Escribe para buscar

Cultura Noticias

11 recomendaciones para el cuidado de nuestra la salud mental

Compartir

Deporte, descanso, relajación… son algunas de las acciones que debe cumplir para cuidar su mente. Aquí las recomendaciones.

Foto: @Snowing – Freepik
  1. Realizar actividad física y deporte. Está comprobado científicamente que si realizamos 30 minutos de actividad física moderada, se estimula el sistema hormonal de la persona, reduciendo el nivel de actividad fisiológica que se asocia al estrés negativo (distrés), la ansiedad o la ira, incrementando el bienestar personal.
  2. Descansar de forma adecuada. Esto quiere decir dormir ocho horas, cuando no lo hacemos el cuerpo no logra pasar por todas las fases de recuperación psicofísicas, o escaneo, fenómeno que se desarrolla durante todo este ciclo de ocho horas de descanso nocturno. Además, se debe cumplir con pausas de descanso de al menos quince minutos en la mañana y un lapso de tiempo similar en la tarde en la jornada laboral del día. 
  3. Mantener una buena alimentación. Esta debe ser equilibrada en hidratos de carbono, proteínas, grasa, fibra y vitaminas, siguiendo las recomendaciones de los nutricionistas de considerar las proporciones adecuadas y en los horarios establecidos, sin olvidar comer algo a media mañana y a media tarde. Es muy importante no olvidar la ingesta de al menos dos a tres litros de agua en el día.
  4. Cuidar, mantener y ampliar las relaciones con los demás, estableciendo límites claros con las personas, cuidando nuestra integridad. 
  5. Ocupar el tiempo libre, llevando a efecto actividades generadores de bienestar individual y familiar. 
  6. Declarar la guerra permanente a los pensamientos deformados, haciendo uso de las capacidades cognitivas de razonamiento que poseemos podemos elegir ideas favorables. El ejercicio consiste en reemplazar de manera inmediata el pensamiento inadecuado con un pensamiento positivo. Ejemplo: el pensamiento deformado de “no lo voy a lograr” deberá ser reemplazado con el pensamiento de “sí lo voy a lograr”, “y lo he logrado en otras ocasiones”, “no me daré por vencido”, entre otros. 
  7. Evitar aplazar la toma decisiones importantes sin que exista una verdadera justificación; a pesar que las mismas nos puedan causar dolor o tristeza. Esto no significa seguir nuestros impulsos, nos referimos que en ocasiones por miedo a lo que debemos enfrentar preferimos posponer situaciones a las cuales debemos ubicar un límite, por ejemplo una separación, cambio de ambiente, establecer sanciones, entre otros.  
  8. Relajarnos, tomándonos un tiempo en el día solo para nosotros, es recomendable elegir un lugar tranquilo libre de ruidos e interferencias para ponernos cómodos, cerrar los ojos y visualizar situaciones de paz, tranquilidad y descanso. 
  9. Revisar el proyecto de vida y los objetivos a corto, mediano y largo plazo es un excelente ejercicio para establecer un plan dando soluciones a tareas pendientes, de esta manera evitamos que se acumulen y pasen a convertirse en conflictos. Ejemplos: deudas y compromisos bancarios, graduación, revisión de roll como padres, entre otro. 
  10. Compartir y delegar responsabilidades de casa reduciendo la posibilidad de una sobrecarga de tareas, favoreciendo la dinámica familiar.
  11. Buscar ayuda profesional, cuando todas las instancias de autoayuda, catarsis y apoyo familiar se han agotado, es necesario y obligatorio buscar la ayuda del psicólogo y de ser necesario del médico psiquiatra.
  • Los autores son parte de la Asociación de Psicólogos del Deporte del Ecuador.
Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *