CARGANDO

Escribe para buscar

Datos

La economía GIG también presenta desventajas

Compartir

La tecnología y las nuevas formas de empleo digital son positivas. Sin embargo, también existen desventajas. Aquí el detalle.

La economía GIG en la región. América Latina y el Caribe es una de las regiones caracterizadas por su nivel de informalidad laboral, aproximadamente el 61% de los trabajadores no cotizan a la seguridad social y esta realidad puede ser replicada en la economía GIG. Sin embargo, las desventajas van más allá de incrementar la informalidad, la salud mental del trabajador está en juego y las brechas salariales de género se pueden fortalecer.

Las principales desventajas. La economía GIG por una parte permite tener mayor flexibilidad horaria, esto principalmente puede influir en la separación de la vida personal de la laboral generando mayor estrés. A su vez en las plataformas digitales existe trabajos que permiten al trabajador hacerlo desde su casa y, en consecuencia, el aislamiento y malas condiciones laborales pueden ser las principales consecuencias. Una encuesta, realizada a las trabajadoras de la economía GIG en Estados Unidos, destaca como principales desventajas de esta economía los ingresos inconsistentes (92%), la falta de beneficios (88%), en menor porcentaje la falta de estructura y trayectoria profesional (46%), así como la falta de interacción social con compañeros de trabajo (44%). Estas circunstancias hacen a la economía GIG menos atractiva especialmente para las mujeres quienes abandonan las plataformas digitales en el transcurso del primer año, y esto se debe a las habilidades en el uso de las plataformas, familias numerosas que demandan cuidado e incluso el nivel de criminalidad.

El futuro laboral. El crecimiento de la economía GIG puede desencadenar en consecuencias peligrosas a pesar de la mayor flexibilidad y escasa discriminación. El ser humano puede apoderarse de las nuevas tecnologías, cultivar habilidades y hacer de su trabajo más productivo, sin embargo, el mundo requiere acabar con los estereotipos que condicionan el futuro laboral de las mujeres.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *