Escribe para buscar

Cultura Noticias

El pensamiento positivo para alcanzar nuestras metas en el 2021

Compartir

Los pensamientos que limitan nuestras acciones pueden ser modificados a través de preguntas. Un especialista ofrece una guía para fortalecer la mente.

Foto: @Waewkidja – Freepik

Hemos terminado un año que trajo consigo una serie de desafíos para los que no estábamos preparados, cambió nuestras vidas y nos presionó a tomar decisiones improvisadas y a reinventarnos en muchos aspectos de nuestra vida, pero ¿cómo han influido nuestras emociones en todo este proceso?  

Las emociones son el resultado de nuestros hábitos de pensamientos, los mismos que, en ocasiones, se convierten en barreras que nos conllevan a experimentar emociones disfuncionales tales como: desesperanza, pesimismo, vulnerabilidad, entre otros. La clave está en identificar y modificar los pensamientos limitantes, puesto que no se trata de la situación, sino de la forma en que la decodificamos; es por ese motivo que donde muchos perciben problemas otros descubren oportunidades. No es cuestión de suerte sino de actitud. 

Propongo el análisis de algunos pensamientos limitantes con sus respectivas recomendaciones para modificarlos a través de preguntas poderosas dirigidas a reprogramarlos y experimentar emociones positivas que coadyuven a la consecución de nuestros más anhelados sueños.  

¡Es imposible!  

Este tipo de pensamientos limita nuestra capacidad de acción, o sino imaginemos: ¿qué sentido tendría hacer algo si de antemano sabemos que es “imposible”? Es necesario replantear este paradigma cuestionándonos: ¿Quién dice que sea imposible?, ¿alguna vez alguien lo hizo?, ¿ya intenté suficientes veces?, ¿he probado con otras formas de hacerlo?  

¡No puedo! 

Cuando permitimos que nuestro diálogo interno nos diga esta frase, es una declaración de incapacidad que nos lleva a creer que no vale la pena luchar, solo quedaría la resignación. Claro está que esta incapacidad no es real, pero, si creemos en ella, funcionará como si lo fuera. Algunas preguntas que nos debemos hacer para eliminar esta barrera de pensamiento son: ¿Qué impide que yo pueda?, ¿si en otras ocasiones he podido, por qué ahora no?, ¿cuántas veces creí que no podía hacer algo y descubrí cómo sí pude? 

¡Siempre pasa lo mismo! 

Cuando nuestros pensamientos toman esta postura nos impulsan a creer que no importa lo que hagamos, “siempre será igual el resultado”. Como consecuencia, podríamos generar desmotivación ya que creemos estar sentenciados a tener un resultado negativo sin importar nuestro esfuerzo. Ayudaremos a nuestra mente si la cuestionamos: ¿Siempre?, ¿alguna vez pasó algo diferente?, ¿por qué tendría que volver a pasar lo mismo?, ¿qué haré para que pase de una forma diferente? 

¡Todo el mundo sabe que…! 

A través de este paradigma, nuestra mente nos asegura que se trata de una “teoría irrefutable” contra la cual no podemos luchar, por ejemplo, “todo el mundo sabe que los jefes son injustos”, o “todo el mundo sabe que para lograr el éxito hay que tener padrinos”. Estos esquemas generan desesperanza, vulnerabilidad y pocos deseos de esforzarnos, por eso es imperativo mitigarlos a través de preguntas tales como: ¿Quién es todo el mundo?, ¿alguna persona del mundo piensa diferente?, ¿qué me obliga a pensar igual que todo el mundo?, ¿cómo marcaré la diferencia del resto del mundo? 

Controlar lo que pensamos es modificar lo que sentimos y por tanto lo que hacemos, en ocasiones hemos permitido que estos pensamientos tomen el control de nuestras vidas, pero es vital recordar que nuestra mente es susceptible de ser controlada por nuestra voluntad; al igual que nuestras manos y piernas, los pensamientos no pueden tomar una dirección sin nuestra aprobación, solo es cuestión de entrenarlos y demostrarles quién tiene el control.  

¡Comienza hoy mismo! Cambia tus pensamientos y te sorprenderá ver cómo cambia tu vida.

  • El autor es Doctor en psicología industrial, Licenciado en lengua y literatura, Máster en dirección y gestión de recursos humanos, Postgraduado en gerencia estratégica del desempeño empresarial. Además, es coach internacional certificado y Máster practitioner en PNL e hipnosis. También es colaborador de la Escuela de Negocios de la Cámara de Comercio de Quito.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *