Escribe para buscar

Criterios Empresa

Resiliencia empresarial

Compartir

8 formas de fortalecimiento empresarial desde el ahorro y la optimización estratégica. Un análisis que te guiará en el camino de la resiliencia empresarial.

Foto: @Rawpixel – Freepik

Cuando empieza el mes y llegan los cheques de pago, las familias empiezan a despachar las prioridades de gasto como la colegiatura de sus hijos, alimentos del súper para el mes, deudas, o quien sabe algún gusto pendiente por satisfacer, tratando -sobre todo- de cubrir las necesidades mínimas del hogar y sus miembros, consumiendo de a poco esa sensación de opulencia que da los primeros minutos cuando el dinero está intacto.

Cuando los miembros del hogar empiezan a gastar más de lo que producen, llegan las crisis económicas que, con el tiempo y dilatación, solo hunden más a la persona y, tal vez, al resto de su estructura familiar.

¿Nos asociamos?

Una empresa o emprendimiento es como un hogar, solo que en lugar de esperar recursos de afuera, tiene la capacidad de generarlos para sí mismo, pero tiene gastos que le exigen su personal y operación, al igual que una familia a las cabezas del hogar.

El dueño de la empresa no tendrá que pagar una colegiatura como hace con sus hijos, pero sí requiere pagar el salario de sus empleados, o -a su vez- no necesite hacer compras en el supermercado, pero siempre va a requerir la adquisición de materia prima para que su cadena de fabricación cuente con los recursos para producir la razón de ser de la empresa: su producto de venta.

En ese sentido, es fácil llegar a la conclusión que si una empresa gasta más de lo que produce, al igual que un hogar, terminará en la banca rota; entonces, ¿Qué hacer si una empresa pierde clientes por una crisis y sus gastos exceden sus ingresos?

Si eres empresario, sin duda, alguna vez has pensado lo difícil que es producir en Ecuador. Cada mañana, los medios de comunicación presentan una expectativa de que seguramente algo a nivel político fue mal, lo que traerá una nueva crisis que inevitablemente habrá que afrontar: pandemias, paralizaciones, entre otros, son posibilidades constantes en nuestra realidad nacional.

Esto lleva a los hogares y las empresas ecuatorianas, comprendiendo que en medio de una crisis es más complicado generar recursos, a que entiendan la  importancia de optimizar sus gastos para transformarse en organizaciones resilientes desde su propia eficiencia.

El término resiliencia empresarial hizo mucho eco durante los primeros meses de la pandemia de la COVID- 19, puesto que las adversas condiciones económicas que presentaba Ecuador y el mundo, empezaron a generar importantes cifras de desempleo por el cierre de más de 22.000 empresas hasta julio del 2021, promoviendo la necesidad de que las organizaciones empresariales reflexionen sobre su capacidad de adaptarse bien a la adversidad para continuar operando o, inevitablemente, cerrar sus puertas.

Aquellas empresas o emprendimientos que lograron superar el difícil entorno presentado a nivel mundial desde el 2020, se caracterizan -en su gran mayoría-  por haber administrado su estructura de forma flexible y eficiente, orientando las decisiones de acuerdo a las necesidades prioritarias y concretas que presentaba la empresa, producto del entorno y su mercado, poniendo como prioridad al trabajador, dejando en segundo lugar su estructura burocrática preestablecida, haciendo cambios prácticos y tratando de optimizar su gasto analizando las prioridades y posibilidades de ahorro, puesto que son conscientes de que la productividad y los resultados de su empresa dependen, en mayor medida, de sus empleados y una buena administración de los recursos disponibles.

¡Mucho mejor un cliente en la mano que mil volando!

Como un ejemplo, las empresas textiles dejaron de priorizar la producción de commodities, como calcetines o camisetas, de forma momentánea para producir mascarillas y cubre bocas, requiriendo reestructuración en toda su cadena de producción, alcanzando excelentes resultados para sus empleados y para sí mismas.

La capacidad de improvisar, generar un buen ambiente laboral para fomentar el compromiso y resultados de los colaboradores, aprender a trabajar bajo presión, afrontar las crisis con actitud resolutiva; es decir, con el enfoque práctico de identificar problemas y sus soluciones, pero sobre todo, prever posibles problemas, son otras características importantes que debe buscar todo proyecto y organización empresarial resiliente.

Para ello, es necesario analizar algunos temas importantes que pueden facilitar este proceso de fortalecimiento, que se describen a continuación:

  1. Eliminar líneas improductivas: Cuandouna empresa empieza a optimizar sus gastos, con la intención de mejorar su rendimiento o porque existe alguna crisis que lo exige, empieza por los recortes fáciles; sin embargo, llega un punto donde piensa que no tiene más posibilidades de optimización, no obstante, es importante recalcar que hay posibilidades de ahorro simplemente cuestionándose la forma en la que opera actualmente la empresa, por ejemplo: ¿Es necesario tener una bodega o se podría solicitar al proveedor el almacenamiento de los productos adquiridos, para ahorrar esos costos?. Hay diversas oportunidades de externalización de ciertos servicios en los que no se especialista el personal con el que cuenta la empresa,  que son provistos a mejor precio por otras más grandes, que podrían disminuir el gasto corriente.
  • Evita las compras innecesarias: Es común, sobre todo en las empresas que requieren de diversos proveedores para abastecerse, que adquieran productos que apenas van a utilizar. Para evitar esto, es necesario analizar cada línea de negocio y sus necesidades de materia prima para dosificarlas el máximo posible, sin comprometer la calidad del producto final, para luego proyectar su compra, gastando lo justo y  necesario.
  • Negocia con tus proveedores: Cuando una relación comercial entre una empresa y su proveedor se extiende en el tiempo, es normal que la confianza genere una sensación de comodidad que decanta en la asunción de sus precios casi de forma natural. Sin embargo, existen muchas maneras para disminuir gastos como la alianza con otras empresas con necesidades de materia prima similares para la adquisición de lotes grandes, al por mayor, facilitando posibilidades, incluso, de conseguir nuevos proveedores más competitivos.
  • Haz concursos de proveedores: Si la empresa tiene problemas con los proveedores actuales, o simplemente desea mejorar el servicio, puede hacer concursos con proveedores, poniendo parámetros que pueda calificar como por ejemplo: tiempo de entrega, precio, trato personalizado, referencias, etcétera, para valorar qué opciones le convienen más al negocio y así mejorar su rendimiento.
  • Reduce activos fijos: En laépocaactual, con las herramientas desarrolladas para teletrabajo y movilidad continua de los colaboradores de una organización, los gastos de oficina pueden ser optimizados al máximo, con opciones interesantes como coworkings o espacios más reducidos con menor costo de alquiler; también es necesario cuestionarse la necesidad de contar de forma permanente con vehículos o maquinaria, cuya amortización y depreciación puede afectar a la empresa, en lugar de su alquiler temporal que puede ser más barato.

Por otra parte, existen posibilidades de optimización en el uso de herramientas y software gratuito que se adapten a las necesidades de la empresa, evitando la inversión y mantenimiento de licencias de programas.

  • Cuidado con la energía: Si la empresa necesita consumir energía eléctrica de forma continua, una mala iluminación y su desperdicio eleva la factura de luz, generando un gasto improductivo para a organización. Aplicar políticas de control de gasto energético puede disminuir más de un 15% la factura.
  • Ajusta tu cartera de productos y servicios: Existen varias empresas que, con la intención de captar a todos los clientes posibles, ofrecen un portafolio de productos inmenso que luego no entienden como evaluar si el gasto que demandan compensa los ingresos que producen. La evaluación de los productos que tienen menor demanda para eliminarlos, con enfoque a especializar a la empresa a líneas de negocio que generan más ingresos, traerá resultados más eficientes.
  • Contagia a tu equipo: Un proceso de optimización empresarial involucra a todos los componentes de la empresa, por ello, es necesario que los colaboradores entiendan las razones e intención del porque se emprenderán ciertas acciones; abrir espacios de diálogo, consultar ideas e involucrarlos de forma activa en el proceso traerá mayor compromiso con la organización, agilizando la producción de resultados en beneficio de las nuevas políticas de optimización para la empresa.

¿Necesito una estructura organizacional desde el inicio?

Finalmente, es importante destacar que las medidas de ahorro cortoplacistas y austericidas como recortes de personal, sin los argumentos y análisis técnico adecuados, más allá de disminuir el gasto corriente, no son siempre las más rentables, y mucho menos productivas para la empresa. Las medidas de optimización más eficaces son las que son diseñadas para funcionar a mediano y largo plazo.

El Ecuador es un país lleno de oportunidades que puede gestar una inmensa corporación, partiendo de una distribuidora de barrio o una farmacia, sin embargo, demanda de forma constante a sus empresarios el manejo inteligente y estratégico de su negocio para que pueda florecer. Existen muchas formas de optimizar y fortalecer el negocio desde sus propias operaciones y relacionamiento, con miras a un crecimiento exponencial, con el liderazgo y visión  adecuados.

Sebastián Chiriboga

Contenido relacionado

Etiquetas:
Artículo anterior
Siguiente artículo

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *