fundamental colocar a los ODS en el centro de la formulación de políticas, puesto que éstos pueden orientar la recuperación inmediata posterior a la crisis y enmarcar estrategias a largo plazo hacia sociedades más resilientes y sostenibles.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *