Escribe para buscar

Criterios La Cámara

Estrategia: Emprender en la industria

Compartir

Hace 6 años Mónica Arteaga emprendió Estrategia, empresa enfocada en otorgar conocimiento y asesorías para garantizar la calidad y seguridad de los productos alimenticios, químicos, farmacéuticos y cosméticos.

Foto: Gianna Benalcázar – CCQ

Garantizar la calidad y seguridad de los productos que se generan en las fábricas y empresas es una tarea que requiere de capacitación y actualización constante, pero también de responsabilidad. En Ecuador, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), es el organismo encargado de controlar y verificar que los productos de uso y consumo humano estén en óptimas condiciones higiénico-sanitarias, mediante la obtención de permisos y notificaciones sanitarias.

Thunderbird impulsa la educación global, gratuita y en línea

El conocimiento es un factor clave para que fabricantes y consumidores puedan garantizar y exigir la calidad de los productos, ya sean alimenticios, farmacéuticos, cosméticos u otros. Motivada por el objetivo de llevar conocimientos de inocuidad no solo a los empresarios y productores, sino también a los consumidores, Mónica Arteaga emprendió en el 2016 la empresa Estrategia que brinda consultoría en gestión alimentaria y empresarial.

Generar conocimiento

El interés por otorgar sus conocimientos y aportar a las diferentes industrias llevó a Mónica a aliarse con un equipo de técnicos profesionales en diferentes ramas: ingeniería en alimentos, agroindustriales, químicos, bioquímicos, farmacéuticos, abogados, contadores, etc. La idea fue brindar un servicio integral para que sus clientes se sientan seguros. “Todo nació porque siempre quisimos comunicar temas de inocuidad a los consumidores y a las industrias. Cuando uno trabaja en una sola empresa es muy difícil contemplar esta filosofía más allá de la industria en la que trabajas” dijo.

Estrategia empezó enfocada en la industria alimentaria, pero, debido a la demanda de sus clientes, amplió sus servicios para la industria farmacéutica, cosmética y química. Cuenta con 12 servicios en temas de asuntos regulatorios para la industria, microempresas y emprendedores; desarrollo de nuevos productos, representación técnica anual, control de calidad outsourcing, capacitaciones y cursos para las industrias en modalidad presencial o virtual.

Corresponsabilidad

Una certificación garantiza la calidad del producto que las empresas están elaborando. Para llegar a la certificación se necesitan sistemas de gestión bien implementados y es ahí donde Estrategia actúa para crear un sistema que sea viable para la organización.

Iniciativa global y gratuita para educar a 100 millones de estudiantes

Los diferentes productos que se consumen en el día a día, como alimentos, medicamentos o cosméticos, deben estar registrados y regulados para evitar enfermedades. Esto es parte de la denominada Seguridad Alimentaria. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la seguridad alimentaria existe cuando todas las personas, en todo momento, tienen acceso físico y económico a suficiente alimento, seguro y nutritivo, para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias, con el objeto de llevar una vida activa y sana”.

Una alimentación segura, nutritiva y de calidad es un tema de responsabilidad en ambos sentidos, tanto del fabricante como del consumidor. Ximena Bustos, administradora de Papas fritas La Sabrosa y cliente de Estrategia, destacó “las empresas y fábricas somos responsables del tipo de producto que estamos ofreciendo al mercado. Por eso nosotros hemos decidido certificarnos como BPM y asegurarles a nuestros consumidores que nuestro producto es seguro y que no les hará daño”.

El consumidor puede preferir productos de baja calidad, tal vez debido a su bajo costo, pero estos pueden afectar a su salud. “Nos enfocamos en temas de vinculación con la colectividad, porque hemos entendido que no podemos trabajar solo con el industrial si el consumidor es el que muchas veces no quiere pagar por un producto con un costo un poco más elevado por los niveles de calidad que mantiene” dijo Mónica. 

Estrategia realiza 3 llamados anuales para asesorar a emprendedores que están enfocados en comunidades, personas que tienen escasos recursos o grupos vulnerables.  En estas oportunidades brindan capacitaciones para aprender a manejar productos, producir sus alimentos de forma legal, además de dar seguimiento a notificaciones sanitarias y un acompañamiento para llegar a las certificaciones. En su página de YouTube las personas pueden encontrar capacitaciones gratuitas en estos temas.

Resiliencia

A lo largo de estos 6 años Mónica y su equipo tuvieron que enfrentar varios retos como la derogatoria de la obligatoriedad de certificación BPM, uno de sus servicios más vendidos, y la aprobación de las notificaciones sanitarias simplificadas, en las que ya no era necesario un técnico que realice el proceso. Sin embargo, uno de los retos que estuvo a punto de llevar al cierre a su empresa fue la pandemia.

Talento joven para las empresas

La paralización de las diferentes industrias en la pandemia significó un recorte de gastos y el tema de consultoría dejo de ser una prioridad. “Nos quedamos en el aire”, mencionó Mónica. Fue en ese período donde comprobaron su motivación para continuar y tomaron la decisión de ayudar a la población con el conocimiento que tenían. Levantaron la primera guía práctica para protocolos de bioseguridad y la difundieron de forma gratuita en redes sociales y a nivel de varios gobiernos; además, brindaron capacitaciones gratuitas que tuvieron audiencia desde España, Canadá y Cuba.  “Queríamos generar calma porque no se sabía si el virus podría transmitirse en los alimentos o cómo se desinfectaba, por eso existían accidentes al combinar ciertos productos químicos”

Mónica tenía la certeza de que estaban haciendo algo bueno y que, en algún momento, eso iba a retornar. “Al final, la pandemia fue algo que nos nutrió para poder crecer y llegar a ser lo que ahora somos” manifestó.

Proyección

La pandemia se convirtió en un reto que aceleró el crecimiento de Estrategia, pues empezaron a pedir sus asesorías desde otros países. La visión de Mónica es que la empresa se instaure en las distintas provincias del país mediante sus técnicos; abrirse campo y hacerse conocer.

En este año, para aportar a su proyección, Mónica ha tenido la oportunidad de capacitarse en el proyecto WE3A, al ser una de las participantes seleccionadas para el componente Acelerar, que busca introducir negocios liderados por mujeres en cadenas de valor de otras empresas. “Es un proyecto hermoso que me ha ayudado a crear más ideas y materializarlas. Me ha aportado en temas de innovación, planificación y a generar estrategias para hacer una reestructuración y así habilitar más plazas de trabajo” mencionó.

El llamado a las mujeres emprendedoras que Mónica resalta es a abrir la primera puerta para que las demás puedas ingresar, que exista apoyo de unas a otras. “Yo soy joven y soy mujer. Entrar a la industria fue complicado, pero es algo que uno tiene que ganarse a pulso para demostrar que tienes el conocimiento completo y que si puede”.

Contenido sugerido

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *