CARGANDO

Escribe para buscar

Datos Noticias

El sector de importación de cerámicas está golpeado por medidas proteccionistas

Compartir

Un nuevo documento de soporte para los importadores afecta al sector. Hasta julio del 2020, las importaciones se redujeron un 44% en comparación a 2019.

El sector importador se tambalea. Sin duda, uno de los sectores impactado durante varios años por la implementación de mecanismos restrictivos y actualmente por la pandemia; es el de los importadores de baldosas cerámicas. Este sector suma ahora una preocupación adicional, tras la expedición de normativa que prevé solicitar un nuevo documento de soporte, una vez entre en vigencia.

Nuevos mecanismos de protección. Posterior al archivo de la solicitud para imponer medidas de salvaguardia a la importación de cerámica plana, proceso que liderado por empresas productoras ecuatorianas con el argumento de un repunte de las importaciones en los últimos años que presupondría una grave amenaza a la industria nacional, mediante Resolución 014-2020 del Comité de Comercio Exterior, se implementa como documento de soporte el “Registro de importadores de Baldosas Cerámicas”. Este es aplicable para los productos de 8 subpartidas arancelarias. Según datos del Banco Central del Ecuador, hasta julio las importaciones totalizaron USD 28 millones, 44% menos en comparación a enero – julio 2019. En el otro lado de la balanza, las exportaciones de éstos productos totalizaron, a julio de 2020, USD 4 millones, de los cuales el 75% se destina a Estados Unidos y Guatemala. Esto significa un decrecimiento del 14% respecto del mismo periodo en 2019.  

La industria nacional o el bolsillo del ecuatoriano. Al respecto, Iván Maldonado representante de la Asociación de Importadores de Cerámica Plana, asegura que estas medidas se implementan con el objetivo de proteger excesivamente a productores nacionales. Por su parte, Andrés Robalino, director Ejecutivo de la CIPEM, afirmó que la decisión de no implementar salvaguardias no es una medida técnica sino política debido a presiones del sector importador. Entonces, ¿el camino es restringir el comercio y proteger sin medida a la industria nacional, o es mejor abrir el mercado para proteger al consumidor, su bolsillo y su libertad de elección? Lo que sí queda claro es que tanto importadores como productores nacionales generan importantes fuentes de empleo; en palabras de Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito: el consumidor tiene derecho a decidir qué cerámica comprar, aunque sea la importada, si ésta es más barata.

Etiquetas:
Artículo anterior
Siguiente artículo

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *