Escribe para buscar

Criterios Cultura

Despedidas dolorosas

Compartir

Cuando alguien parte de este mundo, nos embarga un dolor profundo, muchos piensan que es un castigo ante este irremediable hecho en el que tal vez, la única certeza que tiene la vida, es la muerte.

Foto: Freepik

En vida, estamos en búsqueda de la espiritualidad, esa voluntad natural de encontrarla, pero también existe la naturaleza del espíritu en manifestarse y lo hace mediante el existir en este plano y de ella nacen los apegos y condicionamientos que surgen de la personalidad o ego, las que hacen creer al alma la perpetuidad de las cosas como que van a estar con nosotros para siempre, inclusive los anhelos que el alma desea para el futuro, es por eso que debemos trabajar en el espíritu con el conocimiento liberador de apegos que no serán reales en esta existencia, solo un bagaje de experiencias que adquirimos, pero el dolor nos revela esa duda, esa angustia del alma por las cosas que no son como parecen.

El desapego

Desencarnar significa, liberarse de las preocupaciones y angustias que se ofrecen en esta vida terrena, no se pierde, se gana…, se gana la apacibilidad con total entrega a la unidad total de las cosas que es el amor, es por eso que no solo debemos aprender a vivir, sino también, a como morir, y cuando con el conocimiento que adquirimos comprendemos que no existe muerte solo es un renacer, se dejará libre a la persona amada que ha partido y no atándola al miedo, a la ausencia y dolor de quienes quedamos como seres egoístas que no dejamos partir al bello estado donde se encuentran, simplemente, el amor en libertad.

Quienes comprenden verdaderamente el sentido de la “muerte” también comprenderán que ahí descansa el amor, para que de ahí, renazca en quienes le preceden, y quien partió, sentirá que su propósito de vida, tuvo una razón de ser, tuvo sentido en este corto periodo de tiempo en el paso a lo que se llama vida, para el desencarnado, todo lo que sembró con amor, verá que su legado, ha caído en tierra fértil para multiplicarlo a generaciones futuras, en especial a sus hijos porque amaron de una forma incondicional y quienes quedamos debemos ser recíprocos con ese amor, se entiende que, “el dolor es inevitable…, pero el sufrimiento, es opcional”.

La muerte

Por ello, deja libre al amor, que, al amor mismo, no se lo agradece…, solo se lo acoge.

despedidas

Contenido relacionado

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *