CARGANDO

Escribe para buscar

Cultura Noticias

Los mini chefs ponen su toque a los vacacionales

Compartir

Los niños también disfrutan de la cocina durante las vacaciones. Los cursos virtuales son una alternativa.

Foto: Cortesía Andrea Troya

La gracia de aprender en la cocina es hacerlo uno mismo, cuidadosamente, mejor si es con la ayuda de un experimentado cocinero que se pone al frente de una pantalla y explica cómo preparar ricas golosinas. Y es que cocinar es divertido cuando se aprende paso a paso, quiénes mejor para hacerlo que  los chicos.

Aulas virtuales

El verano ya está por terminar y los pequeños volverán a las aulas “virtuales”, mientras dura la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, es la nueva realidad que se vive. La gastronomía también se comprometió con la educación en  línea y todos avanzan de una forma u otra.

Así, la pizca de sabor en el verano la pusieron los más chiquitines de la casa con un interesante programa vacacional que ofreció Culinary Arts School, gratis, denominado COOKIDS. Aprendieron a preparar quimbolitos, pasteles, pinchos, guaguas de pan, hamburguesas, entre otras delicias. Los recetarios fueron entregados a todos los que se inscribían a través de la página web, las clases se trasmitieron por la fan page de la escuela, durante la mañana y por tres semanas seguidas.

Ingenio y diversión 

Los chicos hicieron sus propias creaciones y se divirtieron mucho junto al instructor que les enseñó sus recetas favoritas. Su ingenio y sus dotes de especializados mini chefs se expusieron a través de las redes sociales y, felices, mostraban una cálida sonrisa junto a su preparación.

En varias clases, ellos se juntaron para hacer mejores platos y ser los cocineros oficiales de la casa. El carisma y el cariño de los pequeños fue el ingrediente principal en todas las preparaciones, aunque algunos recibieron la ayuda de un adulto, pues se presentaron situaciones un poco complicadas, como cortar finamente una cebolla, por ejemplo.

Todos los participantes se mostraron muy contentos de ejercitarse en el arte culinario y sorprender a sus padres con fórmulas fáciles y divertidas. Algunos piensan desde ya en emprender un negocio que ayude en el hogar.

A continuación presentamos una fácil receta de las clases dictadas en este vacacional.

Mousse de mora

Ingredientes: 1 taza de mora, 1  taza de crema de leche, 1 cucharada de gelatina sin sabor, 4 claras de huevos, 100 g de azúcar, 1 paquete de galletas María, 2 cucharadas de mantequilla sin sal.

De la mora sacar toda su pulpa y colocar en un recipiente, incorporar la crema de leche semibatida y el azúcar. Batir las claras a punto de nieve y colocar en la mezcla, añadir la gelatina sin sabor en el proceso. Poner en moldes, y cubriendo con una galleta María, refrigerar por una hora y a comer.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *