CARGANDO

Escribe para buscar

Datos Portada

El teletrabajo aumentó en un 109%

Compartir

La crisis sanitaria ocasionada por la pandemia del COVID-19 marcó una nueva era en el sector laboral. El teletrabajo ya es una alternativa eficiente para las actividades laborales.

El ingreso del teletrabajo. Una característica de las crisis es que incentivan a reinventar esquemas. En este sentido, la actual crisis sanitaria que está viviendo el Ecuador y el mundo empujó a que los gobiernos, empresas y trabajadores planteen nuevas modalidades de trabajo y en la mayoría de casos se ha dado luz verde a la implementación del teletrabajo en el mercado laboral.

El concepto. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) define el teletrabajo como una forma de trabajo que se realiza en una ubicación alejada de una oficina o instalaciones de producción, separando al trabajador del contacto personal con colegas de trabajo que estén en esa oficina, utilizando las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs).

Su nivel de eficiencia. A través de esta definición, es claro que la modalidad del teletrabajo, es una opción eficiente en la actual pandemia existente por la propagación del COVID-19. En este sentido es importante mencionar que el Instituto de Estadísticas de España manifestó que el 58,9% de técnicos y profesionales científicos e intelectuales podrían realizar sus labores desde su hogar, el 56% de los gerentes y directores de igual forma y un 45% de los empleados contables, y administrativos de oficina lo podrían realizar; en otras palabras, aproximadamente el 50% de los trabajadores de una oficina lo podrían realizar sus actividades desde su hogar.

Su crecimiento. En Ecuador se pasó de tener 12 888 empleados registrados en la modalidad de teletrabajo en el 2019 a 436 484 empleados laborando en esta modalidad a principios de septiembre. Según el Ministerio de Trabajo, esta situación ha obligado al país a realizar cambios en los esquemas laborales y, por ende, es evidente pensar que el trabajo remoto, ya sea desde la casa o desde un espacio de trabajo comunitario, será una opción primordial en los meses venideros. Esta modalidad cambiará el esquema habitual del mercado laboral en el país. Al 2 de septiembre de 2020, el 65,6% de los teletrabajadores pertenecen al sector público, es decir 286 401. Por su parte 150 083 teletrabajadores pertenecen al sector privado. Desde el inicio de la pandemia, el número de teletrabadores se ha aumentado en 109,5% y desde 2019 hasta inicios de septiembre 228 115 personas se han sumado a esta modalidad. Es claro que se debe pensar en el teletrabajo como una forma permanente para los sectores y sus empleados que más se acoplen a esta modalidad, dando una reducción en los costos para las empresas en temas de espacios, menor nivel de traslado para las personas y mejor uso del tiempo por la eliminación de reuniones innecesarias.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *