Escribe para buscar

Criterios La Cámara Mujeres

Emprender a contracorriente en un mundo digital

Compartir
Gráfico

La innovación y constante capacitación han permitido que el emprendimiento de Paola Ortíz siga en pie frente a los avances digitales del sector gráfico en el Ecuador.

Gráfico

La innovación es un concepto constante a la hora de hablar de negocios. Los diferentes sectores comerciales coinciden en que la pandemia significó un acelerador en la implementación de los procesos digitales que venían dándose en el país. Para la industria gráfica, este giro se centró en la especialización, innovación de procesos y personalización del servicio.

Emprender, un reto para cuidar el medioambiente

La adaptación a las nuevas exigencias de esta industria es lo que ha permitido que Paola Ortíz mantenga su emprendimiento por 32 años, a pesar de haber atravesado dos grandes desafíos como la dolarización en 1999 y la pandemia en el 2020.

Gráficas Paola empezó como una papelería. Al pasar el tiempo, Paola y su esposo compraron una máquina tipográfica en un remate y, a pesar de que les iba bien, empezaron a vender suministros de oficina. Luego, sus clientes preguntaban qué más podía ofrecerles y empezó a imprimir tarjetas de presentación en alto relieve, después, formularios y así inició su imprenta.

Sector transversal

La industria gráfica del Ecuador envuelve a todas las empresas, microempresas y talleres dedicados a actividades de edición, impresión y reproducción de grabaciones ya sea en tela, papel, plásticos, etc. Algunos aportes de este sector son los empaques, cajas, libros, etiquetas y materiales promocionales; es decir, esta industria es una parte esencial de los productos y servicios que genera el país.

La transversalidad de esta industria es un factor que la vuelve indispensable, pero que también la ubica como una de las más afectadas cuando la economía del país se ve golpeada. En los últimos dos años, la Asociación de Industriales Gráficos del Ecuador pasó de tener 150 afiliados a contar con 79. Karina Chávez, su directora ejecutiva destaca que la industria sufrió una disminución de por lo menos el 30% de sus negocios. Las empresas y microempresas de este sector tuvieron que dar un salto a la impresión digital y a la flexografía para sobrevivir.

En el confinamiento, Gráficas Paola no dejó de trabajar. “Hay gente que confía en nosotros y como sabían que vivimos en la misma casa donde se ubica la imprenta, nos llamaban para que imprimiéramos etiquetas de medicamentos y alimentos”, mencionó Paola.

Un emprendimiento incipiente que aporta a la salud

Mientras dos trabajadores, que se hospedaban en el hotel de lunes a viernes, avanzaban con los pedidos, Paola y su esposo se ocupaban de la limpieza y mantenimiento de la imprenta. En 6 meses estuvieron con toda la planta en operación, a puerta cerrada. Sus trabajadores eran retirados y dejados en sus casas durante ese tiempo y nadie se contagió. “Es una satisfacción decir: seguimos aquí”.

Entérate sobre los nuevos nichos de mercado en la industria gráfica:

Al ser un sector constitutivo, Paola tiene en claro las repercusiones que se darían al cerrar las puertas de su imprenta. “Somos alrededor de 300 familias, entre nuestros socios estratégicos, empresas, clientes y colaboradores, que se verían afectadas”.

En el año 2020, según la Corporación Financiera Nacional, las actividades de impresión registraron pérdida, siendo inferior en más del 100% a lo reportado en el 2019. “Desde marzo del 2020 hubo un shock de seis meses que no terminábamos de entender”, comentó Paola.

Los retos actuales de la industria gráfica tienen que ver con la facturación electrónica obligatoria anunciada en Ecuador. La demanda de este sector es que la misma se mantenga hasta los USD 300.000, ya que no todas las personas tienen la misma ventaja de contar con un computador o de sacar una firma digital; existen factores sociales, culturales y económicos que deben analizarse. Por otra parte, la liquidez de las empresas en la industria gráfica es otro de sus desafíos. Debido al costo elevado de la maquinaria, muchos negocios se quedaron en la quiebra; por eso, desde las agremiaciones de este sector mencionan que se necesita el apoyo del gobierno para reanimar su economía.

Giro: Oportunidades para el sector gráfico

La nueva tendencia dentro de este sector se ha centrado en la publicidad y la comunicación digital. Según Karina Chávez, los productos más demandados durante la pandemia fueron los empaques. Ahora, la dinámica de la industria abrió paso a nuevos emprendedores que imprimen en menor cantidad y en menor tiempo; las máquinas digitales han dinamizado los procesos y han permitido que los productos sean personalizados.

En este sentido, Paola destacó los procesos que ha desarrollado de acuerdo a las exigencias de sus clientes. Gráficas Paola mantiene la trazabilidad, es decir, tiene en cuenta cada uno de los procesos que interfieren para elaborar los productos, desde la adquisición de materias primas, las partes y recursos de la maquinaria, con que tecnología y materiales se imprime, la distribución y el desecho responsable de los residuos generados. Así también, su imprenta se adhiere a la norma ISO 9000 para la implementación de sistemas de control y gestión de calidad.

“El periodismo va de la mano con la ayuda social y eso fue lo que me encantó de esta carrera”

Antes, la industria gráfica era considerada una industria altamente contaminante; sin embargo, la implementación de un mayor control en sus procesos le ha permitido evolucionar de acuerdo a las exigencias de sostenibilidad ambiental, tan demandadas actualmente. Por ejemplo, la certificación FSC de Cadena de Custodia comprueba y verifica la trazabilidad de los productos provenientes de bosques certificados FSC en toda la cadena, hasta llegar al consumidor. De esta manera, las empresas pueden garantizar a sus clientes que sus productos se realizan con una gestión forestal responsable.

Aprendizaje y perseverancia

Gráficas Paola cuentan ahora con 14 personas: ocho hombres y seis mujeres. El aprendizaje ha sido un elemento clave para que el negocio se mantenga. Paola destaca el aporte que el proyecto WE3A ha tenido para ella, ya que, con las capacitaciones de la plataforma DreamBuilder, terminó de entender las estrategias de mercado, la planificación y administración del negocio y cómo presentarse con su logotipo. De igual manera, menciona que en las reuniones sincrónicas del proyecto le han servido para plasmar el conocimiento en ejemplos concretos y para aprender de las demás. 

La meta que Paola se ha planteado es llegar a tener una imprenta ecológica y está caminando hacia ese objetivo. Paola lleva datos de responsabilidad social, así como de prácticas ambientales: ahorro de energía, de agua potable, el uso del papel, etc. En el año 2021, Gráficas Paola fue reconocida por CERES como empresa socialmente responsable. “La visión es lograr la satisfacción del cliente en todos los procesos, adaptarme a trabajar con redes sociales y con todo lo nuevo que venga”, dice Paola.

“Si evitas ser mediocre, lograrás tener satisfacciones y alcanzar metas”

La Asociación de Industriales Gráficos de Pichincha organizó en Quito la VIII Feria Internacional de la Industria Gráfica, del 22 al 25 de septiembre. Este evento presentó el nuevo giro del sector para convertirlo en un pilar fundamental de negocios digitales y emprendimientos basados en e-commerce. Karina Chávez, directora ejecutiva de la AIG a nivel nacional, mencionó que esta feria sirvió para dinamizar nuevamente la industria y que, debido a su acogida, planean realizarla cada año y ya no cada dos. “El 98% de los participantes en la feria obtuvieron resultados satisfactorios”.

Contenido sugerido

Etiquetas:
Artículo anterior

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *