Escribe para buscar

Criterios Mujeres Tendencias

Mujeres con opinión

Compartir

Tras los hechos ocurridos con María Belén Bernal, gran parte de la sociedad ha decidido emitir una opinión sobre la vida y pasado de la abogada antes de querer una explicación del femicidio ocurrido.

Foto: Gianna Benalcázar – CCQ

Esos comentarios tristes y vacíos demuestran que la violencia de género es parte de nuestro actuar diario. Lo hemos normalizado y racionalizado que no nos damos cuenta que aquellas opiniones son parte de esa violencia que algunas queremos erradicar. 

Ecuador recibirá a las máximas autoridades electorales democráticas del hemisferio

Hay cosas que no son justificación para que nadie mate a nadie. Que ella estuvo alterada, que hizo escándalo en la Escuela de Policía, que tenía problemas de depresión y tantos otros comentarios que solo buscan cambiar el giro de lo ocurrido. Resulta que para estas personas ahora la víctima fue verdaderamente la culpable. Otros quizás dicen que porque no se escapó al primer indicio de violencia y es que si fuera tan fácil como lo pintan no tendríamos cifras tan alarmantes sobre femicidios en Ecuador. 1 mujer muere cada 28 horas, es decir, casi una mujer a diario es asesinada por femicidio. De estas el 30% mueren por armas de fuego. Estas son las cifras que realmente deben preocuparnos y por las cuales debemos hacer algo. 

Además de este tipo de personas es que debemos preocuparnos ya que directa o indirectamente están educando a las nuevas generaciones y crecerán con los mismos prejuicios.  Todos podemos hacer algo desde nuestros roles en la sociedad. Hay algunos que pueden tener más exposición e impacto pero desde nuestra casa podemos esforzarnos por tratar la inteligencia emocional de quienes nos rodean. 

Espero que los colegios y los padres ahora que se conoce más sobre el tema no solo inculquen valores y disciplina, sino que se preocupen por manejar la ira, la frustración y la tristeza de los pequeños. Eso será lo que reflejan en su vida adulta. 

Sin embargo, lo más indignante es que quienes tienen una plataforma para educar y dar su opinión no lo hagan. Por el contrario, refuerzan esas ideas de sumisión y obediencia que en algún punto de la historia les adjudicaron a las mujeres. 

La primera dama ante un acto como el femicidio de Maria Belen Bernal no ha dado ningún comentario. Una mujer pública se ha quedado callada frente a esto y más aún ha optado por ser la representación de una mujer trofeo. Aquellas que solo acompañan a sus esposos pero que no son capaces de dar una opinión. Creo que lo más acertado hubiera sido que ella también se dirija al pueblo demostrando su malestar ante este hecho. Tampoco lo hizo en el recorrido por la Escuela de Formación donde volvió a optar por un rol pasivo. El estar solo en las fotos y no aprovechar la oportunidad de emitir una opinión frente a hechos como este es una indiferencia inaceptable. 

De todo lo que les agradezco a mis padres, la seguridad con la que me criaron para defender mis posturas y mis derechos, incluso frente a ellos mismos es de las cosas que más soy grata. Solo estando seguras de nosotras mismas, podemos transmitir seguridad para que no nos menosprecien. Esas pequeñas cosas que de adulta toman importancia y fuerza son lo que necesitan nuestras niñas y también nuestros niños. Tenemos ya suficiente con el silencio y la indiferencia de muchos entes incluida la propia justicia para que dentro de nuestro propio círculo aceptemos estas actitudes sumisas y faltas de personalidad. 

La cifra de muertos en las cárceles incrementa

Es urgente empezar a erradicar la violencia de género, pero eso no se logra derrocando un edificio, enviando un paquete de reformas a la Asamblea. Si esto fuera correcto, con la remodelación de la Asamblea Nacional hubiéramos tenido políticos a la altura y no ha sido el caso y la economía del país estaría de maravilla.  Los cambios de este tipo se dan primero desde la actitud con la que uno habla, con los hechos que uno defiende o condene en el día a día. Esto requiere un cambio cultural y de educación. Veamos las cosas desde una óptica a largo plazo que realmente busque un cambio y no solo una medida superficial para calmar los ánimos. 

Contenido sugerido

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *