Escribe para buscar

Contexto Sub Portada

El Gobierno decide aplazar la reforma laboral y abre el diálogo para lograr un consenso previo

Compartir

El presidente Guillermo Lasso decidió no enviar el proyecto de reforma laboral, tal como estaba previsto. Hay propuestas desde la sociedad civil que están listas para aportar a la iniciativa.

Foto: Gianna Benalcázar – CCQ

Luego del triunfo político del Gobierno Nacional al pasar, sin cambios, la reforma tributaria que propuso a la Asamblea, se esperaba la segunda parte: la reforma laboral. 

Sin embargo, el presidente Guillermo Lasso reveló ayer, en una entrevista con las radios Democracia y Sucesos, que no enviará el proyecto de reforma laboral a la Asamblea Nacional. Ese debía ser el segundo proyecto de tres que hacían parte del proyecto Creando Oportunidades. El tercero es la reforma para inversiones.  

El Presidente Lasso dijo que abrirá un debate nacional antes de enviar el proyecto de reforma al Poder Legislativo. La discusión durará de 90 a 120 días, es decir, la reforma laboral, consensuada, pudiera ingresar a la Asamblea en junio del próximo año.  

Guillermo Lasso señaló que su plan, en un principio, se mantiene en crear una nueva ley y no tocar el actual Código Laboral. El objetivo es que el 70% de ecuatorianos que no tienen empleo tengan la oportunidad de acceder a una plaza, dijo el Presidente.

El proyecto se presentará a la sociedad civil, gremios empresariales, sindicatos y la academia en enero. 

Foto: Bolivar Parra – Flickr Presidencia de la República

“Quiero ser optimista pensando que la sociedad civil marcará la línea de la Asamblea, no se puede actuar con impavidez con quienes no tienen empleo”, dijo el Presidente sobre el papel de la Asamblea.

El Consenso por el Empleo ya tiene listas 12 propuestas 

La Cámara de Comercio de Quito ejecutó el Consenso por el Empleo. Esta iniciativa de diálogo, con metodología probada, acordó 12 propuestas. 

Estas salieron de seis mesas de trabajo en las cuales participaron más de 100 grupos de ciudadanos y organizaciones representativas de jóvenes, mujeres, sindicatos, empleadores, entre otros grupos relevantes. Incluso participó el Gobierno, la primera dama María de Lourdes Alcivar, y el ministro de Trabajo, Patricio Donoso. 

Los encuentros fueron en Quito, Guayaquil y Cuenca, en agosto pasado.

Las 12 propuestas, que están listas, y que son un aporte en esta nueva etapa que inaugura el Presidente Lasso, son:

  1. Seguridad jurídica para nuevas modalidades contractuales: Brindar seguridad jurídica para la contratación, al establecer las modalidades y tipos contractuales y ponerlos de forma expresa en el Código de Trabajo.
  2. Empleo juvenil: Se propone que, hasta los 29 años de edad, el contrato sea menos rígido para las partes con el pago únicamente de una bonificación por desahucio. Esta forma de contrato de plazo fijo para este trabajador le permite más facilidad para acceder a un trabajo pese a su falta de experiencia. Adicionalmente, se propone la necesidad de que la capacitación sea un elemento esencial a esta modalidad contractual.
  3. Empleo para las personas mayores a 45 años y próximas a jubilarse: Se propone que para las personas sin empleo y que superen los 45 años de edad, se establezca la posibilidad de que se les contrate, a plazo fijo, por el tiempo necesario para que estas logren acceder al beneficio de la jubilación ordinaria o reducida.
  4. Contrato de emprendimiento: El Ecuador se encuentra en un momento económico donde debe ampliar su mercado de trabajo, a través de potenciar el emprendimiento y la inversión en nuevas iniciativas. Para ello es necesario que se genere una modalidad que permita que el riesgo y los costos por el fracaso (que tiene alto riesgo) sea menor y de esa forma permita generar empleo.
  5. Incentivos para la equidad y diversidad de género: Fomentar que los principios y finalidades del proyecto de Ley para Impulsar el Trabajo de la Mujer, Igualdad de Oportunidades y la Economía Violeta, sean aplicados, en especial aquellos que recogen lo siguiente:
    Igualdad de trato entre mujeres y hombres:  ausencia de toda discriminación, directa o indirecta, por razón de sexo, y especialmente, las derivadas de la maternidad, la asunción de obligaciones familiares y el estado civil.
    Igualdad de oportunidades en el acceso al empleo, en  la formación  y  en  la  promoción  profesionales,  y  en  las  condiciones  de  trabajo: aplicable  en el ámbito  del empleo  privado y en el del empleo público.
    Integración del principio de igualdad en la interpretación y aplicación de las normas: se integrará y observará en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas.
    Obligaciones del Estado: El Estado, a través de sus organismos y entidades gubernamentales, tiene la obligación de promover, proteger, garantizar y respetar  los derechos    de  las mujeres, mediante la  adopción  de medidas  de  cualquier índole que  sean  necesarias,  oportunas y  adecuadas.
    Licencias Compartidas: Establecer licencias compartidas entre la madre y el padre, para el cuidado de los hijos, y de esta forma evitar la desigualdad.
  6. Eliminación de recargos al contrato eventual: Actualmente la contratación de trabajo eventual establece un recargo que constituye, más que un beneficio, una barrera de entrada y, además, se puede considerar inequitativo con el resto de trabajadores que, por el mismo trabajo, reciben menor remuneración. Además, dicho recargo no se ajusta a lo previsto por el artículo 326, numeral 4 de la Constitución; por lo tanto, se propone eliminar esta barrera, para permitir que se generen nuevos empleos a través del Contrato Eventual.
  7. Jornadas y horarios de trabajo adaptables: Se busca permitir que las jornadas y horarios de trabajo, se modernicen y adapten a las necesidades de las empresas de diversos sectores productivos, así como a los trabajadores de las mismas. Con el fin de conseguir optimización en la distribución de las horas de forma que se adapte a las necesidades del sector, de la empresa y del trabajador. Respetando las 40 horas semanales, permitir que estas se distribuyan en jornadas no mayores a 12 horas diarias. Asimismo, se busca que el impulsar trabajo en fin de semana y feriados para contratar trabajadores que no tengan empleo para que cumplan una jornada ordinaria de hasta doce horas en sábados, domingos y feriados, que se pagarían como horas sin recargo. Creando así una fuente directa de nuevos empleos
  8. Revisión de la figura del Visto Bueno: Los procedimientos de Visto Bueno se han convertido en un trámite desgastante e inútil. Los empleadores gastan recursos para conseguir la autorización del inspector de terminar la relación de trabajo. Sin embargo, esta siempre puede ser impugnada y si un juez la acepta, se entiende que hubo un despido intempestivo. Por ello no sólo es un trámite ineficiente, sino que en la práctica también es un foco de inseguridad jurídica.
  9. Jubilación Patronal: Es necesario reemplazar la jubilación patronal por un esquema diferenciado que elimine este desincentivo a la estabilidad de los trabajadores. Esto con el reemplazo de la Jubilación Patronal por un Fondo de Ahorro Individual, que incorpore: Un Fondo de Reserva Capitalizado y el incremento de Aporte Patronal Capitalizado (porcentaje se debe establecer, a través de estudio actuarial)
  10. Formación: Impulsar políticas públicas encaminadas a fortalecer la oferta educativa de formación y capacitación técnica, con la recuperación del aporte que hacen los empleadores del 0,5% que bordea los USD 80 millones anualmente, cuya administración y gestión involucre al sector privado y la academia, para el enfocada principalmente en los siguientes aspectos: Educación dual considerarla parte de la experiencia laboral; Formación técnica continua y profesional bajo planificación en torno a la demanda del sector privado; Oferta educativa basada en competencias y necesidades que tiene el mercado laboral ecuatoriano; Reformar los programas de pasantías; Impulsar oficios técnicos, que no sean vistos como menos relevantes frente a los universitarios.
  11. Eficiencia en el Procedimiento del Paro Patronal: Mejorar el procedimiento para que permita que se aplique esta figura en beneficio de conservar empresas y los empleos que estas generan, y, que por causas justificadas se encuentren imposibilitadas de forma temporal de realizar actividades. Esta figura legal no ha sido una opción operativa porque su norma procesal no se ha actualizado, y por lo mismo, no es posible culminar el trámite con una sentencia con la urgencia que una situación como la derivada de la pandemia del COVID-19 lo requería.
  12. Recuperar el Trabajo por horas: Eliminar esta prohibición de la Constitución, a través de una consulta popular aclarando que esta no afecta los derechos de las personas trabajadoras, y que se regule la misma para que se cumpla esta garantía. Realizar una enmienda al artículo 327 de la Constitución, a través del procedimiento de Referéndum, establecido en la propia Carta Magna en su artículo 441. 
Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *