CARGANDO

Escribe para buscar

Cultura Noticias

Sanar el niño interior

Compartir

Conectarnos con nuestro niño interior puede ser mucha ayuda para valorarnos y reconocer nuestros talentos. 

Foto: Ben_Kerchx – Pixabay

Si queremos estar presentes y disponibles para nosotros mismos, es necesario mirar el niño que hemos sido y sanar nuestras heridas de la infancia. Esto nos permitirá vivir como adultos más conscientes y despiertos, atentos a lo que nos sucede y nos rodea.

Las relaciones con nuestro entorno se nos facilitan significativamente si podemos acoger el niño que hemos sido.

Esto nos permite ver las cosas como son, sin velos, al estar en nuestro adulto podemos ser mejores profesionales, mejores padres, parejas, amigos.

Cuando trabajamos con nuestro niño interior y lo sanamos podemos ver al otro “cualquiera que este sea” tal y como es y no desde nuestras heridas.

Quien sufre cuando nos sentimos rechazados o juzgados es nuestro niño interior. Ejercicio con el niño interior, cerramos nuestros ojos, respiramos con la atención en nuestro corazón conectamos con nuestro niño. 

Le preguntamos cómo está, qué necesita que hagamos por él. Podemos ofrecerle un pequeño gesto como salir a caminar por el parque, tomar un helado, jugar, vestirnos de un color que nos haga sentir contentos. 

Estos pequeños gestos con nuestro niño interior nos devuelven la fuerza para nuestro presente, para mirarnos con buenos ojos, valorarnos y reconocer nuestros talentos, ser más creativos, conectarnos con la alegría y disfrutar de las cosas simples.

  • La autora es terapeuta especialista en constelaciones familiares.
Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *