Escribe para buscar

Cultura Noticias

¿Por qué elegimos comer mal?

Compartir
Comida saludable

Las malas elecciones alimenticias provienen de dos factores. Una especialista analiza el trasfondo de las decisiones a la hora de comer.

Foto: @wayhomestudio – Freepik

Si le pregunto qué debe hacer para bajar esas libras que tanto le incomodan, estoy segura de que conoce la respuesta. He entrevistado cientos de personas y todas saben lo que tienen que hacer… pero ¿por qué no lo hacen?

Existen varios factores que influyen en nuestra decisiones, vamos hacer un repaso por los más comunes.

Hábitos y  costumbres

Somos seres de hábitos, y nuestros hábitos definen quienes somos. Crecimos viendo a nuestros papás comer, aprendimos de ellos, a su vez, ellos aprendieron de sus papás, y así por generaciones.

Nuestros hábitos están determinados por nuestras creencias, todo lo que hace nace de sus creencias. Cambiar estos hábitos es complicado porque son parte de nuestra vida, detrás de cada elección de comida hay sentimientos, recuerdos que influyen en nuestras decisiones. Explore su historia, cuáles son sus pensamientos, creencias y memorias relacionadas con la comida y dietas. Analice cada una de las rutinas. Si funcionan quédese con ellas, si las puede mejorar, hágalo.

Recomendaciones nutricionales

En los tiempos post guerra las recomendaciones estaban enfocadas a que las personas no mueran debido a la falta de alimentos. Ahora los tiempos son diferentes, cada vez tenemos nuevos descubrimientos que cambian estas recomendaciones y los objetivos no solo buscan cubrir lo necesario, buscan nutrir tu cuerpo y potenciar su crecimiento y sanación.

Concepto que le damos a la comida

Alguna vez ha dicho algo como la comida que engorda es la más rica, la comida sana es aburrida, los vegetales saben feo, prefiero ser un gordito feliz, si alguna de estas frases le suenan familiar es momento de cambiarlas.

Esta es la principal razón por la cual las personas no se adhieren a un estilo de vida saludable. No se trata de encontrar la dieta perfecta, no existe tal. Se trata de hábitos, de pensamientos, sentimientos. Si piensa que las ensaladas son aburridas, vivirá en constante lucha intentado comer más vegetales. Le recomiendo investigar acerca de los beneficios de los alimentos que sabes que hacen bien pero cuesta comerlos, es muy diferente comer un brócoli porque hace bien, a comer uno porque reduce el riesgo de tener colesterol alto, reduce el riesgo de tener cáncer y  mejora la apariencia de tu piel. También funciona buscar recetas que permitan disfrutar y sigan siendo sanas. De igual forma conozca de las posibles consecuencias de esos alimentos que sabes no favorecen pero es difícil cambiarlos.

La constante búsqueda de la dieta perfecta

Las dietas deben basarse en las personas y no en la teoría, porque el alimento de una persona puede ser el veneno de otra. Existen tantos factores que definen cuál es la “dieta” que va a funcionar. Edad, género, etnia, cultura, nivel de actividad. Lo que a una persona le funciona no necesariamente le funciona a otra, lo que sirvió hoy puede ser que en el futuro no sea tan viable. Nuestros roles cambian con el tiempo, así como nuestros intereses.

Escoger un estilo de vida saludable empieza con el auto cuidado, que es lo que previene enfermedades.

El problema con las dietas es que siempre se busca información acerca de lo que “deberíamos” comer. La respuesta está dentro de nosotros. Qué comida funciona y qué comida no funciona para usted. Dedique el tiempo para encontrar qué le hace sentir bien y cómo su cuerpo reacciona a la comida.

No es solo alimentación, es qué comer, cuándo y cuánto comer. Cómo manejar el estrés, cómo descansar, cómo dormir. Su salud no es solo lo que comes, es todo lo que te rodea.

Esto le dará la confianza, autoestima, conocimiento y valor que no puede comprar, solo lo puede trabajar y con el trabajo ganártelo.

Después de todo lo que ha leído, ¿qué significa estar saludable?

¿Cómo ha evolucionado su idea de estar saludable?

¿Escucha las necesidades de su cuerpo y actúa para resolverlo?

¿En una escala del 1 al 10 cuál es su nivel de satisfacción con tu salud y tu cuerpo?

  • La autora es Health Coach. Recuerde que estas recomendaciones no son un sustituto a las de su médico.
Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *