Escribe para buscar

Criterios Emprendedores

Aprender a emprender

Compartir

Las tres cosas esenciales que tienes que saber hacer para aprender a emprender.

Foto: @RodnaeProductions – Pexels

¿Los emprendedores nacen o se hacen? Ambas. Pero la diferencia es que los primeros suelen ser muy pocos. Por eso si se quiere tener una empresa exitosa, hoy se necesita aprender a emprender. 

Resiliencia empresarial

Uno de los negocios más innovadores de México empezó por una publicidad de una llantera que, con un chispazo de creatividad, se convirtió en una idea brillante y después en una empresa exitosa.

Era 2011 y Andrés García Gasca era un estudiante de administración de empresas del Tec de Monterrey –aunque antes había pasado por  varias ingenierías– que estaba navegando en internet para encontrar algún tema de interés para realizar un proyecto escolar y aprobar la materia de emprendimiento. 

Siempre había estado interesado en temas de contaminación y este interés, junto con el anuncio de la llantera, hicieron la combinación perfecta. Pensó: ¡Voy a salvar el mundo! 

La idea trascendió el simple deseo de aprobar la materia de emprendimiento, y se convirtió en la idea que desarrollaría en las siguientes materias a lo largo de los años de carrera que le faltaban. 

La idea siguió desarrollándose, pero en ese mismo año, nació Trisol, una empresa que toma la idea de economía circular para reutilizar sus materiales y transformarlos en materia prima para la fabricación de varios productos, entre estos pisos de distintos usos, ya sea industriales, deportivos o decorativos.

Andrés es un empresario que ha sido entrevistado por muchos medios de comunicación y que ha hablado una y otra vez de un problema que nos aqueja sin apenas darnos cuenta: la contaminación que producen las llantas usadas. Este es el problema que buscó resolver y del que nació una empresa exitosa e innovadora como Trisol. 

Él es un ejemplo perfecto de una de las necesidades esenciales de todo emprendedor y que tiene que ver con esto último: debe convertirse en un solucionador de problemas. Es decir, que si quieres emprender, debes ser capaz de detectar aquellos retos que existen en el mundo –no solo en México– y desarrollar una solución en consecuencia. 

Ser un solucionador de problemas 

Los días en los que alguien que quería poner un negocio creaba un producto y luego salía al mercado a buscar quién lo quisiera quedaron atrás, porque esto era inefectivo, ya que muchos productos se quedaban sin mercado real para consumirlos. 

Cam Houser: el vídeo, herramienta clave para emprendedores

Hoy es necesario aprender a emprender de manera efectiva, y esto pasa por analizar el entorno y detectar un problema que sea lo suficientemente grande y relevante para emprender la búsqueda de una solución innovadora que busque darle fin. Y los emprendedores, para hacerlo bien, necesitan convertirse en solucionadores de problemas. 

En el caso de Andrés, el problema que las llantas usadas y su desecho produce en México fue lo suficientemente grande como para fundar una compañía con ese propósito. Y es que en México, se estima que hay más de 300 millones de llantas desechadas y 40 millones se tiran en cementerios o basureros clandestinos, según cifras de Firestone. Del total, apenas poco más de 10% forma parte del reciclaje de llantas, según esta misma fuente, aunque otras estimaciones sostienen que es mejos del 10%.  

El problema de las llantas que se convierten en desechos no solo tiene que ver con la contaminación del suelo y del agua que pueden generar, sino con que estas son perfectas para servir de combustible para encender hornos de cemento, con lo que su combustión se vuelve sumamente contaminante y nociva para la salud. 

“Trisol nace como un proyecto para atacar un problema de contaminación muy grave que en México ha causado malas consecuencias. Los principales problemas son la contaminación y la mala gestión de las llantas usadas. Nosotros buscamos convertir las llantas en un producto útil que realmente ayude a diferentes sectores, como escuelas, hospitales o la industria”, explica este empresario

Poseer los conocimientos necesarios sobre el problema a resolver

Para aumentar las posibilidades de éxito a la hora de crear un producto, es muy importante tener los conocimientos necesarios que te aseguren que esta idea puede ser exitosa en el mercado. Por eso es importante que aprendas a emprender y que te empapes de todo el conocimiento necesario para llevar adelante una idea de negocio.

Volviendo al ejemplo de Andrés, justamente así fue como nació Trisol: realizando una búsqueda y documentándose al respecto, y después llevando esa idea a un producto que tenía cabida en el mercado, es decir, que había alguien que estaba dispuesto a comprarlo. 

Pero antes de ser emprendedor y de desarrollar un producto, tienes que convertirte en el mejor investigador sobre el problema que ya detectaste. 

Debes conocer por qué ocurre, a quién afecta, cómo se desarrolla el problema, cómo se puede prevenir y cómo arreglarlo y resolverlo a partir de sus consecuencias. La brújula de innovación reside buena parte en la capacidad y la calidad de cuestionamientos que puedes generar sobre este problema y sus posibles soluciones. 

Si quieres desarrollar una solución innovadora al problema, necesitas invertir tiempo para comprenderlo. 

Ya sea a la hora de entender el problema, desarrollar la solución o de identificar el mercado –es decir, las personas que te comprarán–, el conocimiento que tengas es esencial para que puedas continuar adelante y desarrollar posteriormente un modelo de negocio que te permita ganar dinero y convertir tu solución en un producto o servicio que finalmente te permita fundar una empresa. 

Optimizar los recursos que tienes 

Cuando se busca crear un producto o servicio, comúnmente se tienen pocos recursos, y si quieres tener éxito, es muy importante que aprendas a aprovechar los que tienes disponibles hoy. 

Vivimos en una era en la que la tecnología nos ofrece maravillas y nos permite hacer mucho más con muy poco. Antes la barrera podría haber sido de acceso al conocimiento, pero hoy, gracias a la tecnología, la cual ha contribuido a cerrar brechas, el conocimiento está disponible ahí, a un solo clic de distancia. 

De acuerdo con Víctor Moctezuma, fundador de esta consultora internacional, iLab, la nueva generación de innovadores redefinirá las reglas con las que se construye y desarrolla la economía, pero para esa generación lo logre, requiere estar abierta asumir una actitud en la que la curiosidad la lleve a descubrir y a recopilar hechos y evidencias antes que opiniones, y que esto permita proponer respuestas empáticas y a aprender a partir de experimentos. 

Optimizar los recursos parte de aprovechar toda la información disponible de manera creativa para producir los mejores resultados. 

Te dejamos seis ideas para aprovechar los recursos que tienes puedas aprender a emprender: 

  • Lee mucho sobre el problema que quieres resolver, y si no tienes uno todavía, concéntrate en encontrar uno que merezca ser resuelto. 
  • Infórmate sobre conferencias, webinars, entrenamientos gratuitos y, en general, todos los recursos que puedan ayudarte a conocer cuáles son los pasos que tienes que seguir para fundar tu propia empresa. 
  • Habla con tu familia, amigos y conocidos sobre el proyecto que traes entre manos. Muchas veces aquella pieza faltante del rompecabezas está a una conversación de distancia. 
  • Únete a comunidades en redes sociales de personas que están en la misma situación que tú. Si ya tienes un problema a resolver, busca foros y lugares en los que puedas seguir aprendiendo sobre el problema y en los que puedas intercambiar opiniones al respecto. 
  • Investiga qué es lo que otras personas que ya han buscado resolver el mismo problema que tú han logrado. No se trata de copiar ideas, pero puede servir mucho para inspirarte. 
  • Si ya tienes una idea más detallada sobre cómo deberá ser tu producto o servicio y a quién irá dirigido, habla con tus potenciales clientes, hazles encuestas sobre cómo les gustaría usar o recibir ese producto. Todo te ayudará a conocer más a las personas a las que les vas a vender. 
  • Capacítate para ser empresario. Si sientes que tienes la idea pero que te falta darle forma, busca cursos, talleres y todas aquellas formaciones que te puedan ayudar a llenar todos los huecos de conocimiento que ahora tienes. Los emprendedores nacen, pero también se hacen, así que no temas aprender a emprender. 

Contenido relacionado

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *