Escribe para buscar

Criterios Tendencias

El éxito, la cima y el deporte

Compartir

¿Cómo administrar el éxito cuando se llega de manera prematura a la cima del deporte?

Foto: @RodnaeProductions – Pexels

El éxito es un concepto subjetivo que depende del criterio de cada persona o deportista, se podría considerar como éxito alcanzar nuevas habilidades, romper récords o ganar carreras y campeonatos. El talento y los objetivos son factores influyentes para obtener el éxito, las cualidades permiten alcanzar logros locales o regionales dando la mejor versión, pero cuando se trata de conseguir un reconocimiento de talla mundial, llegar a la cima conlleva alcanzar un trofeo de esa envergadura.

El éxito

El director del Máster en Coaching y Psicología Deportiva de UNIR, Juan Carlos Álvarez Campillo, comenta “como en todas las victorias, llegar a la cima del éxito deriva en distintas emociones que van en función de la personalidad de cada deportista, ya sea euforia, éxtasis, excitación, alivio, gran satisfacción, gozo, felicidad, etc. Sin embargo, es normal que no perduren en el tiempo por la presión que tiene el deportista de élite por mantener ese nivel alcanzado y pensar en la siguiente competencia”.

Una vez alcanzada la meta máxima, es difícil mantener el nivel o la motivación que desde un principio impulsó a un atleta a conseguirla. Sin embargo, hay componentes que incentivan a perseguir más objetivos como: imaginar y visualizar más éxitos que estimulen a un deportista a continuar, de manera regular, demostrando el talento, probando que la victoria se puede volver a obtener y manteniendo el prestigio e imagen pública para no defraudar, aconseja Juan Carlos Álvarez Campillo.

Cuando llega prematuro

Cuando el éxito se alcanza de manera temprana puede desencadenar dos situaciones: el atleta puede asimilarlo de una buena forma o el éxito le puede desbordar, en este punto, el papel de su equipo y familia es importante para ayudarlo a gestionar lo que está sucediendo. Es fundamental conseguir asesoramiento por parte de profesionales competentes en los campos o disciplinas en donde más se necesite ayuda para manejar lo que conlleva el éxito, como la psicología o el marketing.

Para seguir impulsando la carrera de un deportista, una vez que se considera haber logrado la cima del éxito o posteriormente de una gran victoria, queda un camino, el cual es el trabajo duro y bien hecho. La constante preparación es esencial para no disminuir el nivel y mejorar el rendimiento, tomando en cuenta que los rivales siempre tratarán de vencerlo.

El estancamiento después de un logro suele suceder debido a varios factores; haber alcanzado el éxito como resultado de un máximo rendimiento a un nivel que la competencia aún no llegaba. A veces también depende del estado físico, de la dedicación y constancia. Otra de las causas es la falta de motivación o tiempo. Para evitar esta paralización, Juan Carlos Álvarez Campillo recomienda desarrollar al máximo la confianza, la concentración, mantener o aumentar el esfuerzo para no quedarse en un mismo lugar.

Una pincelada al éxito

Cabe mencionar que, sin humildad ni trabajo duro, el éxito no perdura, pues hay más rivales o deportistas que, igualmente, viven día a día con motivación y ganas de triunfar, por lo que se debe recordar el logro alcanzado y seguir trabajando con él para mantenerlo.

Contenido sugerido

Etiquetas:
Artículo anterior
Siguiente artículo

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *