CARGANDO

Escribe para buscar

Contexto Lo Destacado Noticias

Un estudio revela que los trabajadores informales atraviesan durísimos momentos por la pandemia

Compartir

Grupo Faro presentó un estudio que revela los detalles de la situación de los autónomos. Ganan menos, trabajan más, quieren un empleo estable…

Fotos: Gianna Benalcázar _ CCQ

Un estudio del Grupo Faro revela datos importantes sobre la situación de los trabajadores informales en el Ecuador. Las encuestas fueron realizadas a 402 trabajadores, de entre 18 y 60 años de edad del sector informal en Quito.

El informe recoge factores como el nivel de educación, los ingresos y sus aspiraciones laborales. Las muestras fueron tomadas de los sectores norte, centro y sur de la capital. Los resultados fueron presentados el día el dos de diciembre, y los datos fueron tomados hasta septiembre de este año.

Según la OIT, la tasa de informalidad es del 53% para América Latina y el Caribe, esto quiere decir que, cerca de 140 millones de trabajadores están en estas condiciones.

En el Ecuador el 42% de las personas que trabajan en el sector informal finalizaron sus estudios secundarios. El 16% cuenta con estudios superiores, un 19% con la secundaria incompleta, y cerca del 1% tienen postgrado.

Según el estudio de Grupo Faro, el promedio del ingreso mensual del trabajador informal antes de la pandemia era de USD 250, y en horas de trabajo alcanzaba las 47 horas a la semana. Sin embargo, después de la pandemia esta cifra se redujo hasta los USD 145 y las horas laboradas se incrementaron a una mediana de 51 horas semanales. El estudio concluye que el ingreso mensual de la familia de un comerciante informal es de apenas USD 300. Menos de la mitad del precio de la canasta básica (USD 716). No obstante, a partir de la emergencia, el promedio de horas de trabajo semanales aumentó, pero el ingreso se redujo.

Es evidente sugerir que los limitados ingresos afectan a la forma de vida y desarrollo de los habitantes, y trabajadores informales, ellos mismos no gozan de seguros y beneficios laborales.

Casi la totalidad de encuestados menciona que no accede al bono de desarrollo humano, y solo el 5% accedió al bono de protección familiar durante la emergencia.

El 49% de los trabajadores informales laboraron como asalariados previamente en la formalidad, de este porcentaje la gran mayoría pertenecía al sector público.

El 22% de los trabajadores llevan menos de un año en la informalidad, un 30% más ha estado hasta 3 años.

En su publicación ‘Una mirada al empleo informal en Quito’, Grupo Faro afirma que para septiembre de este año, solo el 32% de la población económicamente activa tenía un empleo adecuado, y se observa un aumento progresivo del subempleo desde el año 2014.

Acerca de la percepción de los encuestados sobre su situación laboral, el 84% de ellos afirma que si tuviera la oportunidad desearía cambiar a un empleo formal, es decir con un salario básico más bonificaciones de ley y seguro social.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *