CARGANDO

Escribe para buscar

Contexto Noticias

Unicef lanza un SOS por los niños y adolescentes del Ecuador

Compartir

Falta de educación, desnutrición, pobreza… Los niños ecuatorianos requieren de una urgente atención estatal y del sector privado, dice el organismo internacional.

Foto: Flickr Unicef Ecuador

Unicef lanzó una alerta sobre las repercusiones de la pandemia a largo plazo en la vida de toda una generación de niños, niñas y adolescentes en el mundo. Esta fue a propósito del Día Mundial de los Niños.

La pandemia del nuevo coronavirus ha provocado que la condiciones de los menores empeoren. Unicef sostiene que las interrupciones en los servicios básicos y el aumento de la pobreza representan la mayor amenaza para este grupo vulnerable. Cuanto más tiempo persista la crisis, asegura el organismo internacional, más profundas serán sus consecuencias sobre la educación, la salud, la nutrición y el bienestar de los niños 

De hecho, informó de las cifras de la afectación en Ecuador. El panorama del país es algo que sobrecoge. Unicef indica que:

  • El cierre de las escuelas sigue afectando a 4,5 millones de niños, niñas y adolescentes. 
  • Según una encuesta en línea realizada por UNICEF a estudiantes de 10 a 19 años, el 61,2% considera que están aprendiendo menos desde el cierre de las escuelas. 
  • Antes de la pandemia, 1 de cada 4 niñas y niños menores de 5 años (23%) sufrían desnutrición crónica en Ecuador. La emergencia sanitaria puede agravar esta situación debido al impacto en la demanda y la oferta de servicios de salud y nutrición. 
  • Por falta de ingresos, los hogares en situación de extrema pobreza apenas pueden cubrir el 29% del costo de la canasta básica y 2,3 millones de personas podrían enfrentar inseguridad alimentaria. 
  • 150 000 hogares no tienen una instalación para el lavado de manos con agua y jabón y 350 000 disponen de lavamanos, pero no cuentan con agua o jabón4. 
  • Unicef estima que 3,1 millones de niños, niñas y adolescentes caerán en pobreza multidimensional al término de este año y sufrirán una o más privaciones en educación, salud, alimentación, vivienda, trabajo y seguridad social por los efectos de la pandemia. 
  • Antes de la emergencia, en Ecuador, el 65% de los casos de abuso sexual fueron cometidos por familiares o personas cercanas a las víctimas y 3 de cada 10 niños, niñas y adolescentes recibían golpes como medida disciplinaria en sus hogares. Esta situación pudo haberse agravado debido a que las tensiones durante el confinamiento pueden devenir en malos tratos contra las personas más vulnerables del hogar: los niños, niñas y adolescentes. 

Por estas cifras, el organismo nacional hizo un llamado al gobierno, al sector privado, a las organizaciones sociales y a la ciudadanía para que tomen las siguientes medidas: 

  1. Velar por que todos los niños y niñas puedan aprender, reducir la brecha digital y hacer lo posible para volver pronto a clases presenciales en condiciones óptimas de seguridad. 
  2. Priorizar y preservar la continuidad de los servicios esenciales de salud y nutrición, incluyendo una vacunación oportuna y completa. 
  3. Apoyar y proteger la salud mental de los niños, niñas y adolescentes y poner fin al abuso, la violencia basada en género y el abandono. 
  4. Ampliar el acceso a agua potable, saneamiento e higiene, y luchar contra la degradación del medio ambiente y el cambio climático. 
  5. Impedir el aumento de la pobreza infantil y promover una recuperación inclusiva. Para mitigar los efectos inmediatos, es necesario asegurar mecanismos de protección social sensibles a la niñez y adolescencia. 
  6. Redoblar los esfuerzos dirigidos a proteger y apoyar a los niños y a las familias que viven en situaciones de conflicto, desastre y desplazamiento.
Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *