Escribe para buscar

Contexto Noticias

La demanda interna ayudó al crecimiento económico en el 2021

Compartir

La tasa de crecimiento del país fue superior a la esperada. Conozca por qué sucedió esto.

Foto: @Jcomp – Freepik

El Banco Central reveló cifras del Producto Interno Bruto (PIB) para el tercer trimestre del año 2021 que muestran una tasa de crecimiento superior a la esperada inicialmente por analistas locales.

El crecimiento observado en el gasto de los hogares, el gasto del gobierno y la inversión fueron parcialmente compensados por una contribución negativa de las exportaciones netas, con las importaciones creciendo a una tasa muy superior a las exportaciones. Si bien todo esto puede apuntar a mayores tasas de crecimiento en el 2021, las perspectivas de crecimiento para el año 2022 son ahora menores a causa de un sector externo mucho más débil.

El reporte de cuentas nacionales emitido por el BCE muestra que la economía ecuatoriana creció 5,6% en el tercer trimestre del año 2021 medido en términos anuales, con una expansión anual acumulada del 4,4% durante los primeros nueve meses del año anterior. Cifras mensuales para el cuarto trimestre, incluyendo la recaudación tributaria, que sugieren que la economía efectivamente tuvo una recuperación más rápida de la esperada inicialmente, y que seguramente pudo ser mayor si no hubiesen ocurrido los problemas en el sector petrolero el pasado diciembre.

Desde el lado de la demanda, llama la atención el crecimiento del 11% anual observado en el gasto de los hogares durante el tercer trimestre, lo que sumado a un crecimiento anual del 14,8% en el trimestre precedente auguran una expansión cercana a dos dígitos para el 2021, un año con una tímida mejora en el mercado laboral, pero con sólida recuperación de la confianza de los consumidores.

La inversión también tuvo un mejor desempeño, con tasa de crecimiento anual cercana al 8% por segundo trimestre consecutivo luego de 10 trimestres previos con contracciones anuales. El gasto del gobierno creció 3,3% anual, lo que muestra cierto espacio adicional obtenido por el gobierno luego de la renegociación del Programa de Facilidad Extendida con el Fondo Monetario Internacional en septiembre 2021.

El sector externo muestra nuevamente cierta fragilidad, causado por una ligera contracción anual en las exportaciones en el tercer trimestre del 2021 y una tasa de crecimiento de las importaciones que superó el 22% en términos anuales. De hecho, el mal desempeño del sector externo impidió al país que alcance tasas de crecimiento del PIB mucho mayores.

Una situación similar se espera para el cuarto trimestre del 2021 por la reducción de las exportaciones petroleras y un aumento de las importaciones de derivados de petróleo. Más pronto que tarde veremos que los superávits de cuenta corriente observados desde 2019 se transforman en déficits crecientes que se deberán financiar.

  • El autor es Decano de la Escuela de Negocios de la UDLA.
Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *