Escribe para buscar

Criterios Cultura

4 cambios de mentalidad para perder grasa

Compartir
grasa

¿Perder peso o perder grasa? Te compartimos una guía para cambiar tu mentalidad y perder grasa.

grasa
Foto: @AndresAyrton – Pexels

Alguna vez te ha pasado que estás consumiendo comida rápida y al día siguiente estás en el gimnasio durante 2 horas sin comer nada más que pollo y brócoli.

Cambia tu objetivo: no pierdas peso, pierde grasa

La mayoría de personas que mantienen dietas muy estrictas y de pocas calorías tienden a perder grasa pero también masa muscular y densidad ósea, con la guía de un nutricionista podrás darte cuenta que el objetivo es que mientras el porcentaje de grasa baja, los porcentajes de masa magra y densidad ósea deben subir. Esta es una manera saludable de bajar de peso.

Loncheras saludables

No busques bajar 10 libras en 20 días, en su lugar, busca bajar de peso a un ritmo constante (alrededor de 0,5% a 1% del peso corporal por semana es bueno para la mayoría), mientras realizas entrenamiento de fuerza o sales a caminar para mantener y desarrollar tu masa muscular.

Concéntrate en seguir los principios en lugar de las ‘dietas’

Ya lo he comentado varias veces, las dietas no funcionan, lo que funciona es cambiar tu estilo de vida, empieza con cosas que te parezcan sencillas como aumentar la cantidad de agua que tomas o ponerle una taza de vegetales a tu comida diariamente, este tipo de cambios te permitirán mantenerte en el tiempo y recuerda que bajar de peso no es una carrera por quien llega primero, más bien gana el que más tiempo “aguanta”

El progreso rara vez es lineal

Cuando hablamos de cambiar tu estilo de vida sabemos que no todo será perfecto ni al inicio ni con el paso de los años, recuerda que para encontrar aquello que te funciona seguramente te encontraras con algunas cosas que no te funcionaron y, es más, lo que te funciona ahora puede ser que en un futuro ya no te funcione así que ármate de paciencia y recuerda que todo lleva su tiempo.

Los extremos están destinados al fracaso

Alguna vez te ha pasado que estás comiendo comida rápida y al día siguiente estás en el gimnasio durante 2 horas sin comer nada mas que pollo y brócoli. Nos ha pasado a muchos y por supuesto, esto no dura mucho y cuando este enfoque extremo inevitablemente falla, te hace sentir como si hubieras fallado, lo que tiene como efecto secundario que quieras rendirte.

¿Grasas buenas o malas? Todo lo que necesita saber

Entonces, en lugar de optar por el enfoque extremo, sería mucho mejor hacer cambios más moderados en su estilo de vida. Ir al gimnasio dos veces por semana todas las semanas durante un año te dará mejores resultados que ir todos los días durante quince días y luego no volver a hacerlo. 

Lo mismo ocurre con la nutrición, hacer ajustes en las comidas que disfrutas será mucho más exitoso que probar una dieta súper restrictiva a la que renuncias después de dos semanas.

Contenido relacionado

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *