CARGANDO

Escribe para buscar

Datos Lo Destacado Noticias

El consumo de plásticos de un solo uso aumenta por la pandemia

Compartir

Los protocolos de seguridad y sanidad provocaron un aumento del uso de plásticos. El país busca alternativas para mitigar el impacto ambiental.

El aumento de consumo de plásticos. Uno de los efectos tangibles del confinamiento y del distanciamiento social, ha sido el crecimiento en la utilización de plásticos de un solo uso para los productos. Compras del supermercado, alimentos preparados, insumos médicos, ropa, obsequios, entre una gran variedad de otros productos, guardan una estrecha relación con aquellos elementos plásticos que sirven para envolver, transportar, cubrir…

Una propuesta para reducir el impacto ambiental. Según datos de la Asociación Ecuatoriana de Plásticos (Aseplas), durante los últimos 12 meses, los plásticos de un solo uso han crecido en 19%, cifra importante que dista del 250% de crecimiento en EE.UU., por ejemplo. Por esto, la Asociación propone retirar del ambiente al menos 30% de los residuos post-consumo, incorporando paulatinamente a su industria mayores cantidades de resinas fabricadas localmente a partir precisamente de estos residuos para mitigar el impacto social, ecológico y ambiental. Lograr esta propuesta, devolviendo los residuos a la cadena productiva, contraería los volúmenes de importación de las materias primas plásticas, que han variado positiva y negativamente en los últimos cinco años. El 2018 es el año con el mayor monto superando los USD 730 millones; mientras que en 2019 estas importaciones se contraen y llegan a USD 609 millones. Para 2020, entre enero y septiembre, la variación negativa es del 22%, si se compara con el mismo período de 2019.

Ecuador adoptará una legislación ambiental. No se puede negar que las propiedades intrínsecas de los plásticos como la densidad, durabilidad y reciclabilidad los hace atractivos y muy útiles en la cotidianidad del ser humano; lo cual evidencia también, que el problema no es el plástico en sí, sino la gestión incorrecta de sus residuos o desechos en cualquier etapa de su vida útil, generando -por citar un efecto-, 8 millones de toneladas de desechos plásticos en los océanos cada año. Ecuador estrenará en los primeros meses de 2021, una nueva Ley que gradualmente pone límites a la fabricación, importación, distribución y comercialización de los plásticos de un solo uso, y califica como “prioridad del Estado” el fomento a la investigación académica sobre otras alternativas al uso de plásticos. Esto, sumado a estrategias de economía circular en todo ámbito de la sociedad, podría disminuir efectivamente el impacto causado al planeta tras décadas de gestión incorrecta de desechos plásticos y la mala educación del consumidor.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *